• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Atletas especiales competirán en Mundiales de Los Ángeles

La representación nacional integrará al grupo de 7.000 atletas de 177 países | Foto Archivo Olimpíadas Especiales

La representación nacional integrará al grupo de 7.000 atletas de 177 países | Foto Archivo Olimpíadas Especiales

La delegación venezolana que viaja hoy a los Mundiales de Verano de Olimpiadas Especiales 2015, que comenzarán el jueves, es la segunda representación más grande de América Latina. Está integrada por jóvenes con algún tipo de discapacidad intelectual que no saben de límites para lograr sus metas. Entrenan durante todo el año gracias a Olimpiadas Especiales Venezuela, un programa que mejora su calidad de vida a través del deporte 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Aquiles es un superluchador desde que nació”
El 26 de marzo de 1984, diez minutos después de nacer, el medallista olímpico especial Aquiles Heredia sufrió un paro respiratorio que le provocó una parálisis cerebral. En su primer mes de vida estuvo conectado a un respirador artificial. Para entonces, su abuela materna lo llamaba “Pulpa Negra”, porque apenas pesaba 400 gramos y la falta de oxígeno le oscureció la piel.

“Los médicos nos sugirieron que compráramos el terreno en el cementerio pues él dependía de una máquina para vivir”, recuerda su madre, Mercedes Heredia. “Cuando lo fueron a desconectar, empezó a respirar por sí solo. La Virgen me hizo el milagro. Yo le recé mucho y le dije: ‘Tú tuviste a tu hijo, déjame tener el mío”.

La parálisis cerebral de Aquiles le causó una cuadriplejia en su cuerpo: hipertónico, con torso inferior inmóvil, y pie equinovaro (en punta y con la planta girada hacia adentro). Esto no le impidió hacer lo que más ama en el mundo: nadar.

Desde los 9 meses, y bajo la supervisión de sus padres, cruzó piscinas en la isla de Margarita. A los 3 años de edad lo haría completamente solo, moviendo el brazo izquierdo; y a los 11 años con el apoyo de un entrenador en Parque Miranda. Desde el año 2001 entrena con la organización Olimpiadas Especiales Venezuela.

A los 14 años pasó 23 horas en un quirófano de Minnesota, Estados Unidos, para lograr tener los pies rectos. “Tiene 22 operaciones en la pierna izquierda y 20 en la derecha. Él no tiene movimiento en los pies. Los tiene atornillados”, explica su mamá, mientras le hace la maleta que llevará a la ciudad de Los Ángeles, Estados Unidos, donde competirá en los Juegos Mundiales de Verano de Olimpiadas Especiales 2015, en la disciplina de natación.

Aquiles decidió ignorar su discapacidad motora, y canalizó la fuerza de sus brazos, mente y espíritu en la competencia. Ha ganado ocho medallas: dos de plata en las Olimpiadas Especiales Irlanda 2003, una de plata en los Juegos Nacionales España 2008, dos de plata en los I Juegos Centroamericanos y del Caribe Costa Rica 2008, una de oro y una de plata en los II Juegos Latinoamericanos de Olimpiadas Especiales Puerto Rico 2010 y otra de oro en 25 metros libres en el I Mundial de Natación de Olimpiadas Especiales, también en San Juan de Puerto Rico de 2012.

“Es un superluchador desde que nació. Solo le dijimos que tenía que ser feliz, y él no se considera diferente. Por el contrario, se cree la gran cosota”, comenta su mamá entre risas. A lo que Aquiles añade: “Mi mente está preparada para el reto. ¡Voy a ganar!”


“Creí que el autismo era una enfermedad terminal”
A los cuatro años de edad Dominicks Urbina fue diagnosticado con autismo y discapacidad cognitiva leve. Zenaida Bencomo, su mamá, creía que el niño era sordo porque siempre parecía estar en un mundo ajeno. “No sabía qué significaba ser autista. Pensaba que se trataba de una enfermedad terminal”.

Con los días comprendió que su hijo expresaba mucho más arrojo de lo pronosticado por los médicos, quienes vaticinaron una escolaridad máxima hasta quinto grado de educación básica. Hoy en día, Dominicks es bachiller en Ciencias y está estudiando Dibujo y Pintura en la Universidad Nacional Experimental de las Artes (Unearte).

Con 22 años de edad, lleva 8 años como atleta de Olimpiadas Especiales Venezuela. Con esta organización ha representado al país en los Juegos Mundiales de Verano Olimpiadas Especiales, Atenas 2011, donde ganó medalla de plata en equitación; y en los Juegos de Invierno, Pyeongchang 2013, en Corea del Sur, donde obtuvo la medalla de bronce en hockey sobre piso.

Hoy Dominicks viajará a la ciudad estadounidense de Los Ángeles como parte de la delegación venezolana y competirá en la disciplina de equitación durante los Juegos Mundiales de Verano de Olimpiadas Especiales 2015. Zenaida asegura que desde Catia La Mar rezará para que su hijo regrese vencedor. “Con él aprendí que en la vida todo se puede lograr, solo creo que falta mayor comprensión social hacia las personas especiales”.