• Caracas (Venezuela)

Siete Días

Al instante

¿Es posible lograr la hegemonía en Internet?

Cibercafé en China | Foto EFE / Archivo

Cibercafé en China | Foto EFE / Archivo

China regula los contenidos que aparecen en la web porque controla todos los servidores localmente. Expertos en la materia afirman que un control similar en Venezuela requiere de un punto único de acceso nacional con buscadores y servidores locales

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En China es imposible escribir “4 de junio” en una búsqueda en Internet. El gobierno de ese país tiene la fecha bloqueada, así como varias opciones que podrían ser usadas para referirse a ese mismo día, entre ellas “35 de mayo”, “principio de junio” o “el día 4”.

La razón es política: el 4 de junio de 1989 el Ejército chino acabó en la Plaza de Tiananmen con una protesta contra el gobierno que llevaba casi dos meses. Lo hizo a la fuerza y asesinando a más de 400 personas. Desde entonces se relaciona el día con los movimientos de resistencia.

La oficina de Administración del Ciberespacio de China se encarga de regular los contenidos que aparecen en la web. Pueden hacerlo porque controlan todos los servidores localmente, lo que les permite bloquear desde palabras hasta portales completos. No es de extrañar entonces que sea uno de los pocos países en los que la red social más popular no es ni Facebook ni Twitter, sino Weibo.

“Para establecer en Venezuela bloqueos como los que se hacen en China se necesitaría un punto único de acceso nacional con buscadores y servidores locales. No creo que lleguen tan lejos porque eso requeriría una inversión muy grande para desarrollar megaservidores y un nuevo marco legal”, indica William Peña, editor de Inside Telecom.

Sin embargo, dada la creciente relación que existe entre los dos países, expertos no descartan que el chavismo aplique algunos mecanismos utilizados en China que son menos sofisticados.

Por ejemplo, las guerrillas comunicacionales y la #Tropa son similares a los 50 Cent Party, comentaristas chinos de Internet que tienen ese nombre popular debido a que cobran 50 centavos de yuan por cada mensaje a favor del gobierno que publican en las redes chinas para generar conversación y desviar la atención de temas considerados peligrosos.

Luis Carlos Díaz, responsable de comunicaciones del Centro Gumilla, advierte que en Venezuela hay “sapos” cuyo trabajo es monitorear las redes para generar informes y delatar a determinados usuarios. “China es una inspiración. Siendo socios no es extraño que haya cierta transferencia de algunas herramientas de represión”, alerta.

En enero de 2014, Nicolás Maduro creó el Viceministerio de Redes Sociales, adscrito al Ministerio de Comunicación e Información.

No hay mucha información acerca de las funciones de esta oficina, aunque en la Memoria y Cuenta 2014 se indica que debe “conducir y supervisar el análisis de contenidos informativos de interés público que se generan en redes sociales”. El año pasado articuló con “colectivos de tuiteros como Rentsoc, Trinchera Creativa, Ola Bolivariana y Foro Candanga para posicionar 2.608 etiquetas revolucionarias, así como un total de 16.413.479 menciones”.

Otro aliado de Venezuela que también se destaca por su control de Internet es Rusia, aunque en este país hay mayor libertad que en China. Su red social más popular es Vkontakte, comprada recientemente por empresarios cercanos al gobierno.

Lea también:
Maduro lucha por ser trending topic

El gobierno lanza su propia red social