• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Aumentan consultas médicas por efectos de la calima

Venezuela no tiene sistema de alerta de contaminación | Foto Archivo El Nacional

Venezuela no tiene sistema de alerta de contaminación | Foto Archivo El Nacional

La falta de broncodilatadores, antialérgicos, esteroides e inhaladores agrava el cuadro de quienes sufren enfermedades de las vías respiratorias, producto de la contaminación

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La nube compuesta de polvo y sustancias químicas irritantes, que gravita sobre Caracas y otras ciudades del país y que se denomina calima, ha generado en las últimas semanas un incremento en la demanda de consultas no programadas a neumonólogos.

El especialista Efraín Sánchez, profesor instructor de la cátedra de Neumonología de la Escuela de Medicina Luis Razetti de la UCV, aclaró que no cuenta con números ni porcentajes que respalden este incremento, pero aseguró que tanto en el Hospital Clínico Universitario de Caracas como en la consulta privada ha atendido un tercio más de pacientes que no estaban programados, que le solicitaron una cita al verse afectados por la calima, producto de la contaminación y la sequía.

“Yo paso consultas por asma y este fin de semana recibí llamadas de pacientes que querían una cita para tratarse las dificultades que tenían para respirar, así como presión y silbidos en el pecho. La consulta no programada es un indicador mundial. De los seis pacientes que atendí el martes, dos de ellos me llamaron porque se sintieron mal por efectos de la calima”, dijo Sánchez.

El especialista explica que los efectos en la salud irán directamente a las zonas más expuestas a la inhalación, pues se trata de una atmósfera compuesta, en gran medida, por alergénicos, sustancias que producen alergias, además de agravar los síntomas de aquellos que sufren patologías crónicas.

En los ojos puede originar conjuntivitis alérgica. En nariz, oído y garganta genera rinitis, sinusitis, rinofaringitis y faringitis, mientras que también puede afectar las vías respiratorias superiores altas. En los bronquios puede acelerar crisis de asma, dar broncoespasmos (los bronquios se contraen y esto impide el paso del aire hacia los pulmones. Se producen sibilancias, sonido agudo al respirar, disnea y dolor en el tórax o tos al inhalar aire); o empeorar las bronquitis crónicas y los enfisemas pulmonares.

Recomendaciones limitadas. Sánchez dijo que estos pacientes ameritan tratamiento inhalado, broncodilatadores y antinflamatorios bronquiales, pero se ven afectados por la falta de medicamentos.

“Desde mediados del año pasado hay escasez de broncodilatadores para nebulización, antialérgicos, esteroides, inhaladores nasales y orales. Estamos de manos atadas. En la clínica, incluso, en algunos momentos no ha habido broncodilatadores y entonces se la hemos mandado a comprar a los familiares. Les recomendamos a los pacientes varias opciones y les damos el principio activo para que busquen todas las alternativas posibles”, indicó el médico, quien insistió en que las personas vulnerables, con enfermedades respiratorias crónicas, no deben abandonar su tratamiento ni automedicarse.

José Silva, presidente de la Sociedad Venezolana de Neumonología y Cirugía Torácica, deploró que en Venezuela, como en otros países como México, no funcione un sistema que alerte a los ciudadanos sobre los niveles de contaminación.