• Caracas (Venezuela)

Siete Días

Al instante

“La democracia necesita mucho pietaje”

César Bolívar | Foto: Alexandra Blanco

César Bolívar | Foto: Alexandra Blanco

El cineasta César Bolívar contestó el ping pong de esta semana

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

- ¿Es Venezuela un país de película?

- ¡Total y absolutamente!

- ¿Un género?

- Drama, comedia y humor negro.

- ¿Un título?

- Misión imposible.

- Ante la censura, ¿dónde colocaría una cámara escondida?

- En los refugios de damnificados.

- ¿Qué proyectaría en cámara lenta?

- La situación económica.

- ¿Y en cámara rápida?

- Los precios del petróleo y de la comida.

- ¿Una película como el país?

- Mujeres al borde de un ataque de nervios.

- ¿El tema nacional para una cinta de terror?

- Los pranes.

- ¿Qué tiene de político?

- El tiempo me dio la razón de que nunca me interesara la política.

- ¿Qué gana un cineasta metido en la política?

- Nada, debe centrarse en hacer buen cine venezolano.

- ¿A qué le saben los premios?

- A Coca Cola (risas).

- ¿Es la taquilla el mejor feedback?

- No, es ver al público en las colas.

- ¿Trajo más colas alguna de sus películas que el desabastecimiento y la escasez de hoy?

- ¡Ufff!.. Las colas para ver Papita, maní y tostón le quitó el récord a Homicidio culposo. Es absurda esa cultura de las colas. Me dan tristeza.

- ¿Un sueño?

- Soñar sin tener pesadillas.

- ¿Una utopía?

- Ganarme el Oscar.

- ¿Un Oscar a la constancia cinematográfica?

- Luis Alberto Lamata, Carlos Azpúrua, Román Chalbaud

- ¿Una enseñanza de Román Chalbaud, antes de 1999?

- (Carcajadas) Me gradué en el cine con Román Chalbaud.

- ¿Y después de 1999?

- Soy autónomo.

- ¿La mejor película venezolana de todos los tiempos, excluyendo las suyas?

- País portátil

- ¿E incluidas?

- Para el público, Homicidio culposo; a mí me gusta más Domingo de Resurrección.

- ¿Una que cambió su vida?

- El Acorazado Potemkin.

- ¿Coproduciría con el Ministerio de la Cultura?

- ¿Por qué no?

- ¿Qué propondría?

- Ser objetivos en todos los aspectos.

-  ¿El político más actor?

- ¡Ufff! (risas) Han surgido demasiados políticos.

- ¿Y viceversa?

- Los actores son mis amigos, aunque sean políticos. Le tengo mucho cariño a ¡famiiiilia!

- ¿Serviría de conciliador, al menos en el medio?

- Soy conciliador; tengo amistades de amplia cobertura.

- ¿Alentaría una producción entre Carlos Oteyza y Carlos Azpúrua?

- Sí, con todas las propuestas ideológicas.

- ¿Haría una película de corte político?

- No, habría exceso de humor negro y la gente se saldría del cine.

- ¿Sobre los viajes presidenciales en busca de los préstamos perdidos?

- (Risas) Misión Imposible II.

- ¿Y sobre un sector del pueblo que idolatra a un mortal?

- ¿Cuál mortal?

- El galáctico.

- (Carcajadas) Prefiero a un pueblo de los Andes por lo poeta.

- ¿Un venezolano para la gran pantalla?

- Rafael Guinand y Aquiles Nazoa.

- ¿Un presidente?

- Haría una comedia con Luis Herrera Campins  y  su parte seria: intentó darle a la televisión un carácter educativo.

- ¿Volvería a la TV?

- Con una condición: volver a ser los mismos de antes.

- ¿La mejor época de la TV?

- Los años ochenta.

- ¿Cómo torearía la Ley Resorte?

- Como un as del toreo.

- En este siglo de nuevos próceres, ¿un protagonista de antaño?

- Sucre.

- ¿Filmaría la revolución?

- Sería interesante, como documental y como fenómeno.

- ¿Pigmalión al revés?

- ¡Ufff! Sería fabuloso, sobre todo por los policías del Cicpc incursos en secuestros.

- ¿La pantalla del connacional?

- La realidad, el día a día, que es más bien hiperrealista.

- ¿Son los directores cinematográficos otros dictadores?

- No les queda otro camino.

- ¿La falla sempiterna del cine venezolano?

- La falta de genialidad.  El venezolano es ingenioso, pero no genial.

- ¿Un olvidado?

- Alfredo Lugo. 

- ¿Un sector de utilería?

- ¡Ay, Dios mío! (risas) Todos. Les hacen falta remaches urgentes.

- ¿Otro ávido de un apuntador?

- Muchos de la oposición y del gobierno, que carecen de preparación y fundamento para opinar. Son como repetidoras de discursos extraños.

- ¿Una adaptación a cine mudo?

- Los altos precios... Te dejan mudo.

- ¿La historia del cine venezolano en un título?

- Sagrado y obsceno.

- ¿Y la historia de Venezuela?

- La epopeya de Bolívar.

- ¿Una película subversiva?

- La fuga del cuartel San Carlos, con Pompeyo (Márquez), Teodoro (Petkoff) y

(Guillermo) García Ponce.

- ¿Una trama para el gobierno?

- Dios mío. Difícil para un gobierno con tantas aristas. Sería algo al estilo Vargas Llosa. 

- ¿Una trama para la oposición?

- Más perdidos que el hijo de Lindbergh.

- ¿Una cinta para la conciliación?

- La guerra y la paz.

- ¿Necesita el cine venezolano una misión?

- Misión Imposible III, aunque el Cenac ha hecho una gran labor.

- ¿Se autocensura?

- Sí, y debemos adelantarnos a la autocensura.

- De seguir esta historia ¿cuánto pietaje le quedaría a la democracia?

- Más bien, la democracia necesita mucho pietaje.

- ¿Un eslogan cinematográfico para 2015?

- Aunque usted no lo crea.

- ¿Qué pasaría en Venezuela si se repitiese la cartelera de abril de 2013?

- Se repetirían los mismos escenarios posteriores.