• Caracas (Venezuela)

Siete Días

Al instante

El bajo perfil del equipo contra la crisis

Los miembros del nuevo equipo de funcionarios que maneja la economía se destacan más por ser figuras de confianza de Nicolás Maduro y Diosdado Cabello que por su preparación en el área

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El 7 de enero pasado, Nicolás Maduro se jugaba buena parte del futuro de la llamada revolución bolivariana a más de 14.000 kilómetros de distancia de Caracas. En una mesa brillante de madera con más de 20 puestos, el presidente y la mayor parte de su equipo económico estaban sentados frente a la plana mayor del gobierno chino. Iban a buscar financiamiento: al final del tercer trimestre de 2014, la deuda externa del país era de 116,5 millardos de dólares, más de 5 veces el valor total de las reservas, que al 12 de enero estaban en 20,7 millardos, según el Banco Central de Venezuela.

Tras visitar Pekín, Maduro y el grupo continuaron su peregrinación por Irán, Qatar, Arabia Saudita, Argelia, Rusia y México. Donde no intentaron negociar préstamos, pujaron por una nueva estrategia que eleve el precio del petróleo. Las dos misiones tienen un mismo objetivo: conseguir dólares para salvar el proyecto socialista.

Esa meta es fundamental para los cabecillas actuales del equipo económico de Maduro, que ha venido mutando desde que llegó a Miraflores y ha pasado por el control de distintos grupos ideológicos. Ahora está constituido por figuras de bajo perfil cuya preparación es dispar. En la escogencia parece ser más importante la lealtad: solo fue posible confirmar la presencia de un economista entre las figuras destacadas (Rocco Albisinni, recién llegado al Cencoex). En el grupo hay un geógrafo, internacionalistas y algunos estudiantes que –por su promedio de notas– no pudieron ingresar a la Universidad Central de Venezuela y a la Universidad de Carabobo. Tres de los miembros son militares y todos se relacionan directamente con Maduro o Diosdado Cabello.

El líder actual es Rodolfo Clemente Marco Torres, general de brigada y vicepresidente del Área Económica, quien representa una tendencia más "prudente" que la de Rafael Ramírez, ex presidente de Pdvsa. "Marco Torres propuso una visión distinta a la de Ramírez. Tiene una inclinación mucho más gradualista y cautelosa de los ajustes económicos", explica una fuente conocedora del tema y que ha estado cerca del alto gobierno. Para materializar su plan necesitan la liquidez que fueron a buscar en esta gira internacional.

La idea de Ramírez era anunciar medidas de choque como la unificación cambiaria y la subida del precio de la gasolina. El ala más marxista del gobierno, integrada por figuras como el vicepresidente Jorge Arreaza, se manifestó en contra y convenció a Maduro de que esa decisión era muy costosa.

Como una solución menos radical ganó peso Marco Torres. Los últimos cambios en el equipo lo evidencian: Ramírez salió del gobierno y, en el Cencoex, se fue Alejandro Fleming, cercano a Arreaza, y entró Rocco Albisinni, viceministro de Finanzas y ficha de Torres.

Sin embargo, los cambios han dejado cicatrices profundas en la imagen del gobierno. La fuente agrega que en los mercados internacionales existe frustración porque no se termina de anunciar ninguna medida. Prueba de ello es que Bank of America, que siempre había desestimado la posibilidad de que Venezuela cayera en default, previó en su último informe de principios de enero un escenario oscuro en el que el país pudiese incurrir en cesación de pagos si la situación financiera empeora.

Ante las circunstancias actuales, expertos consideran que la propuesta es elevar el tipo de cambio del Cencoex y depreciar la tasa del Sicad II, lo que poco a poco ha venido ocurriendo. La decisión final está en manos de Maduro, quien debe mediar entre las tendencias internas.

PERFILES

Un general de confianza

El 5 de julio de 2013, Nicolás Maduro realizó sus primeros ascensos militares. De 46 oficiales que pasaron a general de brigada, destacan los primeros 5: Manuel Bernal es hoy director del Sebin, Oscar González preside Cavim; Domingo Hernández dirige la Academia Militar; Iván Hernández es la cabeza de la Dirección de Contrainteligencia Militar; y Rodolfo Marco Torres es vicepresidente del Área Económica.

Todos se graduaron de la Academia Militar en 1988 y estuvieron en cargos cercanos a Hugo Chávez en sus años de presidente. "Es lógico que Maduro tenga más confianza en oficiales que estuvieron cerca de Chávez. Si él lo designó como su sucesor, se trata entonces de endosar la lealtad que le tenían", apunta un experto en el área militar.

Torres fue director de Finanzas del Despacho de la Presidencia con Chávez y es cercano a la ministra del Interior, la almiranta Carmen Meléndez. "Es su discípulo", comentó sobre la relación un alto oficial que declaró en condición de anonimato. Cuando ella presidió la Tesorería Nacional, en 2003, el general de brigada fue subtesorero.

Tiene buena reputación por su manejo del Banco de Venezuela, al que llegó por orden de Chávez en 2011 luego de su nacionalización en 2009. "Eso hay que reconocérselo, aunque se debe a que supo mantener a gran parte de la gerencia que estaba en el banco cuando era privado", opina un economista.

La mayor parte de su experiencia en economía la ha obtenido con los cargos desempeñados. Fue presidente del Banco del Tesoro y ministro de Banca Pública, también forma parte de las directivas del BCV, Pdvsa y Cencoex. Se solicitó al Ministerio de Economía, Finanzas y Banca Pública su currículo para precisar su formación académica, pero el pedido no tuvo respuesta.

"En las reuniones con inversionistas, no muestra la misma propiedad que Rafael Ramírez al momento de hablar. Tampoco genera tanta confianza porque no creen que tenga tanto poder como tenía él", agrega el economista.

En los años noventa, Marco Torres se casó con María Elena Milano, oriunda de Calabozo y a quien conoció mientras estaba destacado como subteniente en Guárico. Un periódico de esa ciudad lo llamó en noviembre pasado "el samaritano tras bastidores" debido a las ayudas que ha dado a esa comunidad a través de los ministerios y la fundación del Banco de Venezuela, el cual patrocina al equipo de fútbol local.

La hermana del alcalde

Delcy Rodríguez volvió a la escena principal de la mano de Nicolás Maduro, quien la nombró ministra de Comunicación e Información al principio de su gobierno y luego la designó canciller el pasado 26 de diciembre.

La hermana del alcalde del municipio Libertador, Jorge Rodríguez, tenía años sin ser parte del gobierno después de que Hugo Chávez la relevara del Despacho de la Presidencia en 2006. En ese cargo estuvo pocos meses y salió por diferencias con el jefe del Estado, quien la destituyó en medio de un viaje a Rusia. Luego de eso solo ocupó un cargo administrativo en la Vicepresidencia cuando su hermano estuvo al mando de esa instancia.

Los Rodríguez fueron dirigentes estudiantiles activos y militaron en la Liga Socialista, de donde proviene su afinidad con Maduro. Le toca ser canciller en un momento difícil por la caída de los precios del petróleo. Se estrenó coordinando la última gira, que inició en Rusia, donde Maduro fue recibido por el vicecanciller, lo que fue considerado un traspié diplomático y obligó a regresar días después a ese país.

El geógrafo antidinosaurios

En los años noventa, Ricardo Menéndez ganó la presidencia de la Federación de Centros Universitarios de la UCV con una campaña creativa. "Venció llamando dinosaurios a sus rivales. Él y los que lo acompañaban eran todos independientes y no creían en los partidos. Basaron su campaña en los dinosaurios y se dieron a conocer como los dinos", relata un compañero de clase.

Menéndez se graduó como geógrafo Magna Cum Laude y tiene maestría en Planificación Urbana y doctorado en Urbanismo. En 2007 entró a la vida política al ser uno de los creadores, junto con su padre y el exalcalde Juan Barreto, de la idea de la geometría del poder, pilar de la reforma constitucional propuesta por Hugo Chávez, la cual defendió en varios foros. Entró al Ejecutivo en 2009 como ministro de Ciencia, Tecnología e Industrias Intermedias, donde llegó a tener como viceministro a Jorge Arreaza, actual vicepresidente.

Desde junio de 2014 es ministro de Planificación, cargo en el que reemplazó a Jorge Giordani, uno de los mentores de Chávez.

Perseguidora de Globovisión

Fanny Márquez, vicepresidenta del Cencoex desde el pasado 4 de enero, es abogada y ha ocupado cargos en Conatel y el Seniat, desde donde multó y abrió procedimientos a Globovisión en varias ocasiones cuando el canal era considerado opositor al chavismo.

Entró a Conatel como consultor jurídico en agosto de 2003, pocos meses después de que Diosdado Cabello asumiera el control de ese ente por segunda ocasión. En 2008, cuando José David Cabello, hermano del presidente de la Asamblea Nacional, tomó control del Seniat, Márquez pasó a esa institución como gerente de servicios jurídicos. Desde ese puesto, presentó una multa de 5 millones de bolívares al canal de noticias por supuesta evasión de impuestos.

Meses más tarde, fue nombrada Intendente Nacional de Tributos Internos. Entre 2009 y 2014, la recaudación anual del Seniat pasó de 82.290 millones de bolívares a 474 millardos, superando la meta establecida cada año.

Un general importador

El 5 de julio de 2013, Nicolás Maduro sacó a Giuseppe Yoffreda de la administración pública y lo designó comandante general de la Aviación. Para ello debió prolongar su tiempo de servicio, pues ese año su promoción pasaba a retiro. Como funcionario, había sido miembro del consejo directivo de Conatel y presidente del INAC en 2003, ambos entes bajo el Ministerio de Infraestructura, controlado por Diosdado Cabello.

Pasado menos de un año, en mayo de 2014, fue removido de la Comandancia de la Aviación. El movimiento ocurrió después de que detuvieran a tres generales del componente por estar vinculados a un supuesto un golpe de Estado de la "ultraderecha".

Yoffreda regresó a la administración pública. Fue incorporado al alto mando económico presidencial y nombrado director general de la Corporación Venezolana de Comercio Exterior, creada en febrero 2014 para centralizar parte de las importaciones. También es ministro de Transporte Acuático y Aéreo.

El hermano de Diosdado

José David Cabello, hermano de Diosdado Cabello, inició su carrera en la administración pública en 2004 como director del Instituto Autónomo del Aeropuerto Internacional de Maiquetía, donde coincidió con el general Giuseppe Yoffreda, para ese tiempo miembro del Consejo de Administración del ente.

Es un teniente graduado de la Academia Militar en Contaduría Pública y Ciencias Militares. En 2006 fue por dos meses presidente de Conviasa, hasta que en junio de ese año fue nombrado ministro de Infraestructura, cartera que su hermano había ocupado antes de ser elegido gobernador de Miranda.

En 2008 reemplazó a José Vielma Mora como superintendente del Seniat, cargo en el que se ha dado a conocer por el aumento de recaudación tributaria. En marzo de 2014, sustituyó al general Wilmer Barrientos como ministro de Industrias, pero mantuvo su posición en el ente recaudador. También es parte de la Junta Directiva del Cencoex desde mayo del año pasado.

La conexición con China

Iván Zerpa, abogado de 56 años de edad y actual embajador de Venezuela en China, ha pasado la mayor parte de su carrera profesional en la Asamblea Nacional, donde fue secretario del Parlamento desde 2005 hasta 2013, período en el que Nicolás Maduro, Cilia Flores, Fernando Soto Rojas y Diosdado Cabello estuvieron como presidentes de la Asamblea.

Su hijo, Simón Zerpa, es un internacionalista de 31 años y funcionario de la Casa Amarilla cuando el actual jefe del Estado era canciller. Desde enero de 2014 es viceministro de Inversión para el Desarrollo en el Ministerio de Economía, Finanzas y Banca Pública, y en octubre fue nombrado presidente encargado del Fonden, del que era secretario ejecutivo desde 2013, cuando sustituyó a Temir Porras, uno de los funcionarios más cercano a Maduro en el inicio de su presidencia. También fue nombrado comisionado presidencial para el Fondo Chino poco después de que el nuevo mandatario llegara a Miraflores.

Un calaboceño con amigos

"A la cima no se llega superando a los demás sino a sí mismo". La frase es de Rocco Albisinni y la escribió por Twitter el 10 de diciembre de 2011. El joven de 32 años de edad fue conocido el pasado 4 de enero cuando Nicolás Maduro tuvo que leer lentamente su nombre en televisión para designarlo presidente del Cencoex.

Albisinni es desde niño "amigo" de Marco Torres. Lo conoció a través de un medio hermano que estudió con el general en el Liceo Militar de San Diego, Carabobo, en los años ochenta. Su primer puesto como funcionario público lo logró en 2008 en la Corporación Casa cuando Marco Torres era presidente de ese organismo. Luego de que su patrocinador regresara a funciones financieras, entró al Banco del Tesoro en octubre de 2010.

El guariqueño se mudó a vivir a la capital después de convertirse en funcionario público. Conocidos de Calabozo afirman que estudió Economía en la Universidad Nacional Experimental Rómulo Gallegos, ubicada en San Juan de los Morros, y luego se especializó en Finanzas Internacionales en Bogotá, Colombia. Antes intentó, sin éxito, ingresar a la Universidad de Carabobo en 2000 y 2001. Su bajo promedio de notas (12,707) le pesó en la admisión de la OPSU.

Es hijo de un comerciante italiano que tenía una tienda de repuestos llamada Calabozo Motors. El año pasado, días después de que Marco Torres fuera designado ministro de Economía, Finanzas y Banca Pública, Albisinni pasó a ser viceministro de Economía Estatal y Socialista.

El hoy presidente del Cencoex está activo en Twitter desde 2010. Retuitea constantemente al escritor Paulo Coelho y a astrólogos como Adriana Azzi y Rocco Remo. Sigue a cuentas de medios independientes como El Nacional y de opositores como Henri Falcón.

Entre sus tuits favoritos está uno del presidente de Datanálisis, Luis Vicente León: "Un millón de dólares entregados a Empresas Polar produce 4 veces más volumen de alimentos que el mismo millón de importación oficial". Muchos esperan que lleve ese pensamiento a su nuevo cargo.

Los debilitados

Nelson Merentes, presidente del BCV, y Asdrúbal Chávez, ministro de Petróleo y Minería, fueron debilitados el pasado 30 de diciembre cuando los sacaron de la Junta Directiva de Pdvsa. La medida fue especialmente fuerte para Chávez, primo de Hugo Chávez y que antes de ser ministro se desempeñaba como vicepresidente de Refinación, Comercio y Suministro.

Merentes, matemático de profesión, ha ocupado varios cargos y fue ministro de Finanzas hasta enero de 2014, cuando fue reemplazado por Marco Torres. Constituía con Rafael Ramírez lo que se conoció como el "ala pragmática" del gobierno,que proponía medidas económicas más radicales.

Entre los que entraron a la directiva de Pdvsa figuran Anton Castillo, ex director de Pdvsa Gas, y Aracelis Suez. En 2010, la Asamblea Nacional atribuyó a Castillo y a otros funcionarios "negligencia e inobservancia" frente a un caso de corrupción en Pdvsa Gas.

En la presidencia fue ratificado Eulogio Del Pino, por 9 años vicepresidente de Exploración y Producción mientras Rafael Ramírez dirigía la estatal. En ese período la producción pasó de 3,2 millones de barriles por día, en 2005, a 2,7 millones en 2014. Su perfil es más técnico que político y es recordado por beber agua del río Guarapiche en 2012 para probar que la corriente no estaba contaminada luego del derrame de crudo que hubo 20 días antes.