• Caracas (Venezuela)

Siete Días

Al instante

Víctor Poleo: Los apagones revelan lo más oscuro de la clase gobernante

Víctor Poleo, ex viceministro de Energía y profesor de la UCV | Alex Delgado/El Nacional

Víctor Poleo, ex viceministro de Energía y profesor de la UCV | Alex Delgado/El Nacional

El ex viceministro de Energía y profesor de la UCV asegura que el gobierno despilfarra energía

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

—Justo en este momento –10:30 am del 7 de julio de 2014– hay otro apagón en gran parte de Caracas…
—Predecible, como también el próximo apagón caraqueño y nacional.

—¿Hay un electricidio en marcha?
—Y hecho en socialismo siglo XXI y por gracia de Ramiro Valdés y Alí Rodríguez.

—¿Sufre Venezuela un cortocircuito?
—Un cortocircuito esencialmente político: la cuarta república (esta que se dice quinta) no termina de morir.

—¿El lado claro de los apagones?
—Revelan lo más oscuro de la clase política en funciones de gobierno.

—¿El lado oscuro?
—El claro y amargo sufrimiento de los usuarios eléctricos, los venezolanos todos.

—Director de electricidad del Ministerio de Energía durante el período 1999-2001, ¿su cuota de responsabilidad?
—Tuvimos en 1999 nuestra primera ley eléctrica en 110 años de industria y un plan hasta 2030.

—¿Cómo llegó al chavismo?
—No era entonces una mala palabra,  hoy envilecida.

—¿Cómo salió?
—“Manda a decir Hugo Rafael que te vayas, haces mucho ruido”, me dijo Álvaro Silva Calderón, entonces ministro de Energía.

—¿También usted tenía una luz?
—Venezuela conoció primero el alumbrado público eléctrico en las ciudades de  Valencia, en 1873; Maracaibo, en 1888, y Caracas, en 1889.

—El sector antes y después…
—La industria eléctrica venezolana fue constituida hace 130 años por Jaime Carrillo y Ricardo Zuloaga. Venezuela era entonces un espacio geográfico en articulación, precedido de un siglo XIX de guerras y privaciones, signado por relativas carencias en la producción de bienes. Ya en la mitad del siglo XX Rafael Alfonzo Ravard diseña los futuros desarrollos hidroeléctricos en el bajo Caroní.

—¿Incide el socialismo o el capitalismo en la eficiencia eléctrica?
—Diría Vladimir Ilich en el 8° Congreso de Todos los Soviets, en 1920: Socialismo = soviets + electricidad.

—¿Conoce de algún daño personal grave ocasionado por un apagón?
—Son muchos… Y así devino Aixa López en liderar el movimiento de “afectados por apagones” en 2009, cuando su hija casi fallece en una clínica.

—¿Quién podrá defender al usuario?
—Es responsabilidad del gobierno, materia del derecho contencioso-administrativo y víacrucis intolerable.

—¿Le ve luz al gobierno?
—En los crímenes del socialismo del siglo XXI.

—¿A la oposición?
—Liderazgo notariado con poca luz.

—¿Y al soberano?
—Un 40% rezagado, en la sombra.

—Profesor de Economía Petrolera en la UCV, ¿cómo explica a sus alumnos que el petróleo ha sido sinónimo de pobreza?
—Existe una y solo una asignación óptima de la renta petrolera: hay que encontrarla, es la que minimiza daños a la sociedad y a la economía.

—¿Debe agradecerle algo Estados Unidos a la revolución?
—El capital energético anglosajón simpatiza con los vidrios rotos del expaís.

—¿Desaparecerán las transnacionales?
—Deseable que ocurra con el Foro de Sao Paulo.

—¿El primer beneficiario del petróleo venezolano?
—Las clases políticas y mercantiles desde Juan Vicente Gómez y las que ahora pugnan por gobernarnos.

—¿Qué ha ganado Venezuela con el suministro a Cuba?
—Humillaciones.

—¿Y Cuba?
—Diferir la agonía de su clase política.

—Si Pérez Alfonzo viviera…
—Confirmaría sus predicciones acerca de gobernantes que enferman de renta, si es que no ya antes enferman de carencias éticas.

—Si Chávez viviera…
—Reincidiría en sus significantes vacíos.

—¿La peor siembra del petróleo?
—Allende los mares.

—¿La más exitosa?
—Formación de capital humano en ciencia y tecnología.

—De ser presidente de Pdvsa…
—En oposición: un consejo de Estado para la energía.

—¿Se aprendió con el paro de 2002?
—Igual lección por aprender en Venezuela que la de Brasil ante Alemania: la nación es un todo, no un grupo de entusiastas.

—¿Le entusiasma un nuevo paro?
—En paro inducido están las industrias del petróleo, del gas y de la electricidad.

—¿Pagaría sus prestaciones a los 22.000 botados?
—Son sus derechos laborales por honrar.

—¿Tiene futuro el petróleo nacional?
—No, felizmente. La Magna Reserva es una fabulación mediática.

—Y el carbón, que es pasado, ¿volverá a ser futuro?
—El futuro está en el gas natural, energía dominante en ascenso.

—¿Qué reservan las reservas petroleras?
—El posrentismo… Y aprenderemos entonces a trabajar.

—¿Son ahorradores los bombillos ahorradores?
—Una estafa política neurotóxica, una más de las varias chapucerías habaneras.

—¿Ahorra energía el gobierno?
—La despilfarra.

—¿Habrá generación eléctrica para las próximas generaciones?
—La hay potencialmente en los desarrollos hidroeléctricos del alto Caroní y de los ríos andinos;  la hay en el cuasi-infinito yacimiento termoeléctrico que es la orimulsión.

—¿Y alza en las tarifas eléctricas?
—La hay veladamente: la factura eléctrica se ha duplicado en el primer semestre de 2014.

—¿Qué ensaya el proceso?
—Desmovilizar y asfixiar a la sociedad, descapitalizar la economía.

—¿Su candidato para presidir Corpoelec?
—No sería para Corpoelec, monopolio insensato y fallido del sector eléctrico; en su defecto, la generación del Caroní y Andes bajo propiedad estatal, a la par del Sistema Troncal de Transmisión. El resto de tuercas y tornillos en manos privadas, de usuarios y de trabajadores eléctricos.

—¿Dos buenas manos para la industria petrolera?
—Sabiduría y ética.

—¿La prioridad: petróleo o electricidad?
—Electricidad.  Las naciones pueden crecer sin gasolina. La matriz energética global engatilla una menor demanda de gasolinas del petróleo.

—El país sin petróleo…
—Bienvenido.

—¿Y sin energía eléctrica?
—Sería una nación azotada por una clase política indigente.

—¿Qué pasaría en Venezuela si cesasen la exportación de crudo a Estados Unidos y la importación de bombillos ahorradores de Cuba?
—Estados Unidos apuesta por su autoabastecimiento energético. La triangulación cubana de bombillos “ahorradores” terminó en fiasco financiero y de salud pública.