• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Más dinero para obras hospitalarias inconclusas

En El Algodonal hay áreas completamente inutilizadas desde 2007 | FOTO MANUEL SARDÁ

En El Algodonal hay áreas completamente inutilizadas desde 2007 | FOTO MANUEL SARDÁ

Un total de 6 hospitales en Caracas recibirá 36 millones de bolívares extra para obras que arrancaron en 2007 y no fueron terminadas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El edificio de Medicina II y los servicios de Cirugía y Hospitalización I del Complejo Hospitalario José Ignacio Baldó de El Algodonal siguen a la espera de personal que pueda reconstruirlos. Las obras, que iniciaron en 2007, continúan abandonadas pese a que en mayo de 2013 el presidente Nicolás Maduro ordenó reanudarlas y pidió al Sebin investigar a las contratistas que dejaron la rehabilitación a medias.

Los pasillos de tierra, ventanas sin vidrios y áreas completamente inutilizadas siguen afectando la capacidad operativa del hospital, situación a la que se suman las filtraciones, los problemas de electricidad y los equipos dañados.

Hace tres meses Construfanb, empresa de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, contratada a su vez por la Fundación de Edificaciones y Equipamiento Hospitalario, acometió el último trabajo en el servicio de hospitalización Tórax I del hospital Simón Bolívar, pero también quedó incompleto.

La página web de la fundación ofrece información en las fichas de las obras que ejecuta Construfanb. Una de ellas corresponde a El Algodonal. La obra identificada con el número de contrato 03-2014 y descrita como Remodelación de las instalaciones sanitarias, electromecánicas y eléctricas del servicio de hospitalización Tórax I, recibió 21.598.819,86 bolívares. No especifica fecha de inicio ni avance físico. Debía ser concluida en seis meses.

Para julio de 2014 otras refacciones tenían un avance físico de 10% a 75%; sin embargo, el Ejecutivo aprobó la semana pasada un total de 36 millones de bolívares para la culminación de los trabajos iniciados en ese centro de salud, integrado por un hospital general, uno pediátrico y un hospital-maternidad y en centros de Caracas como el Hospital Leopoldo Manrique Terrero, la Maternidad Concepción Palacios, el Hospital J. M. de Los Ríos, el Hospital Oncológico Luis Razetti, el Hospital Jesús Yerena y el Hospital José Gregorio Hernández.

“En los quirófanos de la maternidad de El Algodonal solo atienden partos expulsivos; no hacen cesáreas porque siguen las filtraciones y no hay terapia intensiva. El aire comprimido no lo instalaron. Las cavas de la morgue están dañadas. Este hospital es como una aldea perdida”, dijo Félix Romero, delegado sindical de El Algodonal.

Los trabajadores denunciaron que ratas, culebras y alacranes pululan a sus anchas. Pacientes del servicio de Infectología revelaron que por las noches no tienen como resguardarse de las alimañas. Las puertas de las áreas de hospitalización, que sí están operativas, tienen los vidrios rotos.

“Uno de los equipos usados de rayos X tiene más de ocho años paralizado. El área en la que se realizan esos exámenes no cuenta con la protección adecuada. Las ventanas siempre están abiertas y la puerta permite la fuga de radiación”, denunció José Aguilera, otro delegado sindical.

Alí Barrios, director del centro de salud, informó que no podía ofrecer declaraciones sobre las obras ya que la vocería recae en la ministra de Salud, Nancy Pérez Sierra. Sin embargo, al cierre de esta edición no se había podido obtener la declaración de la funcionaria.

Otros centros. En Los Magallanes de Catia también siguen pendientes varias obras, pese a que Fundeeh informa que gastó 1.062.799,91 bolívares en trabajos de mantenimiento menor en la infraestructura.

“Solo hay unas máquinas removiendo escombros en el área de mantenimiento. La cocina sigue a la espera de remodelación y varios baños están clausurados. Cuando llueve el agua se empoza en el sótano y crea problemas eléctricos. El muro perimetral que separa al hospital de una zona invadida no ha sido levantado”, denunció Olga Pulido, delegada sindical.

En Coche, luego de cumplirse dos años de la intervención del hospital, la crisis continúa invariable. El tomógrafo, que fue llevado hace dos años por Maduro –entonces presidente encargado– nunca ha sido instalado y la cava de la cocina sigue dañada.

Fundeeh publicó una ficha en la que señala que en 3 meses se remodelaría la farmacia por un monto de 1.059.252,50 bolívares. No se informa del avance físico. Otra ficha informa que hasta julio de 2014 se habían ejecutado remodelaciones, pero quedaban pendientes en Anatomía Patológica y trabajos en las redes de aguas blancas y servidas.

Dinero sin contraloría
En 2007, la Asamblea Nacional autorizó un crédito por 1,35 millardos de bolívares para remodelar 10 hospitales en Caracas y 52 en el interior del país. Ocho años después las obras continúan sin concluir.

En septiembre de 2012, el entonces vicepresidente Nicolás Maduro anunció investigaciones sobre las irregularidades cometidas por las contratistas que incumplieron con los trabajos. Señaló que serían sancionadas. Luego, el 13 de mayo de 2013, autorizó al Servicio Bolivariano de Inteligencia para investigar a las empresas que no habían concluido obras en los hospitales del país.

Ese mismo año, el Ejecutivo lanzó el plan de micromisiones hospitalarias para culminar los trabajos en 11 centros de salud, pero los retrasos persisten. Esa micromisión atendería los problemas en Coche y en el J. M. de Los Ríos. En este último se contaban 9 obras pendientes, entre ellas, la refacción de tuberías de aguas servidas que no fue terminada. Posteriormente ha habido filtraciones y rupturas que obligaron a reacomodar o migrar servicios completos en ese centro.