• Caracas (Venezuela)

Siete Días

Al instante

Wilmer Ramírez: "La cómica más seria es perjudicar al pueblo en nombre de su defensa"

El humorista asegura que a la televisión le falta corazón, "hay que hacerle un cateterismo"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

¿Hasta cuándo tanta oda a la revolución? ­Hasta que no den tantos motivos como tragicomedia. Ojalá no termine en tragedia. 

¿La oda de la MUD? ­Cuándo tengan sintonía con el pueblo les llegará su "oda". 

¿Sienten los humoristas competencia de algunos políticos? ­En algunos casos son, sin duda, más graciosos que uno. 

¿Una nostalgia mediática? ­¡Uy! Varias. El gran momento de Sábado Sensacional

Todos queríamos ser animadores tan queridos como Amador Bendayán. Yo todavía lo aspiro. Y trabajo por eso. 

¿Qué pasa en la TV? ­A la TV le falta corazón... Lo tuvo en los sesenta, y lo fue perdiendo. Hay que hacerle un cateterismo. 

¿Conoció a Martín Valiente? ­Primero en la radio; mamá escuchaba la radionovela. Luego conocí a Arquímedes Rivero, su intérprete, quien me dio trabajo en Venevisión. 

¿El Martín Valiente del proceso? ­(Carcajadas) ¿Por qué? ¿Por ser el ahijado de la muerte o por tener una voz muy potente? 

¿De la oposición? ­Está haciéndose, como el monstruo Milton. 

¿Una parodia criolla? ­Aquel sketch de Radio Rochela: "Asocerro". Nunca se ponían de acuerdo y terminaban peleando, aunque Malula sí quedó de concejal en la vida real. 

¿Llegarán a ser políticos los humoristas? ­Ya no. La política ha perdido su investidura. Cualquiera cree que puede llegar a ser alcalde o presidente. 

¿El presidente más cómico? ­Por simpático, Carlos Andrés. 

¿El cómico que debería ser presidente? ­Ni lo conozco ni quisiera... 

¡Te imaginas si hubiese ganado mi amigo el Conde! ­¿Qué gana el humorismo en comunismo? ­Donde hay sufrimiento no hay humor. El humor es esperanza. 

¿Un dictador para caracterizar? ­El non plus ultra de todos: Hitler, como lo satirizó Charles Chaplin. 

¿La institución jocosa? ­La Defensoría del Pueblo, además de que su jefe es simpático y amigo mío. 

¿Canta? ­Muy mal. 

¿Baila? ­Mis movimientos pretenden ser rítmicos. 

Lleva cinco matrimonios. 

¿Adicción? ­Rectifi cación. 

Si "mujer que no echa vaina es hombre", ¿lo suyo ha sido otra tragicomedia? ­(Risas) Me sumergí en la feminidad: ¡echaban vaina pareja! ­Si hombre no es gente... 

Mujer no es comprensiva. 

¿Risa mata chequera? ­Casi siempre, aunque terminen optando por una cuenta en dólares. 

¿Le produce la risa? ­Ojalá produjera divisas. Así ganes todos los bolívares, esos que ya no llaman fuertes, se los come la infl ación. 

¿Lava, plancha? ­Si es necesario. Mi mujer es perfecta manejando una casa. 

No lo digo por machismo. 

En su caso no hubo quinto malo... 

Y llevo 20 años casado. Quinto año malo era el de los gobiernos de la cuarta, porque los sacaban. 

¿La cómica más seria? ­Perjudicar al pueblo en nombre de su defensa. Como en el corrido mexicano, ¡no me defi endas, compadre! 

¿Es otra oda que, tras 16 años de revolución, la culpa siga siendo de la cuarta? ­Es absurdo y patético que para escurrir responsabilidades le echen la culpa a la cuarta, a la derecha y al imperio, menos a la incapacidad. 

¿Y que la oposición no esté gobernando? ­Incomprensible es su incapacidad de seducción. 

¿Un llanto? ­Que mis hijos y nietos no tengan un país de libertades. 

¿Un temor? ­La mala intención. 

Entre el pan y el circo... 

Hay mucho más circo de tres pistas con muchos payasos, y el resto del país haciendo equilibrio. 

¿Quién es el dueño del circo, quiénes los payasos? ­Interpreta mi silencio. 

¿Se autocensura? ­Después de esta conversación, ¿tú qué crees? ­¿Doblegaría a la tragicomedia a punta de risas? ­Está visto que no la doblegan ni los periodistas. 

¿Ha bajado su volumen humorístico? ­Actualmente estoy 50% humor y 50% refl exión. Muchos humoristas, sin perder el sentido del humor, nos hemos puesto serios con la situación. 

¿Y el venezolano? ­Es indolente y tolerante ante los antivalores, sobre todo la corrupción. 

¿Sacó ventaja el gobierno mientras un amplio sector se dedicaba a burlarse de él? ­Nuestro error fue no reconocer el momento en que había que tomarse las cosas más en serio. Hoy también es el momento. 

¿Le arrancaría una sonrisa a la revolución? ­Ellos viven sonrientes, pues están en posición de hacerlo. 

¿Reirá de último la oposición? ­Espero que todo el país sea una risa franca, sincera, sin odio. 

¿Un aporte a la conciliación? ­Sustituir el gas pimienta por el gas de la risa. 

¿Es Venezuela el país más feliz? ­¿Dónde hicieron el estudio de campo? 

Entre el tráfico automotor y el automercado... ­El país está vuelto una cola (risas). 

¿El papelón de su vida? ­Podría ser esta entrevista. 

¿El papel que lo aguanta todo? ­La Constitución... ¡Qué país tan bonito plasma! 

¿Humor en tiempos de cólera? ­Sí, hay mucha cólera reprimida. 

¿Imagina un paro humorístico? ­Allí si colapsa el país. 

¿Qué pasaría en Venezuela si la gente dejase de reír? ­Perderíamos el último recurso natural renovable.