• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Asia desafía a Estados Unidos en ranking de mejores universidades

Estudiantes universitarios

La inversión en educación superior ha caído en Estados Unidos y se ha incrementado en los países asiáticos

La Universidad de Sao Paulo fue la única latinoamericana entre las 200 mejor ubicadas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Entre las 200 mejores universidades del mundo, de acuerdo con el ranking de instituciones de educación superior elaborado por la publicación Times Higher Education, figura sólo una entidad latinoamericana, la Universidad de Sao Paulo, mientras que las instituciones chilenas salieron del grupo de las 400 más destacadas, lo mismo que las entidades de Argentina.

El top 10 sigue siendo dominado por universidades estadounidenses (Caltech, Stanford, Harvard, Massachussets, Institute of Tecnology Princeton, Berkeley y Chicago) e Inglaterra (Oxford, Cambridge, Imperial College London), países que también brillan en la lista por la cantidad de instituciones que están entre las 200 mejores: Estados Unidos tiene 76, Reino Unido 31 y Holanda 12.

Sin embargo, la supremacía estadounidense está siendo progresivamente amenazada por las entidades asiáticas, lo que se debería, según el análisis, a los recortes en el aporte público a esas entidades. Así, este año la Universidad de California en Davis cayó del puesto 38 al 44; la estatal de Pennsylvania, del 51 al 61; la de Massachussets, del 64 al 72; y la estatal de Arizona, del 127 al 148.

En contraste, la asiática mejor ubicada, la Universidad de Tokio (Japón), subió del puesto 30 al 27; la Nacional de Singapur, del 40 al 29; la de Hong Kong se mantuvo en el 35; la de Pekín (China), del 49 al 46; y la de Tsinghua escaló del puesto 70 al 52. “En 2010, los fondos de investigación de las universidades en China alcanzaron los 12 millardos de dólares, superando al Reino Unido en 11 millardos, y la cifra crece a razón de 15% anual”, destacó Karan Khemka, de la consultora Parthenon.

José Joaquín Brunner, investigador del Centro de Políticas Comparadas de Educación de la Universidad Diego Portales, afirma que estas cifras hay que mirarlas con cautela. “No es cierto que Harvard haya dejado de ser mejor porque pasó del segundo al cuarto lugar. No hay sustento empírico para decir eso”, sostiene.

“Efectivamente, Caltech es una excelente institución de investigación, con 2.200 alumnos, la mitad de ellos de posgrado en ciencias e ingeniería y con una relación profesor-alumno de uno a tres. Por eso no se la puede comparar con Harvard, que es una universidad completa, con Medicina, todas las humanidades y ciencias sociales, que tiene muchísimos centros de pregrado, además de posgrado y editoriales”.

Opiniones de expertos

Brunner agrega que se trata de listas elaboradas sobre la base de una encuesta que se envía a 16.000 académicos de todo el mundo, así como número de investigaciones, citas en estudios, relación profesor-alumno e innovación, entre otros aspectos, donde la cantidad de millones con los que se cuentan no son banales.

“Entre apenas 2 universidades estadounidenses, que suman 25.000 alumnos, mueven en inversión 5 millardos de dólares, lo mismo que todo el sistema de educación superior chileno con 1,1 millones de alumnos”, ejemplifica Brunner.

Luego, agrega, hay una pregunta implícita: ¿Sería justo que Chile –o cualquier otro país– concentrara su inversión sólo en dos planteles para que destaquen en estas listas de las mejores del mundo, o preferiblemente debe enfocarse en mejorar la educación superior en su conjunto? Brunner cree que la segunda posibilidad es la mejor, desde el punto de vista de la equidad y del desarrollo del país.

Las latinoamericanas

La Universidad Estatal de Sao Paulo fue la latinoamericana mejor situada: pasó del lugar 178 al 158. Luego se ubicó la también paulista Universidad de Campinas en el grupo de las que están entre los puestos 251 al 275.

En el ranking, además, logró entrar la Universidad de los Andes de Bogotá, Colombia, que se sitúa entre los puestos 351 al 400.
Un dato importante al respecto lo da Karan Khemka, de la consultora Parthenon: “Brasil gasta 13 millardos de dólares al año en fondos para la investigación de sus instituciones académicas”.

José Joaquín Brunner también destaca ese aspecto y agrega que las dos universidades brasileñas situadas en el ranking son ultraselectivas y tienen una estructura de gastos similares a una universidad europea.