• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Afectadas con prótesis PIP aún esperan por la justicia venezolana

Prótesis PIP/EFE

Prótesis PIP/EFE

El viernes se conoció de la muerte de Adriana Zorrilla, quien demandó ante el Estado atención gratuito para las afectadas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El nombre de Adriana Alejandra Zorrilla se repite insistentemente desde 2011 en las redes sociales y en los buscadores de Internet. Ella no buscaba la fama pero la encontró. La mujer de 29 años de edad, aquejada de un cáncer de pulmón, solicitó la atención del Estado para las afectadas por las prótesis Poly Implant Protése, PIP.

Ese año su demanda fue desestimada por el Juzgado Noveno de Primera Instancia de Caracas. La joven no fue notificada y no pudo asistir al juicio que se celebró solo con una de las partes presentes. La sentencia fue anulada por indefensión y el caso fue acogido por la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, que aún no ha convocado a otra audiencia de la que Adriana Zorrilla estará ausente una vez más.

La joven bióloga falleció el 16 de diciembre de 2012 víctima del adenocarcinoma de pulmón que sirvió para que las autoridades sanitarias reconocieran que los implantes PIP fabricados con silicona industrial son un problema de salud pública.

Gilberto Andrea, abogado de Zorrilla, la cataloga como una heroína porque pese a su deceso su causa fue asumida como un problema colectivo.

“Ella le cumplió a todas las afectadas venezolanas. Aunque murió, justo un mes antes el TSJ había dicho que esta era una causa de intereses colectivos que seguirá su curso con el universo de mujeres afectadas por las PIP. La acción ya no es amparo individual sino de protección de intereses colectivos”, explicó.

Andrea recordó que la lucha de Zorrilla también sentó precedente para que el Ministerio de Salud creara el protocolo de atención a las víctimas, que programó los retiros gratuitos en aquellas pacientes que los tuvieran rotos o con fisuras. 

“Ella no podía retirarse las PIP porque el cáncer estaba muy avanzado.  Aunque no se puede afirmar que las prótesis le hayan causado el cáncer, puede haber una relación de causalidad porque su caso es igual al de una de las víctimas francesas. Ella no tenía parientes con cáncer, no fumaba, no bebía y era sumamente joven. Lo que hace pensar que el único factor que haya sido precursor del cáncer son las prótesis”, dijo.

Una amiga de Zorrilla, que solicitó que su nombre quedara en reserva, enfatiza en que su empeño por obtener justicia quería lograr un beneficio común.

“Ella quería que alguien se hiciera responsable de la salud de las afectadas, que la gente tuviera la certeza de ser tratada con materiales de calidad”, recalcó.


Zorrilla, la científica. El trabajo científico de Adriana Zorrilla hizo que cobrara renombre en 2009. La joven asistente de investigación del Laboratorio Biología de Vectores del Instituto de Zoología Tropical de la UCV, formó parte del grupo de 5 investigadores que halló especies del zancudo Aedes Albopictus, identificado como un vector potencial del dengue, en el Cementerio General del Sur y en el terrario del Parque del Este. Era la primera vez que el mosquito era avistado en el país.

Su amiga recuerda su entrega a la ciencia y su preocupación porque las investigaciones sirvieran a la gente.

“Pocos investigadores pueden decir que tienen tantas publicaciones siendo tan jóvenes. A ella le interesaba el control de plagas y estaba entregada al beneficio de la comunidad. Había desarrollado una particular habilidad para identificar los mosquitos solo de verlos. Pronto va a salir un capítulo de un libro de Biología”, expresó.


A la espera. Iris Álvarez, vocera de las afectadas venezolanas que demandaron a los fabricantes de las PIP en Francia, pidió al TSJ celeridad en la emisión de una sentencia que garantice el retiro de las prótesis a las víctimas.

“Tenemos el protocolo que permite el retiro sólo a aquellas mujeres que las tienen rotas o con fisuras. Pero queremos la sentencia del TSJ para todas. De más de 1800 mujeres registradas en el Ministerio de Salud sólo 50 se han retirado las prótesis, que son las que cumplen con lo indicado. Hay algunas con deformidades severas, otras tienen que operarse de emergencia y no van a esperar la sentencia, por eso pedimos celeridad”, expresó.