• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Instan a Min Salud a seguir recomendaciones de la OMS

Influenza AH1N1 / Reuters

Afirman que la vacuna es insustituible para controlar el virus / Reuters

Desde 2009, el organismo internacional recomienda la publicación de boletines diarios. Venezuela tiene una mora de 20 días

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La multiplicación del número de casos positivos de AH1N1 en el país se aceleró en las últimas cuatro semanas, aunque no así las medidas sanitarias que debe tomar el Ministerio de Salud para evitar su propagación. La Red de Sociedades Científicas Médicas Venezolanas, la Red Defendamos la Epidemiología Nacional, la Sociedad Venezolana de Salud Pública y la Academia Nacional de Medicina hicieron una declaración conjunta sobre el brote epidémico de influenza que afecta al país desde hace un mes, en el que critican a la ministra de salud, Isabel Iturria, por la negativa a ofrecer datos actualizados sobre el desarrollo del evento.

El grupo de epidemiólogos recordó que la Organización Mundial de la Salud recomienda, desde la pandemia de 2009, que se publiquen boletines diarios sobre la evolución de la enfermedad. Sin embargo, el Ministerio de Salud desatiende esta sugerencia. El último boletín publicado por ese despacho contiene información hasta el 11 de mayo de 2013, es decir tiene una mora de 20 días.

“Cualquier epidemia para la OMS es una emergencia. Hay que recordar que según las estimaciones de ese organismo para la AH1N1, cada fallecido equivale al menos a 10.000 personas infectadas con el virus”, señaló José Félix Oletta, miembro de la red médica.

En el manifiesto los especialistas reprochan la ausencia de información sobre el tema. “No es aceptable por ninguna razón la censura arbitraria de información epidemiológica del brote por parte de ningún funcionario pues aumenta la incertidumbre, el miedo y la conmoción entre la población, y contribuye a subestimar el problema. La censura epidemiológica y la restricción arbitraria de información viola el derecho de las personas a estar debidamente informadas sobre asuntos de interés público y disminuye el alerta e interés por el cuidado personal de su salud y la participación de los ciudadanos para preservar la salud de la población. Además, impide a los profesionales de la salud el acceso a las fuentes de información oficial confiables y necesarias para orientar el diagnóstico y las conductas aplicables a los casos sospechosos”, señalaron.

El grupo dijo que Iturria mantiene un doble discurso sobre el abordaje de la enfermedad al restarle importancia a la vacunación como mecanismo de protección y afirmar, contrariamente, que la vacuna forma parte del esquema nacional obligatorio.

Adelfa Betancourt, epidemióloga y ex directora del Programa Nacional de Inmunizaciones, solicitó al Instituto Nacional de Higiene que detalle el tipo de virus circulante. “Si la vacuna es mala debería eliminarse del esquema nacional de vacunación, que indica que debe aplicarse a bebés entre los 6 y 11 meses de edad. El ministerio debería pedirle al INH que diga si lo que está circulando es una mutación, si tiene una variación que ataca a los jóvenes”, dijo.

La experta recomendó la aplicación del criterio de nexo epidemiológico, que indica que las personas provenientes de núcleos familiares con dos o más enfermos de influenza, que tengan manifestaciones clínicas similares, deben recibir la vacuna contra la AH1N1.


Recomendaciones. La red científica insistió en que la vacuna antiinfluenza estacional es insustituible y que debe complementarse con estrategias de control y profilaxis, como el lavado de manos y taparse la boca al toser y estornudar. Recomendaron priorizar las dosis entre el personal de salud, embarazadas, en período posparto inmediato y otros grupos de alto riesgo, el análisis de las razones para el descenso en la cobertura de las inmunizaciones y el inicio de una campaña educativa sobre el tema.


En ascenso

La red científica accedió a los datos contabilizados por el Ministerio de Salud hasta el 23 de mayo, que señalan que hubo 19 muertes por la gripe AH1N1 y una por AH2N3, y que hay 230 infectados en el país.

La mayor cantidad de enfermos tiene menos de 49 años de edad. La información contrasta con la sumatoria de casos obtenida a partir de las declaraciones del Ministerio de Salud en los últimos días. De acuerdo con esos datos, la cifra de enfermos es de 423. Ninguno de los dos informes posee datos actualizados sobre la situación en Mérida, donde inició el brote. El reporte más reciente del ministerio indica que hay casos confirmados en Distrito Capital y Miranda, estados que no han ofrecido datos oficiales sobre la situación.