• Caracas (Venezuela)

Siete Días

Al instante

Los médicos integrales también desertan

El gobierno asegura que hay 35.000 estudiantes de Medicina Integral Comunitaria | Foto AVN

El gobierno asegura que hay 35.000 estudiantes de Medicina Integral Comunitaria | Foto AVN

El gobierno lanzó esta semana un nuevo sistema de salud que se apalancará en los 35.000 estudiantes de Medicina Integral Comunitaria, pese a las críticas que han hecho especialistas a ese programa de formación

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En 2003, el presidente Hugo Chávez creó la Misión Barrio Adentro como una política de Estado para ampliar el acceso a los servicios de salud y en convenio con médicos cubanos para suplir el déficit de profesionales en el país. Dos años después se comenzaron a formar los médicos integrales comunitarios (MIC) en 6 universidades del país que no contaban con la carrera de Medicina. El martes pasado, en cadena nacional, el presidente Nicolás Maduro revalidó el proyecto que inició hace 13 años, anunció su ampliación en todo el país a través de sistema de salud basado en las Áreas de Salud Integral Comunitaria (ASIC), con la intención de que haya un consultorio médico popular por cada 250 familias. Esta es la respuesta del gobierno, 3 meses después de haber sido declarada la crisis humanitaria en salud.

El presidente no mencionó durante la presentación del plan el grave deterioro de los hospitales, la falta de insumos y medicamentos ni el éxodo del recurso humano. Pero de acuerdo con la información oficial, el plan se sustentará con 17.000 médicos cubanos que continúan en el país y los 35.000 estudiantes de Medicina Integral Comunitaria, más otros 20.000 que ya están graduados. La formación de estos médicos ha sido cuestionada por las universidades venezolanas. En 2012, la Escuela de Medicina José María Vargas y la Academia de Medicina hicieron una evaluación de los graduados en estos programas que estaban asignados al internado rotatorio en hospitales de Caracas. El resultado fue negativo: 80% de los evaluados no tenía destrezas para hacer un examen físico completo y carecía de conocimientos sobre anatomía farmacología.

“Estos profesionales han sido engañados en su buena fe. Piensan que los están capacitando, pero al enfrentarse y competir con otros médicos ven que tienen grandes debilidades y no se sienten competentes. Hay 200 MIC en Colombia que piden reconocimiento por parte de las autoridades para trabajar allá, pero lamentablemente no se pueden validar sus deficiencias”, señala Jesús Pereira, presidente de la Red de Sociedades Científicas y Médicas.

Enrique López Loyo, miembro de la Academia de Medicina, añade que el hecho de que los MIC pidan empleo en otros países “es un fenómeno particular que evidencia la pérdida de la ideología para la que fueron formados. Ellos saben que no tienen los conocimientos necesarios para atender una emergencia, terapia intensiva, cirugías o partos”.