• Caracas (Venezuela)

Siete Días

Al instante

El indomable mundo bajo tierra

En un viaje se pueden encontrar música en vivo o colocadas en dispositivos móviles, vendedores de chucherías, juegos, pedigüeños, borrachines | Foto: William Dumont/El Nacional

En un viaje se pueden encontrar música en vivo o colocadas en dispositivos móviles, vendedores de chucherías, juegos, pedigüeños, borrachines | Foto: William Dumont/El Nacional

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los vagones del Metro de Caracas son ferias rodantes: música en vivo o colocadas en dispositivos móviles, vendedores de chucherías, juegos, pedigüeños, borrachines. Al número 33003 de la Línea 2 entraron los graffiteros para dejar sus huellas en asientos. Lo hicieron sin ser detectados por operadores ni denunciados por usuarios.

El toque de la alarma ya no es cuestión de emergencia. Puede ser presionado para anunciar algún pleito o, simplemente, instar al operador a que abra las puertas o ponga en marcha un tren con retraso.

Quizás el silencio desapareció por completo cuando se puso música en el sistema en 2011. Los ritmos varían: clásicos, instrumental, Shakira o, incluso, canciones dedicadas al fallecido presidente Hugo Chávez. Hasta una emisora radial entró recientemente en funcionamiento para amenizar la espera de los trenes.

Pero están quienes cargan con su propia melodía en los teléfonos celulares o en equipos de sonido. Ellos violan una de las normativas del Metro de Caracas que insta a escuchar música con audífonos para no perturbar a otros pasajeros y dejarlos escuchar los anuncios de los operadores.

En el caótico vaivén de los trenes están los buhoneros y los pedigüeños. Solo en un viaje entre las estaciones Zoológico y Capitolio pueden montarse hasta cuatro veces en un vagón para vender productos o, simplemente, solicitar una ayuda. El Concejo Municipal de Libertador desarrolla desde junio una ordenanza para prohibir el comercio informal en el subterráneo y controlar a quienes bajo intimidación piden dinero a los usuarios.

Carmen Zerpa, vicepresidente de la cámara edilicia, asegura que en los próximos días irán a una consulta pública y luego será debatida por los concejales. "Aún estamos estudiando algunos puntos", dijo.

La idea de la normativa es que los cuerpos policiales puedan detener a una persona que por intimidación esté pidiendo dinero en el transporte, detalló Nahum Fernández, presidente del Concejo Municipal de Libertador.