• Caracas (Venezuela)

Siete Días

Al instante

“La revolución necesita viagra para enderezar sus entuertos”

Rómulo Aponte, psiquiatra y sexólogo | Foto Manuel Sardá

Rómulo Aponte, psiquiatra y sexólogo | Foto Manuel Sardá

Rómulo Aponte: psiquiatra y sexólogo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

—¿Es inédito el caso Venezuela?
—La gravedad de la enfermedad llama la atención de diversas inquietudes aun más allá de lo médico y lo psicosocial.
—¿El diagnóstico de la paciente?
—Agobiada, maltratada.
—¿Un síntoma?
—La incertidumbre y el sufrimiento asociados a la ansiedad. La depresión y la rabia ligadas a la violencia.
—¿Hay miedo que dure 100 años?
—Podemos reaccionar al miedo con parálisis inicial y con enfrentamientos a posteriori.
—¿Se agota el humor como escape?
—El humor es reparador de calamidades, pero debemos cuidarnos del humor negro para no reírnos de nuestra propia tragedia.
—Es lo que ha ocurrido; incluso, afirman que hacerlo denota sabiduría…
—Te desvía de las iniciativas para la solución de los problemas.
—¿Escapa el que emigra?
—Hay una combinación de escape como alternativa de salvación y de evasión por magnificar la dificultad y minimizar sus capacidades de afrontamiento.
—¿El “coco” de la revolución?
—Un gobierno que carece de plasticidad cerebral.
—¿De la MUD?
—El egocentrismo narcisista que impone la prevalencia del “yo”.
—¿De los Ni-Ni?
—La duda y la indecisión obsesivas.
—¿Vive el político un mundo bipolar?
—Se debate entre la bipolaridad de sus pretensiones y la realidad de sus frustraciones. Si los que gobiernan no fueran psicópatas se sentirían culpables por su fracaso.
—¿Un sector cuerdo?
—Los que salen a la calle a defender el derecho a la libertad y a la calidad de vida.
—¿Por qué otra parte de la población, incluido el sindicalismo oficialista, celebra que le vuelvan a otorgar de aumento salarial el equivalente a una malta diaria?
—Porque esa parte considera que no merece la satisfacción plena de sus necesidades.
—Por fin, ¿quién volvió loco a quién?
—La locura de la mayoría los condujo a elegir enajenados.
—¿De que se pega se pega?
—Los niños aprenden a ser agresivos imitando los modelos del ejercicio arbitrario del poder.
—¿Un candidato para acostar en el diván?
—El alto gobierno y los opositores divisionistas.
—¿El tratamiento?
—Una junta de psiquiatras que aplique la imparcialidad del juicio lógico y la libertad para el diagnóstico y la intervención necesaria.
—¿Se acuestan hoy menos las parejas?
—Sí. Y los que lo hacen han desmejorado su calidad de amantes. La realidad es antierótica.
—¿Baja la libido una cola de automercado?
—Sí, las colas generan frustraciones y estrés. Se disparan la adrenalina y el cortisol y se lesionan las pasiones lujuriosas.
—¿Cuál género manifiesta más problemas?
—Las mujeres sufren más trastornos del deseo y los hombres sufren eyaculación precoz.
—¿Choca el sexo con el feminismo y el machismo?
—Las doctrinas de extrema separación de géneros dificultan la intimidad.
—¿Un tabú persistente?
—La pretensión de fidelidad de las mujeres.
—¿Es femme fatale la venezolana?
—Son más eróticas.
—¿La pregunta que aún le asombra?
—¿Le revelo a mi marido que este embarazo no es de él?
—¿La red erótica?
—ASK es magnífica para los voyeristas y las mujeres histéricas que manipulan con el tengo, pero no te doy.
—¿Un destino sensual para emigrar?
—San Juan de las Galdonas… Aguas tibias, mariscos y cacao.
—¿Con qué liga mejor el sexo en este país?
—Con el poder del hombre y la sensualidad de la mujer. Las mujeres poderosas intimidan a los hombres débiles.
—¿Le montan cachos al soberano?
—Sí, los venezolanos han sido traicionados. La infidelidad no es exclusivamente sexual.
—Aunque dicen que Venezuela está más feliz que nunca…
—Venezuela es un país quebrantado física y psicosocialmente.
—¿La patología de Maduro?
—Porta un  ladrillo en el cerebro delirante y refractario a la ruinosa realidad que denuncia y evidencia su fracaso.
—¿La patología de Henrique Capriles?
—La incapacidad para identificar la oportunidad del reclamo.
—¿Qué agradece la psiquiatría nacional al gobierno?
—La exposición de la semiología psiquiátrica en los medios de comunicación oficialistas.
—¿Y viceversa?
—Esa consulta la tiene pendiente.
—¿Un estimulante para la MUD?
—La ilusión del poder.
—¿Necesita también viagra la revolución?
—Para enderezar sus entuertos.
—Para que el camino no se haga tan largo y tortuoso…
—Librarse de los opresores.
—Como lo fue Stalin, ¿es el presidente un “papá” para algunos connacionales?
—Los padres y los gobiernos que subyugan hacen a la gente sumisa, pero nos queda la alternativa de la rebeldía reactiva y asertiva.
—¿Habrá química entre gobierno y oposición?
—Reconociendo la voluntad de las mayorías.
—¿Una terapia para la paciente?
—Fortalecer la autoestima individual, que cura el resentimiento; identificar nuestros recursos y ejercer el derecho de ser libres y felices.
—¿El orgasmo nacional?
—La liberación de la opresión.
—¿Qué pasaría en Venezuela si interviniesen la actividad sexual?
—Pueden imponer impuestos al orgasmo, pero las mujeres multiorgásmicas y los hombres de eyaculación rápida serán contribuyentes especiales.