• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

La fiebre de las barajitas toma las calles

En plazas y centros comerciales personas de todas las edades se reúnen a intercambiar y comprar cromos. Los precios varían entre 10 y 750 bolívares

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hace pocas semanas lugares como Chacao, Santa Rosa de Lima y Los Palos Grandes eran un hervidero, en el que barricadas y enfrentamientos eran frecuentes en las calles. Ahora, los conflictos han disminuido y otro tipo de furor se manifiesta en plazas, centros comerciales, restaurantes y demás sitios públicos: el que genera el Mundial de Fútbol Brasil 2014, que comenzará en 10 días. 

No hay edad para la fiebre, especialmente la de las barajitas del tradicional álbum que cada cuatro años es objeto de culto. La plaza de Los Palos Grandes es uno de esos lugares de encuentro para los interesados en intercambiar las repetidas o comprar aquellas que no se encuentran fácilmente. “Está sumamente costoso. No apostamos llenarlo este año”, dice Mercedes Thilen, quien frecuentemente lleva a su hijo de 9 años de edad al lugar para que busque las que le faltan.

El álbum se compra en 160 bolívares. Cada paquete de 5 cromos cuesta 50  y 5.000 cobran por la caja con 100 paquetes. Se necesitan 640 barajitas para completarlo. En la página web de la FIFA hay una opción para llenarlo de forma virtual. Solo hay que crear una cuenta –sin pagar– y empezar a obtener los sobres. Se pueden hacer intercambios entre los más de 2 millones de usuarios registrados que han hecho más de 125 millones de canjes.

Thilen cuenta que su hijo los colecciona desde 2006. Le gusta que lo haga porque lo incentiva a conocer sobre los países, las banderas y los enseña a negociar.  El niño, quien se codea con mucha confianza con los vendedores que le triplican la edad, no necesita mucho de la ayuda de su mamá para conseguir las figuras que le faltan. Pregunta y hasta sabe con exactitud cuál es el número de imagen que corresponde a un jugador. “He aprendido de países y de negocios”, dice.  


El jugador más caro. Y es que además de la venta convencional a través de kioscos, hay otro mercado que se determina por la dificultad que hay en encontrar una figura. Una de las barajitas más caras es la 00, la llamada Panini, que sobre un fondo plateado muestra el dibujo de un jugador genérico con el sello de la empresa fabricante del álbum. Se puede conseguir a partir de 150 bolívares. En Chacao hay un vendedor que la ofrece por 400 y en Mercadolibre hay quien pide 750. Las más baratas se consiguen en 10. Hay quienes la han obtenido por menos de 200 y cuando les sale en un paquete la han vendido en 300. Por Amazon se puede encargar un combo que incluye el álbum y 50 paquetes por 30 dólares.

Figuras como las de Lionel Messi, Cristiano Ronaldo o Neymar da Silva pueden costar aproximadamente 150 bolívares. Son las más demandadas por los niños, pero entre las más difíciles de tener están también las de jugadores de equipos como Holanda, España, Uruguay e Irán.

Santa Rosa de Lima es otro de los puntos donde religiosamente se congregan a mercadear. Ahí los vendedores portan un carnet que los identifica como los únicos de la zona. No se permiten intrusos. Los precios son similares a los de otras partes.

Así como en Brasil el torneo ha generado resistencia en algunos sectores, en Caracas la protesta se solapa con la fiebre mundialista. En Santa Rosa de Lima, en el punto de encuentro de los aficionados se recuerdan a los muertos y detenidos que ha habido desde la intensificación de los conflictos a partir del 12 de febrero. Lo hacen con unos carteles en los que aparecen algunas de esas personas en una barajita. “Tienen razón, pero el Mundial es una forma de distraerse de todo”, dice uno de ellos.   




Reactivar el comercio


En zonas como Chacaíto y Chacao varios restaurantes, tascas y fuentes de soda acondicionaron sus espacios para que los clientes puedan ver los partidos del campeonato. Algunos de los encargados esperan recuperar lo que dejaron de recibir durante las semanas de las protestas, otros son de los que piensan que lo perdido no se recupera. Preparan combos y promociones especiales de comida y bebida. En El Ovni ofrecen parrilla y un tobo con cerveza a 760 bolívares. En La Fayette, por ejemplo, tendrán sangría y champiñones a la provenzal por 798 bolívares. 





hsanchez@el-nacional.com