• Caracas (Venezuela)

Siete Días

Al instante

La movilidad empuja el cifrado de datos

Foto cortesía

Foto cortesía

Tanto los fabricantes de smartphones como los proveedores de apps resguardan la privacidad de la información personal

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Con la masificación de los denominados smartphones o teléfonos inteligentes y la mayor capacidad de éstos para almacenar y procesar información, se hace indispensable para los usuarios mantener la privacidad de sus datos, fotografías y otros documentos allí almacenados.

La llave principal para acceder a toda esa información es la contraseña o clave de acceso a los dispositivos. Pero más allá de la contraseña, los proveedores de equipos y los desarrolladores de software han venido desplegando otra barrera, prácticamente infranqueable, en la manera en que se almacenan los datos en los equipos, y han incorporado el cifrado o encriptado automático.

Los datos cifrados son imposibles de leer directamente sino se accede al dispositivo con las credenciales del usuario, para quien el proceso es totalmente transparente. Aún si muchos usuarios no lo saben, ya existen numerosas opciones en el mercado de los móviles que permiten blindar la información personal.

Por su negativa a facilitar al FBI el acceso al iPhone de un acusado de terrorismo, Apple es la compañía que ha generado más noticias sobre la privacidad de los datos en los últimos meses, pero no es la única que ofrece datos más seguros a través del cifrado. Google también ofrece la posibilidad del cifrado de datos en las versiones más recientes del sistema operativo Android, aunque el usuario debe habilitar esta opción. Los móviles de Apple, en cambio, ya traen el cifrado activado.

 

Llaves sin copia. El mundo del cifrado de datos requiere el manejo de complicados procedimientos matemáticos y estuvo alejado de los consumidores hasta 1991 cuando Phil Zimermann hizo público su esquema PGP (Pretty Good Privacy). En esta modalidad, se cifraba el mensaje con una llave pública, pero sólo se podía descifrar con una llave que era exclusiva del destinatario del mensaje.

Este esquema PGP fue adoptado por Whatsapp y en su más reciente versión cifra todos los mensajes antes de salir, con una clave que envía el servidor y provee al destinatario con otra clave antes de entregar los mensajes. Así se consolida la protección denominada de extremo a extremo, con la ventaja añadida que todo el proceso es automático, los usuarios no tienen que tomar ninguna acción para que sus datos viajen encriptados.

Whatsapp ha sufrido dos interrupciones de servicio en Brasil por órdenes judiciales que buscaban obtener la contraseña de personas indiciadas en procesos penales, para acceder a sus mensajes, pero a pesar que el responsable de Facebook –dueño de Whatsapp-- de ese país fue detenido por dos días, la firma reiteró que el proceso de cifrado no puede ser vulnerado ni siquiera por sus expertos de seguridad.

Apple, que también afirma que el acceso a los datos está sólo en manos del usuario, esgrime razones de principio para su negativa a ayudar a las autoridades a vulnerar la privacidad. Específicamente, el CEO de Apple señaló que había posibilidades de que la información suministrada para tal propósito se divulgara entre organismos gubernamentales.