• Caracas (Venezuela)

Siete Días

Al instante

El zapping se acorta por falta de dólares

Sin equipos que ofrecer es imposible captar nuevos clientes | Foto Archivo El Nacional

Sin equipos que ofrecer es imposible captar nuevos clientes | Foto Archivo El Nacional

Canales como TNT, Canal Sony, Universal Channel y elgourmet salieron sin aviso del servicio Cantv Satelital por falta de pago, un riesgo que se extiende a las otras compañías de televisión paga, a las que no se le asignan dólares desde hace más de un año

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“No podemos ofrecer soluciones” esa es la frase que se escucha en la reunión del Motor de Telecomunicaciones. Cada lunes, representantes de las cableoperadoras asisten a Conatel, en donde se les exige calidad de servicio, una pretensión que se traduce en dólares.

Desde hace más de un año no se le asignan divisas al sector, cuya penetración es de 64,93%, de acuerdo con cifras de Conatel. Las primeras consecuencias de la sequía de moneda extranjera las sintieron los clientes de Cantv Satelital. Desde principios de mes, 900.000 suscriptores del servicio de televisión de la compañía estatal –de acuerdo con la Memoria y Cuenta 2015– se quedaron sin ver 13 canales, entre los que se encuentran Sony, Warner Channel, Universal Channel y TNT. Además salieron las señales pertenecientes a Chello Latin American, como elgourmet.

La compañía aseguró en un comunicado que la salida del aire de estas señales se debe a que se encuentran revisando sus contratos. Sin embargo, fuentes cercanas a la empresa, que prefieren el anonimato, aseguran que esto se debió a la falta de pago.

Así, los clientes de Cantv Satelital que disfrutaban de las señales que administran NBC Universal para América Latina y Chello Latin American solo verán Cubavisión, Russia Today, Ecuador TV Internacional, TV Brasil, entre otros. El corte se volvió tendencia en Twitter.

Hasta ahora, sólo los clientes de Cantv Satelital han sido afectados, sin embargo no se descarta que la situación se extienda a usuarios de otras empresas de televisión por suscripción.

Algunos canales cobran a las cableoperadoras los derechos de transmisión y distribución en dólares, otros lo hacían –hasta ahora– a tasa Sicad. Las operadoras más grandes como Directv, Inter, NetUno y Supercable, entre otras, negocian como pueden con las principales cadenas –HBO, NBC Universal, Discovery y Fox– para mantener el servicio.

Pero los dólares no llegan y el miércoles se rumoraba que el sector telecomunicaciones pasaría a tasa Dicom, que ese día cerró a 349 bolívares por dólar aunque el sistema aún no ha comenzado a operar. Las empresas esperaban la comunicación oficial y hacían sus cálculos: ir de Sicad (13,85 bolívares) al dólar fluctuante implica un ajuste de 1.300%, hasta ese día.

La imposibilidad de subir los precios de los paquetes básicos (congelados desde julio de 2015) al ritmo de la inflación –y ahora del dólar Dicom–, ha hecho que las operadoras trasladen el impacto a los usuarios de canales premium. En Directv, la compañía de televisión paga más grande del país con un poco más de dos millones de suscriptores, el paquete de HBO aumentó de 87 bolívares a 540, mientras que en Inter pasó de 108 bolívares a 738. Por el mismo servicio, un cliente de Movistar TV pagaba 82,27 bolívares y ahora deberá cancelar 518.

La situación es compleja y los ajustes no son suficientes. Aunque no hay cifras oficiales, una fuente cercana a la Cámara Venezolana de la Televisión por Suscripción, señala que los aumentos de precios de los paquetes premium no representan un respiro en las finanzas de las empresas, porque la mayoría de los suscriptores tienen contratados los planes básicos.

Más allá de los canales. La falta de moneda extranjera no solo podría incidir en que canales internacionales salgan de los televisores venezolanos. Hay otros retos que las empresas han sorteado desde hace meses: la falta de equipos, como decodificadores y controles remotos, la escasez de fibra óptica y de tornillos de seguridad para los cajetines, la carencia de amplificadores de señal, entre otras.

Venezuela fue uno de los primeros países de la región en tener una red de fibra óptica, que hoy peligra por la falta de mantenimiento. Esto, aunado a la imposibilidad de importar insumos básicos, impide a las empresas crecer y mantenerse competitivas.

Sin equipos que ofrecer es imposible captar nuevos clientes. Todo esto sin contar el aumento de las conexiones ilegales gracias a la imposibilidad de comprar suministros como tornillos y cajetines que, en el caso de las cableras terrestres, garanticen la seguridad de las conexiones y la oferta de dispositivos como decodificadores en el mercado negro. Un kit de Directv puede ser comprado en Mercado Libre por 185.000 bolívares.

Algunas empresas se han quedado sin personal de telemercadeo porque los empleados renuncian porque ya no generan comisiones por ventas. Los equipos de instalación también se han reducido y en las compañías más pequeñas sobreviven, apenas, los grupos encargados de la cobranza y la atención al cliente.

Las compañías han paliado la crisis ofreciendo un upgrade de los paquetes a sus usuarios ante la imposibilidad de conseguir nuevos clientes.  Sin embargo, esta es una fórmula en la que no confían puesto que la capacidad de pago de los venezolanos se ha reducido dramáticamente ante la inflación.

También:
El país se queda fuera de cobertura 

Sin “vidas” en el Internet más lento