• Caracas (Venezuela)

Siete Días

Al instante

“El gobierno cocina la maldad”

Claudio Nazoa Humorista, escritor y cocinero

Claudio Nazoa Humorista, escritor y cocinero

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

—¿Recomendaría ahora comer sardinas?

—Las sardinas fueron una sugerencia antigua; ahora están los huevos, pero para comerse alguno hay que ponerlo.

—Maduro decretó que sardina con mango es “el alimento de la revolución”…

—Cualquier alimento, por más bueno que sea, si es obligado es malo.

—¿Cuántos ingredientes han sido revocados de su cocina?

—Casi todos; ya casi no cocino porque no encuentro nada.

—¿Qué cocina el gobierno?

—La maldad.

—¿Y la MUD?

—El futuro.

—¿El condimento que le falta al soberano?

—Libertad.

—¿Cómo digiere las colas?

—No las hago. Bachaqueo.

—¿Le compra a bachaqueros?

—¡Me encantan!… Si no existieran no comiera.

—¿Ahora hace más llorar que reír?

—La situación es tan difícil que la gente llora aun diciendo las cosas con humor, sobre todo fuera de Venezuela.

—¿Se ha transformado el humor en Venezuela?

—Se ha puesto mucho mejor y más agudo: una espada contra la maldad.

—La revolución pregona que este es el país más feliz del planeta…

—La demencia da para eso y más.

—¿La cómica más seria?

—La primera vez que Chávez ganó la presidencia.

—¿Se reía de Chávez mientras él hacía y deshacía?

—Nunca me reí, siempre me dio rabia porque el verdugo no tiene derecho de hacer chistes de quien tortura.

—¿Lo más cómico de la revolución?

—La revolución será cómica el día que se acabe.

—¿De la oposición?

—Ramos Allup. Es mi héroe. Por primera vez tenemos un político comediante; por eso tiene éxito.

—¿Qué tiene de cura?

—(Risas) Lo que tienen los curas debajo de la sotana.

—Zapata decía que el humorista es un cómico que ha fracasado. ¿Cuál es su caso?

—Siempre he dicho que soy cómico; no me atrevo a decir que humorista, pues creerían que trabajo en VTV.

—¿Pediría el derecho de palabra en la AN?

—Con Ramos Allup no hace falta que hable más nadie.

—¿Cuál de los Marx era más cómico: Carlos o Groucho?

—El peor y la oveja negra de la familia fue Carlos; por su culpa aún llora la humanidad.

—¿Dios es humorista?

—¡Absolutamente!

—¿Hay humor maligno?

—Totalmente. Yo trato de hacerlo. Lo que no puedo ser es odioso.

—¿Por qué el auditorio presidencial se ríe de tanta puerilidad?  

—Por miedo a perder el enchufe.

—¿Es risible la adulancia?

—¡Absolutamente repugnante!

—¿La tragicomedia “bolivariana”?

—Los narradores de los desfiles de Los Próceres en cadena.

—¿Tolerante?

—Con las mujeres, sí.

—¿Le montaría un espectáculo al gobierno?

—Sí, un espectáculo llamado revocatorio.

—¿Qué tal un paro humorístico?

—¡Imposible!

—¿Revolucionaría el humor?

—El humor siempre está revolucionando porque hace que la humanidad evolucione.

—¿Se ríe de sí mismo?

—¡Ufff!

—Cuando niño, ¿se reía de usted su papá (Aquiles Nazoa)?

—El día que me parieron y me vio la cara.

—¿Necesita el país un presidente humorista?

—Si el presidente es bueno tiene sentido del humor.

—Según el oficialismo, “el pueblo goza un puyero” en las colas…

—Otra vez el verdugo burlándose del que va a salir decapitado.

—¿Se quebranta?

—Cuando veo que en el hospital de niños no hay comida.

—¿Existe humor oligarca?

—¡Me encanta!.. Trato de hacerlo, pero no tengo dinero.

—¿Se autocensura?

—A veces, como en este Ping Pong.

—¿Qué le gustaría parodiar pero no puede?

—Decir groserías ahora, pero no debo hacerlo.

—¿Por qué a la revolución no le gusta que la parodien?

—A ninguna dictadura le gusta que la parodien porque el humor desnuda.

—¿Tan sexy es el humor?

—Mucho; si no, yo sería virgen.

—¿Una salida ante la escasez?

—Tratar de conseguir amigos que te inviten a beber whisky, comer tequeños y colearte en cuanto fiestón existe.

—¿Un menú para el diálogo?

—El que tenga como ingrediente principal el revocatorio, para que le sirva a las dos partes.

—¿Montarán en la olla al revocatorio?

—¡Imposible!

—De ser la oposición un platillo…

—Agua con limón y azúcar.

—¿Y la revolución?

—Barro.

—¿Seguirá con su “oda” al gobierno?

—¡Pero hasta el final! Incluso, ya empecé a joder al gobierno que viene después del revocatorio.

—Luego de todo esto, ¿un régimen para Maduro y Cía?

—Plátano maduro bien asado.

—¿Qué comeríamos con dos años más de este gobierno?

—Pregunta imposible, pues al gobierno le quedan meses.

—¿Qué pasaría en Venezuela con las sardinas si el CNE truncase el referéndum?

—Cualquier cosa que toque el CNE va a ser truncado, sean sardinas, huevos o revocatorio.