• Caracas (Venezuela)

Siete Días

Al instante

La maquinaria roja de contener protestas

El PSUV y los movimientos sociales cuentan con una organización que les permite registrar  protestas y actuar en caso de ser necesario. Un mecanismo de ³vigilancia social² denominado REMI se encuentra operando desde que iniciaron las manifestaciones. La orden por ahora es dejar que los organismos del Estado controlen la situación, aunque algunos admiten que hay fuerzas incontrolables

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

E s la 1:15 de la tarde del 19 de febrero y suena el celular de un militante del PSUV. La alerta es de un SMS enviado desde un número no identificado para advertir que grupos de oposición se están congregando frente al Palacio de Justicia, donde se supone que se hará la audiencia de presentación del dirigente Leopoldo López esa tarde. El mensaje se repite en los teléfonos de otros miembros de la tolda que recorren el centro de Caracas. Pasados unos minutos se multiplican los simpatizantes del oficialismo que acuden a un concierto en la plaza Diego Ibarra, a pocos metros del Palacio de Justicia. Los grupos de oposición y oficialismo chocan en la zona, hay golpes y varios opositores son repelidos del lugar. La organización oficialista funciona y mantienen el control del sector.

Unas cuadras hacia el norte, coordinadores de movimientos sociales de todo tipo, desde colectivos hasta organizaciones sexodiverso, se reúnen en el salón Francisco de Miranda de la Asamblea Nacional para discutir la coyuntura del país. A varios de los más de 80 dirigentes les llega la misma información.

"Comenzamos a preguntarnos si debíamos intervenir", comenta uno de los cuadros que estuvo presente en el encuentro. Agrega que monitorearon los acontecimientos hasta saber que los activistas del PSUV "rebasaron al movimiento opositor". Cuando todo se calmó, continuaron debatiendo sobre las protestas de los últimos días y las acciones a tomar.

El partido oficialista y sus organizaciones aliadas cuentan con sistemas de inteligencia y comunicaciones para reconocer y enfrentar protestas de la oposición. También tienen grupos de choque, que ellos llaman "de respuesta".

Utilizan el mismo recurso humano que se activa en las jornadas electorales: miembros de las Unidades de Batalla Bolívar Chávez, UBCH, que son el sustrato base del PSUV, se convierten en tiempos de conflicto en la "defensa de la revolución". Así fue revelado en Carabobo.

El polémico llamado que hizo el gobernador de Carabobo, Francisco Ameliach, vía Twitter el lunes dejaba claro cuáles eran las organizaciones que deberían responder a las protestas en esa región: "UBCH a prepararse para el contra ataque fulminante. Diosdado dará la orden #GringosYFascistasRespeten".

También dejaba claro quién está al frente de la situación. Diosdado Cabello, primer vicepresidente del PSUV, es el conductor y vocero nacional de las UBCH. A finales del año pasado se reunió con estos grupos en casi todo el país para afinar la estrategia electoral. Según ha dicho en ruedas de prensa del partido, están estructurados de una forma que permite movilizar a más de 300.000 militantes de una región con solo hacer 5 llamadas telefónicas.


Unidos.


Estas células están preparadas para recabar información sobre las manifestaciones de cualquier sector político, a la vez que tienen puentes de contacto con las fuerzas policiales y militares, y capacidad para informar a su militancia y hacerla actuar ante situaciones comprometidas de calle.

Esto se repite en todo el país. Voceros políticos y ciudadanos de Valencia han denunciado que miembros de las UBCH participaron en los ataques a la protesta en la que fue asesinada la modelo Génesis Carmona el 18 de febrero, en la avenida Cedeño, en el centro de la ciudad, y ocho personas fueron heridas por disparos.

Vinculan a los pistoleros en moto capturados en fotografías y videos con la Fuerza Motorizada de Carabobo, grupo que tiene censados a 32.200 motorizados en esa entidad. Ese mismo día, un grupo de cientos de motorizados fueron grabados entrando al Comando Regional 2 de la Guardia Nacional Bolivariana en La Isabelica, en la zona sur de Valencia. Ameliach los había invitado a ir al lugar "en defensa de la patria".

Uno de los líderes de la Fuerza Motorizada de Carabobo es Gilberto Ceballos, director del Instituto Nacional de Tránsito Terrestre de la ciudad y coordinador del partido Podemos en la región.

Él asegura que habló con los motorizados en el CORE 2, los llamó a la calma y les pidió que no se acercaran a las protestas de opositores.

Sin embargo, el dirigente estudiantil Carlos Graffe asegura que esta fuerza es entrenada y organizada desde el INTT. "A Gilberto Ceballos se le debe abrir una investigación sobre el control de esos motorizados violentos. En el instituto hacen muchas jornadas para sacar documentos y varios motorizados me han dicho que los chantajean con eso. Les dicen que si no los acompañan en sus actividades políticas y de choque no les dan los papeles".

Un fotógrafo free lance, que ha tenido incidentes con los motorizados, amplía la información: "Ceballos dice que hacen trabajo social, pero parece que un sector de ellos son utilizados por parte de la Gobernación de Carabobo y el CORE 2 para arremeter contra las concentraciones. Normalmente, la mayoría trabaja como mototaxistas y cuando hay que sacarlos se agrupan".

Ceballos pide que no se satanice a todos los motorizados y aboga por una investigación seria que dé con los asesinos de Carmona. Asegura que ha visto los videos de los pistoleros y no reconoce a ninguno, aunque admite que le es imposible "dominar" a todos los integrantes de su fuerza. Pese a eso, recuerda que los motorizados participan en diversas actividades sociales en Valencia y pide a la gente no juzgar por estereotipos.


Comunicados.


Para tener mayor información en tiempo real de lo que ocurre en las calles, el oficialismo también está utilizando un sistema llamado Red de Movilización Inmediata (REMI). Fue creado hace poco menos de 2 años para las elecciones del 7 de octubre y consiste en una central que recibe información que suministran militantes del PSUV y miembros de los movimientos sociales en todo el país. Su finalidad es transmitir esos datos a las fuerzas del orden o inclusive a colectivos para que actúen, revela uno de sus miembros.

Desde el 13 de febrero ­el día después de la marcha en la que fueron asesinados Bassil Dacosta y Juan Montoya­ los datos de la REMI han servido para detectar focos de protesta apenas se forman.

Es un mecanismo de "vigilancia social" y se pudo confirmar que ha sido aplicado al menos en Caracas y Valencia, donde uno de los entrevistados afirmó que gracias a la red pudieron evitar que grupos opositores quemaran una casa del Gran Polo Patriótico cerca de la avenida Cedeño.

Funciona a través de números privados fijos y móviles, dependiendo de si la información será entregada vía llamada o SMS. Cada miembro tiene un número particular al cual debe comunicarse y envían los mensajes a través de claves que son cambiadas periódicamente en reuniones presididas por "técnicos".

"Empecé a trabajar con la REMI hace unos 5 meses y en el curso de inducción explicaron que fue creada para mejorar las comunicaciones. Se dieron cuenta de que, incluso sin quererlo, la oposición se estaba comunicando mejor entre sus grupos a través de las redes sociales. Con esto se busca ese nivel de comunicación, pero en privado", comenta uno de los miembros del proyecto.

En 2012, el periódico español ABC asegura haber tenido acceso a documentos de la red y publicó que hasta julio de ese año fueron formados 3.800 informantes en todo el país.

Un testigo de la marcha en la avenida Cedeño, que pide no ser identificado, explica cómo funciona la Fuerza Motorizada de Carabobo: "Es un grupo que formó la gente del INTT. Todos tienen carnet, están identificados e inscritos en ese organismo, dan su teléfono y su correo electrónico porque asisten a actividades en las que pasan asistencia. Usan tecnología de punta. El primer mensaje que les manden del CORE 2, actúan como una fuerza de choque". Agrega un dato importante: además de teléfonos celulares, los miembros de este grupo usan radios para comunicarse.

Margarita López Maya, historiadora y especialista en temas sociales, alerta que el problema con iniciativas de este tipo radica en la naturaleza de la información que recolectan y el uso que la dan. "Si se utiliza para reportar los lugares de las protestas con el objetivo de atacar, amedrentar o atemorizar es negativo. Si se usa con otros fines como reporte de robos y mantener informadas a las autoridades, es un derecho legítimo que tienen las comunidades", expresa la profesora.

Fuentes agregan que los miembros de la REMI se dividen en dos grupos: unos se dedican únicamente a transmitir información, mientras que otros también son parte de equipos de respuesta inmediata. No revelaron en total cuántos son los integrantes designados para esta tarea, pero en Caracas el número varía según la parroquia y de acuerdo con su tamaño e importancia.

Defensa. Una vez que fue controlada la situación en el Palacio de Justicia de Caracas, el 19 de febrero en la tarde, el alcalde de Libertador, Jorge Rodríguez, apareció en la plaza Diego Ibarra para dar un discurso desde la tarima que había sido instalada para un concierto por la paz.

A su salida denunció que la oposición quería llevar la violencia de Chacao al municipio Libertador, lo cual sería impedido porque "van a mantener la paz con el pueblo de Caracas". No precisó si había un plan especialmente diseñado para ello y aseguró no saber a qué se refería Ameliach con su tweet. Miembros de las bases del oficialismo indican que la línea que les pasó la dirigencia es que conserven la calma y dejen el control de las manifestaciones a las fuerzas de seguridad. Incluso, hasta el viernes en la mañana coincidían en que se había pedido a los colectivos y movimientos sociales que salieran solamente para acompañar la labor de los organismos del Estado, sin participar en el control.

Agregan que se mantienen activos recabando información de cada protesta para saber si es necesario actuar en un determinado momento de emergencia.

"Hay infiltrados en todas las movilizaciones, tanto chavistas como opositoras. Ellos van pasando datos acerca del control de la situación. Si se llega a dar el caso de que las fuerzas del orden se vean superadas, nosotros podemos actuar", señaló una de las fuentes que declaró en condición de anonimato.

Explicaron que los movimientos sociales y grupos del PSUV tienen la responsabilidad de actuar para mantener la tranquilidad en cada una de sus zonas en caso de ser necesario.

Existen otros puntos denominados "escenarios comunes" que son responsabilidad de todos los grupos debido a la importancia que revisten. En el centro de Caracas hay varios puntos de este tipo, como los alrededores de Miraflores, la plaza Bolívar y la alcaldía.

En algunos lugares la gente denuncia que los colectivos ya actuaron a pesar de la orden de mantenerse de bajo perfil. En la avenida Rómulo Gallegos, Altamira, Candelaria y Panteón, los vecinos aseguran que el miércoles por la noche grupos de este tipo tomaron las calles junto con la GNB para reprimir las protestas. Los jóvenes que han hecho vigilia en plaza Altamira durante más de una semana aseguran que cada noche ­cerca de las 11:00 pm­, después de que se retira la policía, pasan motorizados que asocian con colectivos.

Blanca Eekhout, coordinadora nacional del Gran Polo Patriótico, afirma que los motorizados asociados a esa organización "son pacíficos".

Advierte que esas fuerzas de choque denunciadas podrían ser "paramilitares opositores disfrazados" que buscan crear miedo.

Graffe explica cómo funcionan los de Valencia: "Son los mismos que, desde las elecciones de 2007, amedrentan en los centros electorales. El año pasado, en la campaña municipal, después de una concentración en la que Henrique Capriles caminó por La Isabelica se presentaron con armas de fuego. Ellos mismos se atribuyen la defensa de la revolución". El día que dispararon a Génesis Carmona, Pedro Salazar, miembro de esta asociación, declaró desde el CORE 2: "No despierten al monstruo de Venezuela, luchemos por la paz".

López Maya, también profesora de la UCV, ve con preocupación la existencia de grupos armados. Advierte que pueden tener "agendas propias" y en un escenario como el actual pueden generar violencia y cercenar el derecho a la protesta de un sector de la ciudadanía.

Fuentes del chavismo argumentan que, en caso de ser colectivos los que participaron en la represión del miércoles, violaron las órdenes que les habían dado o actuaron solamente como acompañantes de la GNB.


PSUV pide leer sobre "golpes suaves"

E l PSUV recomienda a sus militantes leer sobre los llamados "golpes suaves", estrategia política estudiada por el profesor estadounidense Gene Sharp y que supuestamente está siendo aplicada en Venezuela, explica Heryck Rangel, coordinador de Política Electoral de la JPSUV.

El dirigente informa que la línea girada a la militancia es que continúen sus actividades cotidianas y no permitan que las trancas los obliguen a alejarse de sus trabajos. Sugieren participar en actividades culturales y deportivas organizadas en distintos lugares de Caracas, con el fin de mantener esos espacios ocupados.

"Tenemos que ser constructores de paz y no caer en provocaciones. Hay que respetar las protestas pacificas y esperar la respuesta de organismos de seguridad del Estado cuando se tornen violentas", asegura Rangel.

Sobre la convocatoria hecha por el gobernador de Carabobo, Francisco Ameliach, para que las UBCH se activen en un plan de "contra ataque fulminante", el dirigente indicó que no existe ninguna estrategia con ese nombre.

La información fue corroborada por dirigentes de base que negaron la aplicación de planes para convocar masivamente a las UBCH para atacar objetivos específicos.