• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Aumenta riesgo de inundación por lluvias tras incendios

“Las inundaciones de estos días fueron producto de la obstrucción de sumideros por basura y materia vegetal”, dice la directora de la Escuela de Ingeniería Hidráulica de la UCV | Foto Raúl Romero

“Las inundaciones de estos días fueron producto de la obstrucción de sumideros por basura y materia vegetal”, dice la directora de la Escuela de Ingeniería Hidráulica de la UCV | Foto Raúl Romero

Sin capa vegetal, el agua no es absorbida, erosiona el suelo y arrastra sedimentos que pueden tapar drenajes. En mayo comenzará temporada de lluvias

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La vaguada que ahogó a Caracas no es el inicio de la temporada de lluvias, pero sirvió para probar la mala condición de la ciudad ante el inicio real de los aguaceros que se espera para mayo. Zonas del este y el oeste se anegaron, también la estación de Metro de Bellas Artes, y el río Valle se desbordó.

La lluvia consecutiva que se presentó entre martes y jueves duplicó el promedio de precipitación de abril. “La lámina precipitada acumulada es de 91,4 milímetros y el promedio es de 51,2 milímetros. Esta situación podría provocar movimientos de masa de suelo, derrumbes, deslizamientos y deslaves en las zonas de riesgo, por lo que las autoridades deben estar alertas y desalojar las zonas antes de una tragedia”, advirtió Valdemar Andrade, ingeniero hidrometeorológico de la Estación Pluviométrica de la Universidad Central de Venezuela.

La quema de la capa vegetal luego de los incendios que se presentaron desde principios de año, producto de la sequía intensa, puede agravar la llegada de las lluvias.

“La destrucción de la capa vegetal puede llevar al lavado del suelo. Se pierde la capa orgánica, por lo que la erosión es más profunda cuando hay precipitaciones, se van abriendo especies de zanjas y aumenta la cantidad de sustracción de material, sobre todo en las laderas”, explicó la geógrafa Karenia Córdova.

El coordinador del posgrado en Gestión de Riesgos de la UCV, Jesús Delgado, indica que como los incendios se produjeron en la parte baja de las montañas, las posibilidades de un deslave son menores. “Pero sí se producirá erosión, bajará mucho barro y habrá derrumbes pequeños y deslizamientos. Para que ocurra lo que pasó en Vargas en 1999 hace falta que no pare la lluvia en todo el año y que llueva en la parte alta de la montaña”.

Limpiar los drenajes. La urgencia, para los expertos, es la limpieza de quebradas, sumideros y colectores de agua.

“Las inundaciones de estos días fueron producto de la obstrucción de sumideros por basura y materia vegetal. La basura va a parar a los principales cauces que son los ríos Valle y Guaire, y a las quebradas”, dice Yuri Medina, directora de la Escuela de Ingeniería Hidráulica de la UCV.

Con respecto a la invasión del río Valle por el viaducto que construyó el Ministerio de Transporte, Medina cree que no hay nada inmediato que pueda hacerse. “El problema es mayor. Tenemos que esperar una afectación recurrente en la Valle-Coche, por lo que la autopista incumplirá con su función de vía arterial debido a la falla del drenaje primario que es el propio río”.

Delgado agrega que hay que cuidar que el canal del río Guaire no sea intervenido, tapado o desviado durante las lluvias y aboga por una arborización urbana “consciente” que retenga el agua.

Alto costo
El costo humano de los desastres relacionados con el clima, según informe de las Naciones Unidas, puso a Venezuela en el segundo lugar de países con más muertes por desastres naturales (30.239) entre 1995 y 2015. Los científicos calculan que el cambio climático incide en la recurrencia e intensidad de los desastres y recrudece períodos de sequía y de lluvia.