• Caracas (Venezuela)

Siete Días

Al instante

Carmen Victoria Pérez: "El lector se acostumbró a palpar el papel"

Carmen Victoria Pérez | Leonardo Guzmán

Carmen Victoria Pérez | Leonardo Guzmán

La animadora asegura que no le aplaude nada ni al Gobierno ni a la oposición

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

—"La gran dama de la TV". ¿Ahora de la radio?
—Dama siempre he sido y seré; ahora con un nuevo vestuario, pero la esencia queda.

—Venezuela, ¿un país de grandes damas?
—Siempre ha producido un círculo de mujeres valiosas en todos los órdenes.

—¿Verbigracia?
—María Teresa Castillo.

—¿Una gran dama de la revolución?
—(Risas) Kiara.

—¿Y de la MUD?
—Otra revolucionaria: María Corina Machado... Ella revoluciona esa mesa.

—¿Interpretó a un personaje mal ejemplo?
—No, porque siempre me han pintado millonaria.

—¿Un mal ejemplo real?
—Permitir que la violencia haya llegado hasta estos niveles. Sea de cualquier estrato, el venezolano es pacífico.

—Culpan a la TV, entre otros...
—Ese es el propio cuento chino, todo un aguaje; el que la culpe es un embustero.

—¿El papel de su vida?
—El actual. Muy activa y con muchos proyectos.

—¿El papelón?
—No haber aprovechado la oportunidad de trabajar en Nueva York.

—¿Por amor a la patria?
—Porque en ese momento se me fundieron los cables y no lo pensé bien.

—¿El papelón del gobierno?
—No ponerle orden a la violencia.

—¿De la oposición?
—No presionar más al gobierno para que acabe con la violencia.

—¿Del soberano?
—No cumplir con las leyes y no lograr la armonía... Nada peor que la anarquía.

—¿Usa guardaespaldas?
—Sí, el que está allá arriba.

—¿Conoce a alguien que se haya salvado del hampa?
—Ummm... Fíjate que no, lamentablemente.

—A falta de papel higiénico...
—Buenas son tortas (carcajadas).

—¿Y de papel para periódico?
—¡Grave, grave!.. ¡Gravísimo!..A pesar de Internet, el lector está acostumbrado a palpar el papel.

—¿Todavía la llaman CVP?
—Siempre... Por ser yo y a veces por aquello de "corte violento de patas" (risas).

—¿Entre la extinta CVP (Corporación Venezolana del Petróleo) y esta Pdvsa?
—(Carcajadas) comments.

—¿El gigante de la pantalla chica?
—Renny Ottolina.

—¿Vivo? ­
—Renny Ottolina... Sigue viviendo.

—¿Como el supremo?
—¡Ah, no sé!

—¿Su lado revolucionario?
—La justicia.

—¿A qué le huele el machismo?
—A miedo.

—¿Extraña los aplausos?
—No, pero me satisfacen.

—¿Qué aplaude a la revolución?
—Nada.

—¿Y a la oposición?
—Nada.

—¿Le costó imponer su estilo?
—No. Siempre fui muy sin pose.

—¿Tuvo detractores?
—Tuve, no... Tengo.

—¿La han tratado de imitar?
—No sé, pero la gente siempre tiene una referencia.

—¿Un agradecimiento?
—A mi mamá... Tan abnegada.

—¿Una rabia?
—Pocas... Pero que no me pongan una lata de gasolina y un fósforo porque encendería el Empire State; aunque la calentura me dura cinco segundos.

—¿Un placer?
—Comer lo que me gusta y la moda.

—¿Una antimoda?
—Querer estar a la moda a juro.

—¿Socialismo o capitalismo?
—Capitalismo... O un socialismo traducido en un espíritu de servicio.

—¿Sigue siendo la Flaca?
—Volví a serlo. Había engordado luego de que durante un tiempo el merey sustituyó el cigarrillo.

—¿Un flaco favor al país?
—Estoy por creer que el asunto de los dólares.

—¿Diva?
—Así me decían para echarme broma.

—¿La cura contra el divismo?
—El divismo duró hasta Elizabeth Taylor.

—¿Un hábito?
—Como lavarme los dientes: leer El Nacional y El Universal quince minutos diarios; son mi apoyo para el estudio del castellano. Yo ensayo vocalización leyendo el editorial de El Nacional.

—¿Animaría los shows del Parlamento?
—¡Eso es una burla! Me quedaré en los tiempos de María Castaña, pero es inconcebible ver, en pleno hemiciclo y sesión, a una diputada descalza... Es como si yo llegara a La Romántica y me bajara los pantalones.

—¿Cómo conserva ese garbo y el glamour?
—Sintiéndose uno bien, útil, con fuerza y energía.

—¿Es hoy más romántica?
—Me siento más cerca del público, gracias a las redes sociales.

—¿Desde cuándo no le tiran el "lazo"?
—(Risas) Eso quedó en un pasado muy respetable.

—¿Un revolucionario atractivo?
—Hasta ahora no lo he visto.

—¿El presidente inolvidable?
—Raúl Leoni.

—¿Un maestro?
—Aldemaro Romero, Joaquín Riviera, Renny...

—¿Un líder?
—Leopoldo López.

—¿Un momento difícil?
—La caída que tuve en diciembre pasado, por el dolor que me causó y porque me impidió cumplir los compromisos con mis compañeros. El accidente me dio más fortaleza para ayudar al otro.

—¿Se iría del país?
—Yo viajo y vuelvo, pero no me voy.

—¿Se lanzaría al ruedo político?
—No, soy muy frontal. A los diez minutos estaría presa en la cárcel de La Asunción, como Luisa Cáceres de Arismendi.

—¿Una privación?
—Nunca me he privado de nada.

—¿Se autocensura?
—No, me autocritico.

—En la radio, ¿el pez muere por la boca?
—No, hay que cuidar el léxico.

—¿Le teme a Conatel?
—No hiero sus sensibilidades. Si establece que no se diga la palabra "persiana", pues yo no digo persiana.

—¿Es su vida de película?
—Más bien es como una serie (carcajadas).

—¿Un título?
—La mudanza.

—¿Tiene poder de convicción?
—Sí.

—¿De qué convencería a Maduro?
—De que deje de estar cotorreándonos, que trabaje... Y que tenga un léxico amable con su pueblo.

—¿Animaría el acto de la conciliación nacional?
—No me presto a eso. Y no sería algo para animar, sino para transmitir.

—¿Quién arregla esto?
—Nosotros mismos.

—¿Qué pasaría en Venezuela si, luego de hacerlo con la prensa y la televisión, acorralasen igual a la radio?
—Muy triste. Habría que preguntarle a quienes comandan los medios... Aunque siento que la radio está acorralada desde hace mucho tiempo.