• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Argentina ve al papa como oportunidad de unión para el país y toda la región

El recién elegido Papa Francisco I, el cardenal Jorge Mario Bergoglio de Argentina | Foto: Reuters

El recién elegido Papa Francisco I, el cardenal Jorge Mario Bergoglio de Argentina | Foto: Reuters

Más allá de las fricciones que el ahora papa tuvo con el Gobierno de Néstor Kirchner y posteriormente con el de su esposa, la actual mandataria, Cristina Fernández, Francisco se perfila como la figura que puede tener un influjo muy beneficioso para el país

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Mientras los católicos siguen celebrando la elección de un papa argentino, aumentan las voces de quienes confían en que la proclamación de Jorge Bergoglio se convierta en una oportunidad para la unidad del país y de toda la región.

Más allá de las fricciones que el ahora papa tuvo con el Gobierno de Néstor Kirchner y posteriormente con el de su esposa, la actual mandataria, Cristina Fernández, Francisco se perfila como la figura que puede tener un influjo muy beneficioso para el país.

Expertos del entorno de la Iglesia argentina, al frente de la cual estuvo el nuevo papa, no dudan de su capacidad para introducir importantes reformas en el Vaticano y contribuir a impulsar la integración de un continente con profundas desigualdades sociales.

Además, "lo más importante es que ésta puede ser una buena oportunidad para recrear una amistad social que los argentinos nos merecemos", señaló a Efe Gabriel Castelli, miembro del Consejo de Administración de la Universidad Católica Argentina (UCA) y presidente de la Comisión de Justicia y Paz del Episcopado.

Una visión compartida por dirigentes oficialistas, como el vicegobernador de la provincia de Buenos Aires, el oficialista Gabriel Mariotto, quien afirmó hoy que Bergoglio dará un "matiz filosófico" a cuestiones meramente coyunturales.

"Evidentemente el papa ayudará a impulsar las causas con menos posibilidades de emerger, a darles equidad, pero no debemos aprovechar temas como Malvinas para hacer politiquería barata", dijo a medios locales.

Mariotto admitió que cuando era arzobispo de Buenos Aires, Bergoglio discrepó de algunas de las propuestas del Gobierno, como el matrimonio homosexual o el aborto, pero "hay que sobrevolar esos temas. Hay que ver mas allá y pensar en el concepto de un mundo para todos", agregó.

En el entorno opositor hoy se valoró la capacidad de "saber escuchar y la humildad" que caracterizó al pontífice y se subrayó que supo soportar la presión de "un Gobierno que lo eligió como enemigo".

Por su capacidad para el diálogo ante cualquier situación de crisis, el exgobernador de la provincia de Santa Fe el socialista Hermes Binner se mostró esperanzado en que desde su nueva posición como cabeza de la Iglesia católica: "nos ayude a encontrar la paz entre nosotros".

Reeducar Argentina, es una de las ideas que subyacen de las opiniones de los compatriotas de Francisco, que consideran la elección del nuevo papa como una especie de "señal", para que el país "aproveche la nueva oportunidad" que se le ha dado.

Dirigentes de algunos de los principales sectores argentinos, como el agrícola o el industrial también opinaron sobre la elección del cardenal Bergoglio como sumo pontífice.

El presidente de la Federación Agraria argentina, Eduardo Buzzi, señaló que el nuevo papa "tiene por delante una gran responsabilidad".

"Hacemos votos para que este hecho sea una oportunidad que nos lleve a una profunda reconciliación de los argentinos", dijo en un comunicado.

Por la misma vía, la Unión Industrial Argentina (UIA) señaló que el "pontificado de Francisco será un aporte fundamental no sólo para el fortalecimiento de la Iglesia, sino también para la integración de todos los latinoamericanos".

Y lo hará, en opinión del vicegobernador provincial de Buenos Aires, "en detrimento de otras culturas que han pensado en que siempre habrá ricos y pobres, como si de una especie de sino se tratara".