• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Apagón puso a los caraqueños a caminar

Los ciudadanos que salieron de sus lugares de trabajo ante el apagón se encontraron con las estaciones del Metro cerradas y las camioneticas a reventar

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La ciudad colapsó. Alrededor de las 3:30 pm los ciudadanos comenzaron a salir de sus lugares de trabajo ante el apagón, y se encontraron con las estaciones del Metro cerradas y las camioneticas a reventar.

Nelly Arteaga caminó desde Altamira hasta Chacao y todavía le faltaba un trecho hasta El Paraíso, donde vive. “Vamos a ver si más adelante logro montarme en un autobús. A la farmacia tampoco pude entrar porque la habían cerrado”.

Las aceras de las avenidas Francisco de Miranda, México, Universidad, Baralt y Urdaneta estaban repletas de transeúntes ávidos por un medio de transporte. Sin embargo, Williams Moncada, mototaxista, aseguró que la tarde no estaba muy buena: “La gente no quiere pagar el valor de las carreras”.

Los semáforos de las principales vías de la ciudad no estaban funcionando, lo que acentuó aún más el caos del tránsito, pese al esfuerzo de los fiscales.

Norma González se encontraba dentro de un vagón de Metro cuando ocurrió el apagón, entre La California y Los Cortijos. Asegura que el tren estuvo detenido dentro del túnel por unos 15 minutos, luego, al llegar a Los Cortijos, los desalojaron de la estación. Los operadores informaban por parlantes que se trataba de “una falla eléctrica por culpa de Corpoelec”. González se dirigía a Plaza Venezuela, confiaba en poder tomar una unidad de transporte superficial. María Valera, en cambio, optó por caminar desde el principio, pese a que se encontraba en Altamira y su destino era Gato Negro. “El ángel de la guarda está con nosotros”, se consoló.

Debido al apagón, cerraron las tiendas y los bancos en el CCCT. Un supermercado del Unicentro El Marqués se vio obligado a desalojar a los compradores debido a que una de las cajas estaba presentando problemas.

En Chacao, vecinos reportaron humo en las tanquillas de electricidad de La Castellana. Los servicios de telefonía celular y fija e Internet también tuvieron inconvenientes.