• Caracas (Venezuela)

Siete Días

Al instante

“La economía le ganó la guerra a los estúpidos”

Orlando Ochoa, economista / Williams Marrero

Orlando Ochoa, economista / Williams Marrero

El economista Orlando Ochoa respondió la entrevista ping pong de esta semana

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

—¿Un revolcón para Venezuela?

—No tengo la menor duda de que el Plan de la Patria ideado por Chávez y la pésima gestión de Maduro le han dado un revolcón y una lección histórica a Venezuela.

—¿Funcionará mejor la administración pública con racionamiento eléctrico?

—Un país con sus sectores productivos a media máquina, trabajadores y familias con poder adquisitivo menguado, solo faltaba que la administración estatal se pusiese a tono con la obra chavista.

—¿Se queda el país sin energía?

—Sí, sin energía, sin baterías, sin repuestos, sin tractores, sin capacidad de compra; pero sin deseos de más socialismo del siglo XXI ni de excusas ridículas del chavismo como las del vicepresidente Arreaza, que acusa al calor y al capitalismo.

—¿Hace falta racionamiento o razonamiento?

—La transición al socialismo del siglo XXI nos llevó al racionamiento, tal como lo hizo su predecesor del siglo XX; ¿pero hay razonamiento posible con quien en 2015 insiste en el modelo que lleva a racionamiento?

—¿Una prioridad para racionar?

—La dosis de ideología en la búsqueda de solución a los problemas de Venezuela.

—¿Es justa una buena dosis de precios justos?

—En medio de la inflación más alta del mundo, los precios regulados están justo debajo de los costos, para llevar a menor producción, más bachaqueo y contrabando; justo lo contrario de lo que se desea.

—¿Un precio justo para la gasolina?

—El que cubra el costo de producción y distribución, lo cual con la inflación más alta del mundo es un objetivo móvil que les costará alcanzar. Lo justo es bajar la inflación y un plan ajustado para cubrir los costos.

—Fedecámaras sin dólares...

—Anaqueles sin bienes.

—¿El preámbulo de esta exclusión?

—Preveo 95% de consenso en abandonar la transición al sueño socialista chavista; y 5% de necios irreductibles.

—¿Son efectivos los militares empresarios?

—La izquierda chavista pensó que la logística militar daría eficiencia en la asignación de bienes escasos, resultado de políticas socialistas; los convirtieron en unacúpula militar enriquecida, aprovechando los diferenciales de precios.

—Y los empresarios del gobierno, ¿recibirán dólares?

—Sí, recibirán y gestionarán para otros por un precio que perciban como "justo".

—Un gobierno sin dólares...

—Gobernantes con dólares, euros, rublos...

—¿Por qué el Sebin persigue a los empresarios no oficialistas?

—Hay que culpar a alguien de lo que el instinto de preservación política no permite aceptar como responsabilidad propia.

—¿Estrategia de "guerra económica"?

—Perseguir es parte de la guerra comunicacional; la guerra para controlar la economía ya la perdieron.

—¿Quién la gana?

—Una minoría: entre otros, bandas de contrabandistas cívico-militar, bachaqueros, importadores de alimentos con sobreprecio en el sector público, importadores privados con sobrefacturación y vendedores de divisas petroleras al paralelo.

—¿Compite el Simadi con el dólar paralelo?

—Simadi sigue la ruta impuesta por el paralelo.

—¿Hay mercado rojo?

—Sí, se le puede llamar mercado rojo rojito, que trafica con divisas, oro, diamantes, alimentos, gasolina y más.

—¿Qué sería de la economía venezolana sin Estados Unidos?

—La dependencia es mutua, buen negocio para ambos.

—¿Y sin China?

—Mal, China nos amplía las oportunidades de producir y exportar.

—¿Sin Cuba?

—Nos quitamos un peso de encima.

—¿Sin Unasur?

—La vida sigue igual.

—¿La referencia económica continental?

—Perú y Chile, aprendieron del fracaso ideológico y de los abusos económicos en su historia. Cambiaron de rumbo.

—¿Conoce la propuesta económica de la oposición?

—Sí, tiene grandes aportes sectoriales. Le falta el sentido estratégico y la convicción que le debe dar el liderazgo y una visión compartida.

—¿Se calentará la economía?

—Los precios subirán como espuma, los inventarios de bienes caerán, el trabajo no alcanzará para vivir y las brasas calentarán al pueblo.

—¿Dejarán fría a la Polar?

—Eso llevaría a calentar sus propias bases.

—¿Una medida barata para la revolución, pero costosa para el país?

—Controlar precios y subsidiar alimentos, gasolina, cabillas, cemento, para ganar votos. Nos metieron a los venezolanos en un mercado negro, tipo socialista siglo XX, todo mucho más caro y tumbaron la producción y el empleo.

—¿La próxima "guerra"?

—Recordemos al estratega electoral de Bill Clinton: "Es la economía, estúpido". La economía le ganó la guerra a los estúpidos. Tendremos paz con la rectificación previsible.

—¿Jugará banco la banca privada?

—¡No! El gobierno la sacó y la obligó a bailar pegado.

—¿El interés?

—Salió al campo con el amor a los pobres del chavismo, pero pudo más el interés...

—¿Qué pasaría en Venezuela si toda la banca fuese estatizada?

—No creo que sea necesario; abusan y violan la banca pública, obligan a la privada y ahogan de papel moneda al país bajo Merentes en el BCV.

jolguerr@gmail.com