• Caracas (Venezuela)

Siete Días

Al instante

A la baja: los menos participativos

Los mandatarios opositores de Carabobo y Nueva Esparta tienen el reto de incrementar la movilización en los municipios más poblados. En Lara y Monagas los antiguos gobernadores chavistas afrontan otro desafío: consolidarse como opositores

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los incrementos más bajos en la movilización electoral entre 2004 y 2008 se reportaron en 10 entidades: Trujillo, Lara, Portuguesa, Cojedes, Delta Amacuro, Monagas, Apure, Yaracuy, Carabobo y Nueva Esparta. “La participación en estos estados, sobre todo en los llaneros, depende más de la política local que la nacional”, indicó Campos.

La oposición logró ganar dos de esas gobernaciones –la de Carabobo y la de Nueva Esparta–, y el chavismo, el resto. Allí los adversarios del jefe del Estado repetirán los mismos candidatos con los cuales obtuvieron la victoria en 2008: Henrique Salas Feo y Morel Rodríguez. El primero ya había sido elegido en 2000, pero perdió la reelección ante Luis Felipe Acosta Carles, 4 años más tarde. La abstención opositora en municipios claves como Valencia y Naguanagua, donde se encuentra la base del voto opositor, fue uno de los factores fundamentales del resultado. Ambos municipios registraron abstenciones altas esa jornada (45,8% y 43,7%, respectivamente). La participación en ellos fue igualmente decisiva para el retorno de Salas Feo al poder en medio de un decrecimiento del chavismo, que acudió dividido y perdió por estrecho margen (3%).

Morel Rodríguez, que aspira a una segunda reelección, ha estado firme en el cargo desde 2004. Su liderazgo de vieja data –fue el primer mandatario regional elegido en 1989, por el partido AD– le permitió repetir en 2008, aun cuando la reducción de la abstención no fue tan notable como en otros estados (12%). El peso electoral de los municipios más poblados se inclinó a su favor en ambos comicios. Para 2008 la participación aumentó 17 puntos en Maneiro (Nueva Esparta), lo que influyó para que su ventaja sobre el PSUV en esa localidad aumentara 11 puntos con respecto a 2004.

Lara tuvo un aumento modesto de la participación (14,39%) entre 2004 y 2008. El liderazgo del actual gobernador, Henri Falcón, que se desmarcó del chavismo en 2011, puede ser clave para recuperar el estado para la oposición. Serán vitales dos de los municipios más poblados, Iribarren y Palavecino, que el 7-O dieron la victoria a Capriles Radonski. En 2008 Falcón logró movilizar ampliamente al chavismo en ambas localidades, tras lo cual se impuso sobre Pedro Pablo Alcántara (de AD) con ventajas de 41 y 54 puntos, respectivamente.

Monagas tuvo uno de los saltos participativos más bajos (4%), y es una de las incógnitas de la contienda del 16-D. El actual mandatario, José Gregorio Briceño, conquistó la zona para el chavismo en 2004 y repitió en 2008. Ese año Briceño logró las votaciones más altas en los municipios de más baja abstención, como Ezequiel Zamora (Punta de Mata, considerada la segunda capital), Cedeño y Punceres.