• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Pacientes psiquiátricos desayunaron papas porque no tienen recursos

La deuda se extiende a 70 trabajadores del hospital. Ya se registran casos de desnutrición entre los 300 enfermos mentales.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Trabajadores del Instituto de Rehabilitación Psiquiátrica Raúl Villamizar de Peribeca, a unos 15 kilómetros de San Cristóbal, denunciaron que el Ministerio de Salud les debe 4 meses de recursos para el pago y mantenimiento de los enfermos y el personal médico, terapistas y enfermeros.

Desde hace 2 años, el despacho de Salud paga 100 bolívares diarios por cama-paciente, monto que se distribuye para alimentación, medicación y vestido del enfermo, pago de personal y asistencia fúnebre. La crisis impide que los pacientes cuenten con una alimentación balanceada al punto que ya se registran problemas de salud por esta causa.

“Con lo que tenemos nos alcanza sólo para dos días de medicinas y comida. Los nueve centros psiquiátricos del país estamos en crisis, sin dinero y demora en el pago. Esta mañana (los pacientes) desayunaron una papa, ayer desayunaron una papa con mantequilla y antier un maduro con queso. Lo que nos queda en la despensa es un poquito de pasta, arroz y aceite. Sí, tenemos casos de desnutrición. No tenemos ni siquiera reparada la licuadora para hacerles jugos o licuados a los pacientes que no tienen dientes. Lo único que se les puede preparar es un caldo de media papa,porque ya ni papa tenemos”, narró Melisa Depablos, asistente de Terapia Ocupacional.

Personas particulares han donado algunos productos, pero son insuficientes y de acuerdo con la información de los trabajadores, la Superintendencia de Silos, Almacenes y Depósitos Agrícolas (SADA) durante todo este tiempo sólo ha hecho una donación de alimentos producto de procedimientos por contrabando.

A los 70 trabajadores del psiquiátrico no les han pagado bonos de transporte, útiles escolares para hijos ni becas. Algunos han debido ofrecer servicios en casas y establecimientos para hacer limpieza, lavar y planchar ropa o hacer trabajos de albañilería para subsistir.