• Caracas (Venezuela)

Siete Días

Al instante

Los softwares espías de Datys

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La creación de programas informáticos para la vigilancia de las comunicaciones entre los ciudadanos no es asunto exclusivo de Estados Unidos y un grupo de países desarrollados. Datys es una compañía del Gobierno de Cuba que produce software con capacidad para vulnerar la confidencialidad de lo que las personas intercambian a través de Internet o de los teléfonos.

La firma, adscrita al Ministerio del Interior, del cual depende también el servicio de inteligencia conocido como G2, dispone de un catálogo de 40 productos cuya presentación habla por sí misma. Xyma Phone Verivoz permite verificar la identidad de una persona mediante la voz a través de llamadas telefónicas. “Es de utilidad para los órganos policiales en la supervisión de aquellos ciudadanos sujetos a control”, precisa la presentación comercial. Un sistema de grabación de llamadas denominado Xyma Phone Record permite la escucha en tiempo real de las conversaciones que se estén dando en las líneas telefónicas analógicas o digitales conectadas. El sistema es capaz de transcribir los diálogos para ser analizados. Con otro programa, llamado Gema, garantizan a sus clientes el análisis de archivos y de la mensajería institucional “para la detección de fugas de información sensible”.

Stela es la denominación de otro software que hace “minería de redes sociales”. Es decir: permite identificar grupos de individuos a partir de las relaciones que se establecen entre ellos; detectar la influencia de esas personas dentro de su grupo; identificar sus roles y procesar temas e hilos de conversación en redes de correo electrónico. La lista de utilidades del programa incluye el “monitoreo y vigilancia para tareas de seguridad”. Nada de lo anterior es irrelevante en Venezuela, donde se han denunciado las actividades de funcionarios encubiertos cubanos. Uno de ellos, apodado Aramis, conversó con Mario Silva, de acuerdo con la grabación que se le atribuyó al ex conductor del programa televisivo La  Hojilla, del canal estatal VTV. En el audio ambos reconocen que la inteligencia cubana opera en el país. El fallecido presidente Hugo Chávez estableció una alianza con Fidel y Raúl Castro que ha sido, para muchos opositores, el punto de partida de la penetración antillana en Venezuela.

Datys participa en las ferias de informática que se celebran anualmente en La Habana y fue la ponente estrella en el Simposio de la Técnica  Criminalística Cubana de 2012, que patrocinó -entre otros organismos del Estado cubano- el Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias. Usualmente en la presentación de sus productos aparecen gráficos de flujo que siempre terminan con la silueta de un oficial de policía.

Rostro y huellas

Datys entregó a Argentina un conjunto de programas que forman parte de los sistemas de seguridad de ese país. En el paquete están incluidos al menos cinco softwares. Biomesys Babyfeet permite comparar las impresiones de los pies de recién nacidos y es de uso obligatorio en los hospitales sureños. Biomesys AFIS Civil se emplea para contrastar trazas dactilares, rostros y hasta muestras de ADN. Biomesys Palmfusion permite verificar imágenes de las palmas de las manos. Biomesys Face facilita el reconocimiento de rostros, y Biomesys Plataforma de Identificación Multibiométrica pone a disposición una base de datos para guardar la información biográfica y biométrica de las personas. La información que procesa el software cubano es usada por siete organismos estatales, entre los que se cuentan la Policía de Seguridad Aeroportuaria y la Policía Federal.

En Bolivia, Datys implantó el programa Emipas.bo, para la emisión de pasaportes electrónicos. El sistema mantiene una base de datos con la foto y las huellas de cada ciudadano que tramita ese documento en el país andino.

Cuba multiplica su presencia en los cuerpos de seguridad de la región al tiempo que avanza en otro de sus intereses estratégicos: el militar. En marzo, el Gobierno de la isla anunció la creación de la Empresa de Tecnologías Informáticas para la  Defensa, adscrita al Ministerio de Informática y Comunicaciones. Medardo Morales, presidente de la nueva compañía, dijo que buscaría elevar la soberanía tecnológica de la isla y crear la infraestructura necesaria para “garantizar la seguridad y defensa”. Ahora la lucha de la revolución es tecnológica.