• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Academia pide aclarar destino de los recursos para Ciencia

Investigadores expresaron su preocupación por medidas gubernamentales que buscan “frenar el desarrollo del país”

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales expresó ayer su preocupación por las medidas que ha ejecutado el Estado para frenar el desarrollo del país, como es el caso de la reforma a la Ley del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas, la Ley del Libre Acceso al Conocimiento y la limitación presupuestaria a las universidades.

Claudio Bifano, presidente de la Acfiman, señaló que esto es un indicio de que el gobierno no entiende cuál es la verdadera función de la generación de conocimiento, para elevar la productividad en el país.

Advirtió que aunque el Estado ha manifestado que 2,6% del PIB se invierte en ciencia, Bifano recordó que desde 2010, con la reforma a la Ley Orgánica de Ciencia, Tecnología e Innovación, el Ministerio de Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología concentra los aportes económicos que deben destinarse a este sector, sin que se conozca de qué forma está siendo invertido este dinero.

“Si desde 2010 a 2014 ha bajado el número de publicaciones y de patentes, los laboratorios están cada vez más pobremente equipados; si cada vez se está yendo más gente joven preparada, no sabemos entonces en qué se está invirtiendo ese dinero producto del aporte del sector empresarial”, explicó Bifano.

La junta directiva de la Acfiman señaló que ningún grupo de investigación reconocido en el país está recibiendo apoyo económico del Estado. Recordó que la Misión Ciencia, creada en 2006 para fortalecer los posgrados nacionales, está paralizada pues desde hace siete años no han entregado más becas a los investigadores.

Ante esta situación, la Academia propuso a la Comisión de Ciencia y Tecnología de la Asamblea Nacional crear mecanismos de discusión entre el gobierno, las universidades, los centros de investigación y el sector privado, con el fin de concertar políticas favorables para el sector científico.