• Caracas (Venezuela)

Siete Días

Al instante

Las bellas ante el peligro

Samia Yunis de la Hoz y Caroline Visser son otras modelos venezolanas vinculadas con el narcotráfico fuera del país

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Aunque Karla Osuna era poco conocida antes de ser investigada por la justicia, su caso tuvo repercusión en la prensa porque, en menos de una semana, otras dos modelos venezolanas fueron involucradas en hechos delictivos. La actriz Jimena Araya, conocida como “Rosita”, era buscada por la policía por su presunta vinculación con la fuga del líder principal de la cárcel de Tocorón, en el estado Aragua. Asimismo, Miss Zulia 2008, Gabriela Fernández, fue señalada de ser testaferro del narcotraficante colombiano Daniel Barrera, conocido como “el Loco Barrera”.

Barrera fue capturado el 18 de septiembre gracias al seguimiento que le hicieron a algunas modelos que lo frecuentaron días antes del operativo. “Rocío” era la madame que las contactaba con él. Hasta la fecha, sólo se ha conocido la identidad de Fernández.

Hay otros casos de venezolanas del mundo del espectáculo relacionadas con el narcotráfico, pero en el extranjero: la modelo zuliana Samia Yunis de la Hoz fue detenida en abril de 2010 en México por los delitos de tráfico de droga y lavado de dinero. Luego de estar presa dos meses, fue puesta en libertad. Regresó a Venezuela y en febrero de 2011 fue acusada por el Ministerio Público de recibir encomiendas enviadas desde México en las que escondían grandes cantidades de dólares como una forma de legitimación de capitales provenientes de actividades ilícitas. Fue recluida en el INOF. Su padre y sus dos hermanos también fueron acusados.

La también modelo Caroline Visser fue detenida el pasado mes de abril en Perú junto con el narcotraficante Carlos Álvarez, conocido como “Tío Charlie”, y la ex modelo colombiana Orfelia Camargo, de 29 años de edad, en una casa donde se consumía y vendía droga. En ese país permaneció tres meses detenida en el penal de Santa Mónica. Hoy tiene libertad condicional. La joven debe firmar el libro de procesados en ese país todos los meses, no puede salir de esa nación, ni visitar lugares de dudosa reputación.

El caso de “Rosita”, aunque no está relacionado con el negocio del tráfico de droga, se convirtió en una elástica noticia que todavía acapara titulares. Después de haber estado prófuga de la justicia durante un mes, permaneció 10 días en prisión en el Centro de Detención Cuartelito, en el sector San Carlos de Maracay. Se le exigieron tres fiadores como condición para otorgarle la libertad. Sin embargo, tendrá que presentarse cada 15 días en tribunales y no podrá salir del estado Aragua.

Miss Zulia 2008 está detenida en la sede del Sebin, en el Helicoide. El 7 de septiembre fue acusada por el Ministerio Público de los delitos de legitimación de capitales y asociación para delinquir.