• Caracas (Venezuela)

Siete Días

Al instante

"Los voluntarios respondimos rápido"

El equipo de Cabos halló a cuatro sobrevivientes en la sede de Puramin

El equipo de Cabos halló a cuatro sobrevivientes en la sede de Puramin

Joe Cabos coordinó al Grupo de Rescate Paraguaná

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

n la maleta de la camioneta de Joe Cabos hay cuerdas, un maletín de primeros auxilios, ganchos de acero y botas. A un lado está un perro lesionado que acaba de recoger. Conversa de camino al veterinario. 

Cabos, de 36 años de edad, es coordinador del Grupo de Rescate Paraguaná, que tiene 30 miembros entre los que se cuentan ex bomberos y técnicos en emergencia. Después del estruendo de la madrugada, recibió la llamada del director de Protección Civil del municipio Los Taques, Alí Rodríguez, que pedía la ayuda de los voluntarios. Buscó a otros compañeros en la camioneta y llegaron al sitio casi a las 2:00 de la mañana. Confusión, gente que corría, avisos de que había que evacuar. Llamas que crecían y los obligaban a montarse en el carro y huir. 

Múltiples regresos. 

El grupo fue de los primeros en rescatar a víctimas en la sede de Puramin, la empresa de lubricantes que funcionaba a lado de la refinería de Amuay que la explosión redujo a escombros. 

Tenían experiencia en los desastres ocasionados por las lluvias, pero esta vez se vieron rebasados, no sólo por el horror sino por la falta de recursos. "Llegó un compañero con un vehículo 4x4, sacamos el güinche, lo amarramos a la cerca perimetral de Puramin y con el vehículo la rompimos y entramos. De ahí pudimos sacar a cuatro personas con vida. Lamentablemente con otros dos llegamos tarde. Creo que sacamos seis cuerpos sin vida de allí", recuerda. 

En el destacamento de la Guardia Nacional, los voluntarios ayudaron a rescatar a un sobreviviente. "Revisamos habitaciones, camas, levantamos todo lo que se podía para descartar que hubiera alguien. 

Sacamos cuerpos inertes, algunos de ellos eran niños". 

Los perros deambulaban aturdidos entre los escombros y mordieron a algunos rescatistas. "Les tiramos sábanas, y los sacamos. Desafortunadamente no había alguien que estuviera pendiente de las mascotas porque la prioridad eran los humanos", relata. 

Para estas labores emplearon los equipos que el grupo ha comprado con sus propios recursos. "En ese momento trabajamos todos. Hubo camionetas de Pdvsa, de la alcaldía y vehículos particulares para trasladar lesionados y también cadáveres. Pero es innegable que necesitamos que organizaciones públicas o privadas nos donen equipos porque los voluntarios respondimos rápido".