• Caracas (Venezuela)

Siete Días

Al instante

Dos jóvenes ministros con buenos padrinos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“La diferencia está en los padrinos”. Esa es la respuesta que se obtiene de distintas fuentes al preguntar por qué algunos jóvenes del chavismo han tenido un ascenso tan rápido dentro del Gobierno mientras que otros han quedado estancados.

Héctor Vicente Rodríguez y Andreina Tarazón son los dos ejemplos más resaltantes de subida vertiginosa. El primero es ministro de Educación, Vicepresidente del Área Social e hijo de Pedro Vicente Rodríguez, director estadal del CNE en Falcón. La segunda es ministra de la Mujer, Jefa de la Gran Misión Hogares de la Patria y presidenta de la Alta Comisión de Derechos Humanos, todos cargos a los cuales accedió en poco más de un año.

El recorrido de Rodríguez ha sido más largo. Inició en Derecho de la UCV, donde se convirtió en uno de los jóvenes guiados por Carlos Escarrá, diputado y Procurador General de la República fallecido en2012. A mediados de 2007, trasladó a la escena nacional su éxito en la política universitaria en el marco de la defensa del Gobierno ante las protestas por el cierre de RCTV. Su actuación llamó la atención de Hugo Chávez, quien lo acogió y lo nombró ministro del Despacho de la Presidencia en 2008, mismo año en el que le encomendó la tarea de crear la Juventud del PSUV.

Tras graduarse de abogado, en 2010 Rodríguez ejerció el ministerio del Deporte, donde estuvo hasta abril de 2013, cuando pasó al despacho de la Juventud en el primer gabinete ministerial nombrado por Nicolás Maduro. A inicios de 2014 llegó a los puestos que tiene actualmente.

“Héctor juega para Héctor. Ha crecido mucho dentro del chavismo y Víctor Clark le rinde cuentas. Se viene preparando y tiene aspiraciones a futuro. Su feudo es la JPSUV e intenta ser muy dado con todos los dirigentes mayores del partido”, advierte una fuente del chavismo que prefirió declarar en condición de anonimato.

En todos los ministerios que ha estado, Rodríguez se ha rodeado de su colaboradores cercanos, algunos de los cuales dejó en las oficinas donde estuvo.

Tarazón, por su parte, fue candidata a diputada del PSUV en el Circuito 3 de Caracas, una circunscripción fuertemente opositora. Tras perder, su perfil público bajó mientras fue presidenta del Instituto de la Juventud del municipio Libertador, cargo para el cual la nombró el alcalde Jorge Rodríguez.

Entró por primera vez al gabinete ministerial en 2013 de la mano de Maduro, muy cercano al alcalde Rodríguez. Introdujo colaboradoras jóvenes al ministerio de la Mujer, como Isabel Martínez, Rebeca Madriz y Dulce Medina, todas menores de 35 años de edad y nombradas viceministras. Martínez y Madriz son reconocidas en círculos feministas. Medina fue directora de Desarrollo Económico en el municipio Libertador.