• Caracas (Venezuela)

Siete Días

Al instante

Las luchas consanguíneas del 8-D

Las luchas consaguineas del 8-D / Siete Días

Las luchas consaguineas del 8-D / Siete Días

En Monagas dos primos se acusan de traición y luchan por una alcaldía, a la vez que un hombre y su hija se enfrentan en otra jurisdicción. En El Hatillo unos parientes buscan ser mandatarios locales. En las 335 alcaldías que se disputan el 8-D se evidencia cómo la política también es un caso de familia   

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A simple vista, Uracoa parece un municipio tranquilo. A pesar de que en el mapa de Monagas tiene un tamaño considerable, las cifras del último censo revelan que apenas rebasa los 11.000 habitantes. Su principal poblado lleva el mismo nombre y tiene una estructura típica de la colonia: una plaza y alrededor las principales instituciones, entre ellas la iglesia y la alcaldía.

Es precisamente por la alcaldía que el pueblo empieza a perder su tranquilidad y normalidad. Una familia, la Rodríguez-Vicuña, ha estado al frente de la institución desde hace 19 años, cuando la zona empezó a ser municipio. Hoy, dos miembros de esa estirpe compiten por el puesto de burgomaestre.

Luis Vicuña, actual alcalde y militante de Primero Justicia, es apoyado por la Mesa de la Unidad; mientras que su primo, Luis Rodríguez, alcalde desde 1995 hasta 2008, se postuló por el partido regional Unidos por Monagas. La división pone en riesgo el dominio de los Rodríguez-Vicuña, un clan con importantes relaciones en Uracoa, a la vez que provoca dudas sobre el triunfo de la oposición en la jurisdicción, un factor de relevancia para la lucha política nacional.

En las últimas 5 elecciones en las que se ha elegido a representantes, las preferencias de los habitantes del municipio han cambiado entre el chavismo y la oposición. En 2008 Vicuña venció por 4,9 puntos al pesuvista Carlos Flores, mejor conocido hoy como el diputado 99, luego de que su voto permitiera la entrega de poderes especiales al presidente Nicolás Maduro. El 7 de octubre de 2012 Hugo Chávez ganó por 3 puntos y el 16 de diciembre la gobernadora Yelitze Santaella lo hizo por 13. Sin embargo, el 14 de abril de 2013 los electores se inclinaron hacia la candidatura de Henrique Capriles, quien venció por diferencia de 6,9 puntos.

Relación agria

La polarización que se ve en esos resultados electorales es la misma que causó la división de esta familia, así como de muchas otras que no han logrado conciliar el tema político alrededor de una mesa de domingo. Vicuña ganó en 2008 con el apoyo de Unidos por Monagas –un partido pequeño del sur del estado– y de su primo, con quien había hecho política desde pequeño. Sin embargo, al poco tiempo cambió de partido y comenzó la división.

Los primos se acusan de traidores entre sí. El actual alcalde asegura que Rodríguez fue en contra de la unidad en 2008, cuando se lanzó a gobernador por su cuenta, y en 2010, año en el que se postuló a diputado. Agrega que le hace el juego al chavismo por intereses particulares. El primo responde que el burgomaestre “se dejó calentar la oreja por los grandes partidos”. “Si quieres conocer a alguien, dale poder”, dice en tono de advertencia.

En este lugar, el único beneficiado por el conflicto parece ser Erick Rivas, candidato del PSUV a la alcaldía. Rodríguez no descarta que la división le pueda dar el triunfo al chavismo y Vicuña admite que se puede regalar la victoria en “bandeja de plata”.

A pesar de estar de acuerdo con esto, desde 2009 los primos no se han vuelto a hablar. Ambos manifiestan estar dispuestos a un acercamiento y aseveran que es el otro el que lo evita.

También padre e hija

El caso de Uracoa no es único en Monagas y tampoco en el país. En la entidad oriental las alcaldías de Punceres y Piar también presentan divisiones propiciadas por miembros de una misma familia. En la primera, Carmen Sosa es apoyada por la MUD, mientras que su padre, Tirso Sosa, fue postulado por Bandera Roja y Vanguardia Popular. El segundo caso se da en el seno del chavismo, pues Miguel Fuentes es el candidato del PSUV y Ramón Fuentes, su hermano, fue abanderado por Poder Laboral y Vanguardia Bicentenaria Revolucionaria.

Carmen Sosa comenta que se alejó políticamente de su padre luego de que él decidió apoyar a Nicolás Maduro pocos días antes de las elecciones del 14 de abril. Hasta esa fecha había sido parte de la oposición y llegó a ser alcalde entre 2000 y 2008 con el respaldo de Acción Democrática. La hija lamenta que ahora esté tratando de mantener una presencia activa en la política en vez de dedicarse a aconsejar a los nuevos dirigentes.

Los Sosa, sin embargo, intentan que la diatriba política no se inmiscuya en lo personal. Carmen incluso tiene palabras de afecto hacia su padre: “Me enseñó a defender lo que creo hasta el final”, comenta cuando se le pregunta por él.

En el municipio El Hatillo del estado Miranda hay otro caso de parientes enfrentados. En VTV difundieron un supuesto correo electrónico del candidato de Primero Justicia, Elías Sayegh, en el que califica de mafioso a Henry Ramos Allup, el secretario general de Acción Democrática y esposo de Diana D´Agostino, postulada por ese partido y otros para la misma jurisdicción. La candidata respondió revelando que Sayegh es primo segundo de su marido. “¡Quien le tira a la familia se arruina!”, advirtió en un programa de Noticias24.

Sayegh niega de manera rotunda que el mensaje publicado por VTV haya sido escrito por él. Además, lamenta que su rival esté utilizando la situación para obtener beneficios políticos en medio de una campaña electoral en la que cinco candidatos opositores se disputan uno de los municipios más antichavistas del país. “Ramos Allup es primo de mi papá y primo segundo o tercero mío. Lo he visto solamente tres veces en mi vida y, aunque tenemos diferencias políticas profundas porque yo soy de Primero Justicia desde los 17 años de edad, nunca ha habido una riña familiar por ello”, resalta el candidato.