• Caracas (Venezuela)

Siete Días

Al instante

Lila Morillo: "Vivimos el apocalipsis"

Lila Morillo

Lila Morillo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

—Luego de 50 años en el espectáculo, ¿un título para el libro de su vida?
—El gran final. Traigo más sorpresas para el pueblo.

—¿Símbolo sexy o superstar?
—Lo de símbolo sexy me lo puso el público, yo no.

—Yordano dice que usted es “una especie de nuestra señora de algo”
—(Carcajadas) Los maracuchos me ponen en llave con la Chinita y me dicen la octava estrella de la bandera.

—¿Un mesías?
—El único es Jesucristo.

—¿Fue Chávez algo semejante?
—¡Nooo!.. ¡Más nunca!

—¿El presidente inolvidable?
—Rómulo Betancourt.

—¿El “mesías” de la oposición?
—El radar de Chúo. ¡Ese sí se atreve! Es de los bravos, es un guerrero.

—¿Y usted?
—Desde antes de nacer; le di guerra a mamá en el vientre por mis genes wayúu. De pequeña mis primos me enseñaron a boxear.

—¿Propinó derechazos a los hombres?
—En el colegio, a varios mayores que yo. Siempre defendía a mis amigos del bullying de la época. Una vez le rompí la nariz a uno para que respetara (risas).

—¿Alumna temible?
—Del Colegio Simón Rodríguez me botaron por sagaz y valiente.

—¿Una nostalgia?
—Varias. Mi abuelo, mi papአMe reconforta saber donde están.

—¿Una intensidad?
—La libertad.

—¿Y la jaula de oro?
—Esa jaula estuvo en Miami.

—De ser animal...
—Leona.

—¿Con su puma?
—Desgraciadamente ya se extinguió.

—¿Perdona y olvida?
—Cuando perdono, olvido. Me queda la imagen del ser por el cual debo orar. No existe raíz de rencor. Antes sí era una leona (risas).

—¿Se olvidan los casos de curas pederastas?
—Es muy duro lo escrito en la Biblia sobre esto y no sacan a la luz. Hay muchos que se han arrepentido.

—¿Se arrepiente?
—Cuando cometo errores.

—¿Soberbia?
—Ante una crítica injusta y cruel. Como cuando me llamaron ladrona.

—¿Cuándo?
—Ya lo olvidé (risas).

—¿Un defecto?
—Soy muy perfeccionista.

—¿Qué tiene de santa?
—Luego de recibir a Jesús, mi espíritu fue transformado.

—¿Y su sensualidad?
—¡Oh, my God! (carcajadas) Bueno, Dios me hizo mujer, que es toda picardía y sensualidad. Mis hormonas brotan por los poros y están completicas. También los medios han sentido el fragor de esas hormonas. Cuando me ofenden sale la leona Lila. Con Lila no han podido. Soy una muralla en Cristo.

—¿Deben casarse las monjas?
—Todo hombre y toda mujer debe hacerlo. Está escrito.

—¿Un imposible?
—Para los cristianos no existen imposibles, aunque podría ser que ¡un-im-po-si-ble-a-mor-me-es-tá-ma-tan-do-sin-que-rer!

—De volver a nacer, ¿se casaría con el Puma?
—Volvería a hacer lo que Dios me puso en el camino. Sería la Lila que ya me hizo.

—¿Su moñongo hoy?
—(Risas) Sigue siendo Armando Molero, el cantor de todos los tiempos.

—¿Lloró aferrada a una rocola?
—Yo estaba en todas las rocolas. Lloraron los demás millones, yo no.

—¿Despechada?
—Desde mi adolescencia.

—Por fin, ¿tiene 74 años de edad?
—No los tengo. A Lila le adulteraron la cédula para trabajar en los clubes, pues era menor de edad. Con toda honestidad, soy menor que José Luis (carcajadas).

—¿Un sueño?
—Volver a tener la Venezuela de cuando era niña: próspera y libre; se vivía feliz y confiado.

—¿Se ha caído de un cocotero?
—(Carcajadas) Nunca. De niña me trepaba en los altos y tumbaba los cocos con mis talones.

—¿Una mujer para presidente?
—Mi madre (carcajadas).

—¿Se lanzaría?
—Luego del divorcio pensé en lanzarme a la Alcaldía del Municipio Brión de Maracaibo, pero quería hacer el bien.

—¿Los fariseos de hoy?
—Muchos nos están rodeando. Y muchos han llegado de afuera.

—¿Cuánto de sus ingresos han ido a parar al quirófano?
—De niña aprendí los remedios caseros, hasta que llegó el bisturí junto con el nacimiento de mis hijas.

—Entre llorar y reír, ¿qué tal su balanza?
—La risa predominó hasta que llegó la etapa del matrimonio (risas).

—¿Qué es más fácil: un camello pasando por el ojo de una aguja o vencer resentimientos?
—Es más difícil rectificar y perdonar.

—¿Se imagina con José Luis en el cielo?
—Me daría una gran satisfacción que volviera a los brazos del Señor.  Sé que así será.

—¿Un agradecimiento?
—Al canal 8, pero el de mediados de los sesenta, cuando me estrené como actriz protagonizando María Mercé la Chinita. Arrasó con el rating. Y eso que yo no quería actuar.

—¿Y en el canto?
—A Mario Suárez.

—Venezuela es una jaula de...
—Fe y esperanza.

—¿Su canción para la revolución?
—“Propiedad privada”.

—¿Para la MUD?
—“Amalia”. O mejor ¡ban-de-ra-de-Ve-ne-zue-la- por-que-yo-te-quie-ro-tan-to!

—¿A los idos?
—“Venezuela”.

—¿Cómo le gustaría ser recordada?
—Como una venezolana que amó a su país con todas sus fuerzas.

—¿Cuántas veces ha leído la Biblia?
—Todos los días con sus noches.

—¿El pasaje acorde con Venezuela?
—¡Vivimos el apocalipsis!.. El que no crea que no crea.