• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Caraqueños arman redes para hallar productos escasos

Los consumidores hacen colas para adquirir los productos | Foto William Dumont

Los consumidores hacen colas para adquirir los productos | Foto William Dumont

Familias que intercambian información, recorridos grupales de supermercados y trueques son formas de enfrentar el desabastecimiento. Llamadas y mensajes de textos son las estrategias de comunicación más usuales

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Es martes y son las 9:00 am. Las Figueroa, parientes y vecinas que habitan en en el municipio Sucre, están sentadas en una acera cercana a un supermercado dentro del Unicentro El Marqués para comprar un kilo de leche en polvo cada una.

Es la segunda cola del día. En el piso yacen varias bolsas con harina de maíz que lograron comprar en otro supermercado en Macaracuay. El trío de mujeres amanece por lo menos dos veces a la semana en alguna fila para comprar alimentos.

“Donde vemos una cola nos paramos. Desde las 6:00 am empezamos a buscar. Esa es la única forma de hallar lo que se necesita. Pasamos todo el día en esto, haciendo colas. De aquí vamos a otro lugar para buscar aceite o azúcar”, relata Yoselin Figueroa.

Mientras narran su travesía, los transeúntes husmean el contenido de sus bolsas y les preguntan dónde consiguieron la harina. Otros indagan qué hay dentro del supermercado.

Liliana Guarino, una microempresaria dedicada a prestar servicios de catering, también involucró a sus hermanas y vecinas en una red de apoyo para abastecerse. De esas provisiones depende su negocio y su propia familia.

“Entre mis tres hermanas y yo se va corriendo la voz de lo que se consigue. La que pueda compra lo que ve o llama para ir a buscarlo. Yo no me presto a comprarle a buhoneros porque ellos aumentan los precios”, dice.

Algunas redes se han conformado por amigos que se conocieron en las colas.  “En varias ocasiones hemos coincidido diferentes personas lo que ha resultado en una relación de amistad. Nos damos los números de teléfono y cuando alguno sabe donde están vendiendo algún artículo nos mandamos un mensaje o nos llamamos”, cuenta Efigenia Martínez.

Pero el intercambio de números telefónicos no se circunscribe únicamente a los clientes. También los empleados –cajeros, dependientes o cargadores de bolsas– ofrecen su “solidaridad” a cambio de una “colaboración” para avisar a los clientes cuando llega algún producto escaso.

La usuaria @mariemvelazco, participante de una encuesta en Twitter promovida por El Nacional para conocer cómo se organizan los venezolanos para abastecerse, narra su experiencia: “Mi mamá conoce a la señora de la bodega. Cuando va a buscar lo que le guarda (poco), espera a que todos se vayan para dárselo”.

Peine y trueque. Existen dos modalidades adicionales para conseguir los artículos de primera necesidad. La del peine o rastreo por zonas y la del trueque.

Maricarmen Soto, habitante de El Cafetal, explica que dedica casi todos los fines de semana a la actividad. Ella y seis vecinas se ponen de acuerdo para ir a una zona específica de la ciudad a buscar víveres.

“Nosotras peinamos zonas. En las mañanas tempranito nos vamos a un sitio para comprar. Si hay varios productos cada una compra lo que necesita para su casa y deja algo para intercambiarlo con las demás”, relata.

Ileana Villalobos, residente de Chacao, dice que  participa en una red en la que comprar cualquier artículo es una norma, aunque ya se cuente con él en casa. Solo así pueden garantizar un trueque cuando surja la necesidad.

“La semana pasada cambie dos litros de leche por dos de aceite y harina de maíz por harina de trigo. Voy al supermercado al menos tres veces por semana. También estoy pendiente de distribuidores, trabajadores de empresas y mayoristas para comprar”. 

Abastéceme

La escasez ha hecho aflorar iniciativas ingeniosas para ubicar productos básicos.  En 2013 José Augusto Montiel, estudiante de Ingeniería Química, creó la aplicación Abastéceme que ayuda a encontrar artículos como azúcar, harina de maíz, papel higiénico, aceite, harina de trigo, jabón de baño, leche en polvo y mantequilla sin tener que recorrer los abastecimientos. Está disponible en Android y también se puede acceder en www.abasteceme.com/Abasteceme.html



lcardona@el-nacional.com