• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Las carencias de formación docente afectan la calidad del bachillerato

En la Universidad Pedagógica Experimental Libertador, de donde egresa una importante proporción de docentes del país, los estudiantes de cualquiera de las 29 especialidades en el área presentan deficiencias en habilidades verbales y numéricas | Foto: Jean Pierre Sánchez

En la Universidad Pedagógica Experimental Libertador, de donde egresa una importante proporción de docentes del país, los estudiantes de cualquiera de las 29 especialidades en el área presentan deficiencias en habilidades verbales y numéricas | Foto: Jean Pierre Sánchez

Debido a la falta de especialistas, maestros de educación integral dictan materias científicas sin preparación

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hoy la educación media se reincorpora a las aulas con un panorama poco alentador en materia de calidad, por la heterogénea preparación y el déficit de docentes en varias asignaturas fundamentales.

La depreciación de la carrera docente, que sigue siendo una de las peor remuneradas, hace poco atractiva la opción de estudiarla en las universidades, lo que ha obligado a disminuir las exigencias de ingreso.

Muchos de los que solicitan cursar Educación son bachilleres con promedios bajos, pues no tienen el rendimiento suficiente para optar por una carrera de mayor demanda, apunta el director del Centro de Investigaciones Culturales y Educativas, Mariano Herrera.

En la Universidad Pedagógica Experimental Libertador, de donde egresa una importante proporción de docentes del país, los estudiantes de cualquiera de las 29 especialidades en el área presentan deficiencias en habilidades verbales y numéricas. Por esta razón muchos prefieren evadir las carreras científicas como Matemática, Física, Química, Biología y Ciencias de la Tierra. En promedio, se trata de jóvenes de los niveles socioeconómicos D y E, señala la secretaria de la UPEL, Liuval Moreno de Tovar.

Entre 2007 y 2012 se graduaron 52.260 personas de las carreras de Educación Integral y de Preescolar, lo que representa 58% del total de egresados de esta casa de estudios durante esos años. Herrera explica que se trata de especializaciones más demandadas debido a que suele ser mucho más fácil conseguir empleo y, además, se consideran menos exigentes académicamente.

La gran cantidad de graduados en estas áreas y la falta de especialistas, ocasionan que muchos profesionales con esa formación son empleados para dictar clases en asignaturas científicas y humanísticas de bachillerato. “El Ministerio de Educación está reclutando gente que no tiene licenciatura en estas materias básicas. No fueron formados para eso”, afirma la especialista en políticas públicas educativas, Josefina Brunicelli.

Respuestas. Por estas deficiencias en la educación media, la UPEL implementará por primera vez, a finales de octubre, un ciclo de iniciación universitaria para garantizar, no solo el ingreso de los jóvenes a la educación superior, sino también la prosecución y el egreso universitario de personas mejor capacitadas para la pedagogía.

No obstante, la solución a esta crisis también pasa por el reconocimiento del Estado al estatus del maestro, indica Moreno de Tovar. El Ministerio de Educación Universitaria anunció la activación de un plan de micromisión de formación docente, en el que especializará a profesores integrales egresados de la Misión Sucre en las materias más críticas, en un lapso de año y medio.

Sin embargo, expertos en el sector expresan sus dudas acerca del nivel de preparación que puedan tener estos profesores y de las consecuencias que pudiera acarrear en la calidad académica de las nuevas generaciones.

El secretario de la Universidad Central de Venezuela, Amalio Belmonte, explica que a raíz de que el Gobierno central eliminara los concursos de oposición –mecanismo tradicional de selección de docentes por méritos académicos–, las Zonas Educativas están contratando a profesores según criterios de carácter político e ideológico.

Moreno de Tovar afirma que los egresados de las universidades tradicionales son vetados por las mismas Zonas Educativas, lo que desestimula aún más la formación de los venezolanos mejor calificados para la enseñanza. “Estamos viendo ahora cómo gente de las misiones termina inscribiéndose en la UPEL cuando se dan cuenta de que no tiene qué enseñarles a los muchachos”, comenta.

Herrera añade al problema el deterioro de la calidad en la formación docente en las universidades. Para el investigador, los diseños curriculares dirigidos a la docencia, están poco actualizados y en muchas de estas casas de estudio se hace poco énfasis en lo pedagógico.

El nivel de formación de los profesores en bachillerato también está relacionado con el acceso a las tecnologías de la información, así como con revistas y libros especializados para actualizar el conocimiento, puntualiza Belmonte. “Conseguir esos materiales es muy costoso y que esos libros tengan una dimensión universal tampoco es fácil. No tienen recursos para dar clases. El salario tiene mucho que ver: por su sueldo muchas veces al docente le toca dar clases en varios liceos a la vez y no rinde para atender bien a sus estudiantes y dedicarles el tiempo suficiente”, agrega.

En dos fases 

Con el objetivo de consolidar la Micromisión Simón Rodríguez, el Ministerio de Educación Universitaria desarrolla reuniones de trabajo para planificar el proyecto, que pretende atender el déficit de docentes para bachillerato.

Al respecto, Alejandrina Reyes, viceministra de Desarrollo Académico del MEU, explicó a través de una nota de prensa que buscan que los egresados en Educación Integral, que laboren en escuelas y liceos, obtengan el grado de especialistas.

Durante la primera fase se desarrollará el proceso de formación. De acuerdo con Reyes, equipos multidisciplinarios que trabajan con la Colección Bicentenario dictarán talleres orientados a unificar criterios de facilitación, de desarrollo didáctico, de utilización de recursos para el aprendizaje y de vinculación con contextos laborales.

La segunda fase consistirá en el comienzo del programa de especialización, a través de procesos didácticos en las escuelas, liceos y aldeas, con el acompañamiento de tutores. “Esperamos en año y medio completar todo el proceso”, dijo.

El miércoles pasado, el ministro de Educación Universitaria, Pedro Calzadilla, anunció que formará una alianza con la Escuela de Historia de la Universidad Central de Venezuela para fortalecer la formación docente de calidad y ampliar la participación en los planes de formación de los profesores.