• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Academia exige soluciones para el hospital de niños

El año pasado casi 4.000 niños esperaban por cirugías | Foto William Dumont

El año pasado casi 4.000 niños esperaban por cirugías | Foto William Dumont

Hace 10 días el defensor Tarek William Saab informó que comenzaría la dotación del centro de salud, sin embargo la escasez de insumos continúa

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Academia Nacional de Medicina emitió un comunicado en el que exige al gobierno nacional la atención inmediata de la crisis del Hospital de Niños J. M. de los Ríos.

El grupo de médicos llama la atención sobre el deterioro del centro de salud y recuerdan que varios servicios están paralizados como Oncología, Cirugía Pediátrica, Emergencia, Neurocirugía, Cirugía Cardiovascular, Urología y Otorrinolaringología.

“La Academia Nacional de Medicina en cumplimiento de sus funciones legales de asesoría, resguardo y orientación de la salud de los venezolanos, demanda a las autoridades gubernamentales competentes soluciones a la brevedad posible, para corregir esta situación que atenta contra la salud de nuestros niños, futuro de nuestra patria”, señalan.

El documento, refrendado por el presidente de la ANM, Harry Acquatella, y el secretario Leopoldo Briceño-Iragorry, resalta que desde hace ocho años la infraestructura presenta condiciones deplorables y sus espacios han estado “sometidos a reparaciones interminables e infructuosas”.

Hace un mes el ministro de Salud, Henry Ventura, acudió al centro hospitalario y constató las fallas en los servicios. Se comprometió a resolver los problemas a la brevedad. De acuerdo con notas de prensa emanadas por ese despacho, el hospital está dotado con 80% de los insumos que requiere. Hace 10 días el defensor Tarek William Saab anunció que una mesa técnica se instaló para resolver la crisis de la institución e informó que comenzaría la dotación del hospital. 

El de abril, sin embargo, por la red Twitter se solicitaban apósitos o compresas aislantes, que usualmente provee el Ministerio de Salud a los hospitales, para uno de los niños recluidos en el nosocomio.