• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Amalio Belmonte: Hay una anarquía social que hay que detener

El secretario general de la UCV dijo que el gobierno debería estar obligado a propiciar el entendimiento en el país

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El secretario general de la Universidad Central de Venezuela, Amalio Belmonte, considera que en el gobierno no se percibe voluntad para el diálogo.

“Siempre hay circunstancias para un diálogo, ha habido casos en América Latina, en el mundo. Pero quien puede propiciarlo más es el gobierno y no se percibe esa voluntad. Ellos dicen que son un modelo absoluto, que no hay otra verdad. Así es muy difícil”, sostuvo en entrevista con Carlos Croes, por Televen.

A juicio de Belmonte, hay que buscar evitar un mayor conflicto en el país.

“El país tiene muchos problemas. Va a ser bastante cuesta arriba que salgamos de esta situación en estas circunstancias. El país esta descompuesto, hay una sociedad fragmentada (…) Es un país debilitado institucionalmente y no se percibe un futuro cierto a corto plazo. Hay una especie de anarquía social que hay que detener”, ratificó.

El secretario general de la UCV considera que Venezuela está en preconflicto.

“Están dadas las condiciones para que haya un conflicto mayor del que tenemos. Eso es lo que obliga al gobierno, que es el mayor responsable, de propiciar el entendimiento”, sostuvo en entrevista en Televen.

Dijo que los ciudadanos están en su derecho de protestar pacíficamente por el grave desabastecimiento.

“Hay una situación de escasez y hambre inusual en Venezuela. Personas normales y corrientes que no forman parte de ninguna conspiración reclaman su justo derecho y eso el gobierno no lo quiere entender, dicen que es ficticio”, agregó.

Revocatorio

Belmonte considera que el referéndum revocatorio es la solución a la grave crisis que atraviesa el país.

"El gobierno debería estar interesado en pulsar la opinión pública. Hablar de que no hay tiempo es represar una situación en la que mucha gente quiere participar. Si se les niega la posibilidad se pueden generar dos cosas muy graves: frustración o que la gente piense que la vía democrática no existe en el país. Hay que apostar por los caminos democráticos y el revocatorio permite eso, que la gente se exprese", dijo.