• Caracas (Venezuela)

Siete Días

Al instante

La computación cognitiva dará forma al conocimiento del futuro

La computación cognitiva | Foto: Cortesía

La computación cognitiva | Foto: Cortesía

Han surgido nuevas técnicas de manejo y análisis de datos que hasta hace poco eran del dominio de la ciencia ficción. Expertos señalan que no debe plantearse la competencia hombre-máquina

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

De todas las herramientas que la tecnología ha proporcionado a la humanidad, desde la rueda hasta los smartphones, las que generan mayor polémica son las relacionadas con la inteligencia artificial. Durante décadas se ha experimentado con sistemas expertos, con redes neuronales compuestas por chips o con software que pueden comportarse de manera inteligente, pero para los humanos no es fácil aceptar que una máquina pueda ser superior en el terreno intelectual. “Un cerebro de chips de silicio jamás podrá analizarse a sí mismo”, afirman los descreídos.

Para los expertos no debe plantearse la competencia hombre-máquina, sino una sinergia para aprovechar la velocidad y la capacidad de cómputo crecientes de las máquinas para avanzar más rápido en la búsqueda de las soluciones a los grandes retos que se enfrentan cada día.

Pero si la inteligencia –en la más sucinta definición que se conoce– es la capacidad de resolver problemas cuando no se tienen todos los datos a mano, los computadores han demostrado en los últimos años mejor capacidad de análisis y de solución de problemas.

En mayo de 1997, la computadora de IBM, Deep Blue, derrotó al gran maestro del ajedrez Garry Kasparov. Por primera vez en la historia, un programa de computación tomó mejores decisiones que un experto humano. Pero décadas antes, el  matemático Alan Turing había logrado con su equipo y una máquina programada, descubrir el código secreto de las máquinas alemanas de mensajería Enigma, y adelantó el fin de la Segunda Guerra Mundial, por lo menos en dos años.

 

Un mar de datos

¿Cuál es el estado actual de la inteligencia de las máquinas, siete décadas después de Turing? Una proeza más reciente de los computadores frente a expertos humanos la realizó Watson,  otra computadora de IBM cuando ganó el concurso televisivo Jeopardy, en Estados Unidos, en 2011.

Watson derrotó a Brad Rutter, el mayor ganador de dinero en toda la historia del programa, y a Ken Jennings, poseedor del récord por la racha más larga de campeonatos (después de haber ganado 75 partidos).

Esta capacidad de análisis inteligente, basada en el acceso a una gran capacidad de datos estructurados y no estructurados, y en  la comunicación en lenguaje natural, las aprovechó IBM en el establecimiento de su división de Computación Cognitiva, que ya es usada por compañías como Bradesco, en Brasil, para análisis de riesgo, al igual que por la compañía peruana de seguros Rimac. En México, las empresas PLM y Banorte empiezan a usar capacidades cognitivas en su red de conocimiento de salud y centros de contacto a clientes, respectivamente.

El gerente de soluciones de software de IBM de Venezuela, Germán Andrés Pacheco, señala que si bien la computación cognitiva tiene algunos elementos de inteligencia artificial, su meta no es producir máquinas que piensen por las personas. “La tecnología cognitiva busca aumentar la capacidad de inteligencia humana, al ayudarnos a pensar mejor y tomar decisiones más informadas”, dice.