• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Que el Año Viejo se lleve el contrabando de gasolina y alimentos

El Año Viejo pasó de ser un muñeco hecho con ropas gastadas a una escena de la vida diaria que los ciudadanos no desean que se repita | Foto: Eleonora Delgado

El Año Viejo pasó de ser un muñeco hecho con ropas gastadas a una escena de la vida diaria que los ciudadanos no desean que se repita | Foto: Eleonora Delgado

Este fin de año, rellenar el muñeco de las malas experiencias costará entre 40% y 60% más que en 2012 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El 31 de diciembre a la medianoche en la mayoría de las calles y avenidas del estado Táchira o donde quiera que resida un tachirense será quemado un muñeco de trapo que representa al Año Viejo y las malas experiencias y desagradables circunstancias vividas durante los 365 días que concluyen, para que no se repitan durante el siguiente año.

Con el paso del tiempo, el muñeco confeccionado con ropas desgastadas pasó a ser temático y hasta a representar personajes de la vida pública local, nacional e internacional cuyas actitudes y comportamientos no deberán repetirse.

El Año Viejo de 2012 de la familia Flores Quintero, en el sector La Concordia de San Cristóbal, fue motivado por las elecciones presidenciales y de gobernadores. Los muñecos del fallecido presidente Hugo Chávez, del ex candidato presidencial Henrique Capriles y los principales contendores a la gobernación tachirense, José Vielma Mora y César Pérez Vivas, compartieron bebidas y sofá. Al finalizar el 2013, el Año Viejo de este grupo familiar pretende llevar un mensaje de reflexión para que las situaciones vinculadas con el desabastecimiento y el tráfico de productos de la cesta básica, solo sea un mal recuerdo.

“El Año Viejo de este año es sobre el contrabando. Queremos dejar un mensaje sobre lo que está pasando en nuestro estado Táchira que no se consiguen los alimentos como la harina, el azúcar o la leche. Para conseguir un litro de aceite hay que hacer colas de horas y horas y muchas veces la gente se agarra a discutir por llevar un producto. Queremos que se contenga el contrabando. Muchas personas de aquí, venezolanos como colombianos, se llevan los productos. Ya basta de tanto contrabando, es muy descarado”, explicó Ricardo Flores Quintero, uno de los realizadores del Año Viejo.

Los ojos de los curiosos se desvían hacia la escena que simula el puesto de productos básicos con sobreprecio, circunstancia que se observa en la vida real en las cercanías de establecimientos comerciales. Ricardo aclaró que los empaques fueron conservados y rellenados con aserrín, a excepción de los paquetes de papel higiénico, pues no resultó fácil simular los rollos del solicitado y escaso producto.

Desde el 2 de diciembre empezaron los trabajos para armar el carro que recrea el “ordeño” de los pimpineros a los vehículos que llevan gasolina venezolana al vecino país donde el litro es vendido 10 veces más caro. Trabajaron hasta el sábado 28 de diciembre a las 3:00 am para exponer el Año Viejo por más tiempo, de manera de que las personas puedan reflexionar sobre los ilícitos que deberían quedar como un mal recuerdo.

Más caro. La familia Flores Quintero compró cuatro gruesas de morteros en 2012, pero para el Año Viejo de 2013 calculan que con unos 850 morteros será suficiente. Advierten que la pólvora aumentó 40% respecto al año pasado.

Otros tachirenses que están en plena elaboración de sus muñecos señalaron que los fuegos artificiales aumentaron de precio hasta en 60% y que debieron hacer “un poquito más de sacrificio” para comprar la pólvora con que rellenarán sus Año Viejo.

En la Cuadra de los Politiqueros, también en La Concordia, la tradición de la quema lleva 33 años consecutivos. El motivo de sus muñecos siempre causa sorpresa cuando es develado.