• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Primeros auxilios aprendidos en el calor de la protesta

Los paramédicos voluntarios se ubicaban en el punto donde chocaban manifestantes y funcionarios de seguridad | Cortesía @MaholyDiaz

Los paramédicos voluntarios se ubicaban en el punto donde chocaban manifestantes y funcionarios de seguridad | Cortesía @MaholyDiaz

Psiquearte dictó talleres de primeros auxilios psicológicos durante los meses de conflicto. Mientras, paramédicos voluntarios atendían a los manifestantes. Una red de solidaridad dio herramientas a los vecinos de Chacao

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Febrero, marzo y abril son meses que los habitantes del municipio Chacao preferirían olvidar. Su vida cambió. El olor de los gases lacrimógenos se hizo una constante y la actividad nocturna desapareció.

Altamira Sur se convirtió en un campo de batalla, pero también dio paso a la solidaridad. De los días de conflicto, quedan los grupos de apoyo que se activan cuando la calle vuelve a agarrar combustión.

Se creó el grupo Paramédicos de Choque. Oriana Provenzano, estudiante de Medicina, recuerda que al principio asistía sola a las manifestaciones. Cargaba un bolsito con insumos para dar primeros auxilios, principalmente a los asfixiados. A medida que pasó el tiempo, entró en contacto con otros que hacían lo mismo y al final eran siete voluntarios que se ubicaban en el punto donde chocaban la GNB con los encapuchados. Se mantenían en los laterales. Mientras aumentaba la intensidad del conflicto también lo hizo la complejidad de las heridas. Asfixia, quemaduras, contusiones, esguinces y hasta una fractura llegaron a ver durante ese tiempo.

Freddy Peláez, estudiante de Nutrición, afirmó que vestían el uniforme de salud pública, cascos blancos con una cruz roja. Siempre llevaban guantes quirúrgicos, lentes y cubrían su rostro con un trapo impregnado con Maalox, que en varias oportunidades se quitaron para dárselo a un paciente y que luego pudieron sustituir por máscaras antigases.

“Nos hacíamos respetar. Estábamos ahí por el derecho a la vida. Eso nos daba cierta inmunidad. En varias oportunidades atendimos a los mismos PNB y GNB, por asfixia, esguinces o laceraciones”, agregó Daniel Picado, estudiante de Medicina. Su centro de operaciones estaba en el campamento del casco de Chacao. “Cuando lo desmontaron, pedimos a la policía que donara los insumos a un centro de salud. Fue frustrante ver las fotos de todos los medicamentos esparcidos por el suelo”, dijo Picado.

Auxilio psicológico. En el interior de los apartamentos cercanos a los puntos de conflicto se libraba otra batalla. Los vecinos cerraban las ventanas y había que esconder a algunos niños en los baños. Era tal el miedo, que la alcaldía organizó una jornada de apoyo psicológico que impartió Psiquearte. “Había mucha inquietud, angustia. La gente no dormía bien, estaban ansiosos. Con el taller nos enseñaron a manejar el estrés y técnicas de respiración para no perder la calma. Para ayudar a otro había que saber cómo ayudarse uno primero”, recordó Giovanna Fantin, residente de la urbanización El Dorado.

Cristal Palacios, directora de Psiquearte, explicó que dictaron talleres de primeros auxilios psicológicos: “Permite detectar cómo funciona el cuerpo en situaciones de crisis para que el susto no te asuste. Una de las estrategias era aislarse de lo que pasaba afuera, pues como individuo no se está en capacidad de cambiar la situación”.

En El Dorado también desarrollaron una red de seguridad por Whatsapp. Verónica Carrasco, residente de El Dorado, afirmó: “Una de las recomendaciones era aprender a diferenciar los hechos de los supuestos. El miedo puede desatar fantasías y eso quedó como una enseñanza para la vida cotidiana. En Venezuela vivimos una situación de crisis generalizada y esas herramientas nos ayudan con el autocontrol emocional”.

Operativos

En Chacao, la alcaldía organizó operativos integrales con la participación de Salud Chacao, las oficinas de Apoyo al Capital Social, de Atención al Ciudadano, unidad de veterinaria y la Dirección de Justicia Municipal. Gustavo Duque, director de Justicia Municipal, destacó que se hicieron visitas casa por casa para evaluar el daño físico, emocional y material de los habitantes del municipio. Visitaron 745 viviendas. “En total recibimos 105 reportes de daños en entradas de edificios, ventanas, paredes, carros o santamarías. Hubo 106 mascotas afectadas. Fue importante porque de esta manera la gente se sintió acompañada”.