• Caracas (Venezuela)

Multimedia

Al instante

galería

Una generación de médicos de guerra

Los estudiantes de Medicina improvisan técnicas para salvar vidas por no tener los instrumentos necesarios. Diariamente, se enfrentan con las carencias de los hospitales  y reciben con resignación e impotencia la muerte de sus pacientes. La calidad de la enseñanza en las universidades ha disminuido y no hay relevo docente. El futuro de su profesión se extingue con la crisis

  • 780x506 Cada mes los estudiantes de Medicina pierden entre uno y dos días de clases por paros que se dan en la Universidad Central de Venezuela. Foto: William Dumont
  • 780x506 En el Instituto de Medicina Tropical han robado 12 veces desde septiembre de 2015. Insumos, equipos, reactivos y archivos de investigación desaparecieron. En la cátedra de Microbiología de 15 prácticas aún no han podido hacer la primera. Foto: William Dumont
  • 780x506 Los estudiantes deben compartir los pocos microscopios y equipos que quedan en el Instituto de Medicina Tropical. Recaudaron 400 mil bolívares para reponer tubos de ensayo, placas de vidrio y diversos materiales que necesitan para realizar las prácticas. Foto: William Dumont
  • 780x506 Más de 50 estudiantes de primer año ven clases de Anatomía en un salón diseñado para 15. Luchan para escuchar, observar y utilizar los materiales. Foto: Alessandro Bifolco
  • 780x506 La sala de preparación de cadáveres del Instituto Anatómico José Izquierdo se inauguró en marzo de este año. Tenía cinco años cerrada y los estudiantes aprendían por videos y fotos. Se establecerá un plan de protocolo para distribuir entre los profesores los cinco cadáveres disponibles. Foto: William Dumont
  • 780x506 Las neveras donde se almacenan los medicamentos en el Hospital Universitario de Caracas están deterioradas y al dañarse no tienen reposición. Foto: Diana Sanjinés
  • 780x506 En el HUC los carros de curas están vacíos. Se utilizan botellas de refresco para descartar agujas. No hay Rayos X desde hace dos años. Falta adrenalina y reactivos para pruebas sanguíneas. Foto: Diana Sanjinés
  • 780x506 La entrada del servicio de Cardiología y Radioterapia, en el sótano del hospital, es un almacén de bolsas de basura. Foto: Diana Sanjinés
  • 780x506 Equipos desincorporados del HUC. En el quirófano los especialistas han tenido que restringir las emergencias por falta de suturas, soluciones y Rx. Foto: Joseph Sáez
  • 780x506 En el Hospital Dr. Miguel Pérez Carreño y en la Maternidad Concepción Palacios la revisión uterina se realiza sin anestesia. Es un método que consiste en retirar toda la placenta y examinar el útero luego de dar a luz. Foto: Diana Sanjinés
  • 780x506 En el HUC, pacientes hospitalizados con diferentes patologías deben compartir un baño que pierde agua, no tiene luz y es directamente productor de infecciones. Foto: Diana Sanjinés
  • 780x506 Las salidas de la emergencia del Hospital Pérez Carreño se cierran por seguridad cuando ingresan delincuentes heridos. Foto: Diana Sanjinés
  • 780x506 Muchas veces los estudiantes de Medicina deben improvisar las técnicas por no tener los instrumentos necesarios. Sin las pinzas adecuadas terminan suturando con ayuda de sus manos. Foto: Diana Sanjinés
  • 780x506 La nutrición en los hospitales es miserable. En el HUC no hay solución fisiológica. A los pacientes diabéticos los hidratan con soluciones glucosadas. Les toman la glicemia capilar y cuando les sube le colocan insulina. Foto: Diana Sanjinés

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share: