• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Adicción de padres tiene efecto en hijos

Padres pasean con sus niñas/Foto Alexandra Blanco

Padres pasean con sus niñas/Foto Alexandra Blanco

La investigación demostró que machos descendientes de ratas que consumen cocaína son más resistentes a la droga

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un estudio de la Escuela de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania y del Hospital General de Massachussets reveló que la resistencia a la cocaína puede transmitirse de padres a hijos.

La investigación se realizó con ratones y se publicó en la revista Nature Neuroscience, indica una nota del portal web Eurekalert.

El reporte señala que durante 60 días un grupo de ratas de sexo masculino recibió dosis de cocaína. Después de ese periodo, fueron apareadas con hembras que nunca habían estado expuestas a la droga. Las crías de esas parejas tuvieron acceso a la sustancia y se descubrió que los machos podían controlar el consumo; los hijos de ratones adictos desarrollaron resistencia a la droga.

Mientras que el grupo control recibió solución salina.

Los investigadores señalaron que esas ratas trabajaban con más fuerza para obtener la dosis de cocaína en comparación con las crías de padres adictos.

Eso sugiere, señala el reporte, que el efecto de recompensa de la droga disminuyó en el grupo estudiado.

"Esa es la primera investigación que muestra que los efectos del uso de la cocaína pueden pasarse a las futuras generaciones para crear resistencia al comportamiento adictivo. Eso indica que la exposición de los padres a esas toxinas puede tener efectos profundos en la expresión genética y de comportamiento de las crías", explicó Christopher Pierce, autor principal del estudio.

Más pruebas. Al analizar los cerebros de la descendencia, los científicos encontraron que había una proteína denominada factor neurotrófico derivado del cerebro que actúa en la reducción de los efectos de la cocaína.

Los investigadores señalaron que esos hallazgos no se observaron en las crías hembras.

Aseguraron que no hay explicaciones certeras sobre el fenómeno, pero que las hormonas masculinas pudieran estar involucradas.

Pierce dijo que hay otros cambios psicológicos que deben estudiarse: "También estamos ansiosos por hacer investigaciones similares con otras drogas como la nicotina y el alcohol".