• Caracas (Venezuela)

Siete Días

Al instante

Víctor Hugo Irazábal: "Venezuela es una exposición al hampa"

Víctor Hugo Irazábal, artista plástico, diseñador, periodista | FOTO: William Doumont

Víctor Hugo Irazábal, artista plástico, diseñador, periodista | FOTO: William Doumont

 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

‹¿Es Venezuela un país de exposición?

‹Sí, de exposición al hampa y a la corrupción.

‹¿Una aproximación pictórica?

‹De castaño oscuro a negro.

‹¿Un título para el cuadro nacional?

‹Entropía del siglo XXI.

‹¿Un diseño de revolución ideal?

‹La que nos permita pensar y vivir en libertad.

‹¿Otro para una oposición modelo?

‹Que comprenda que la realidad social es multidimensional.

‹¿Cómo afronta la escasez de material de trabajo?

‹Con abundancia creativa.

‹De ser editor, ¿qué haría si le negasen las divisas para adquirir papel?

‹Divisaría otra posibilidad.

‹¿Y si destruyeran su obra, como pasó con la de Vigas en la UCV?

‹Como César Vallejo diría: ”Serán tal vez los potros de bárbaros Atilas; O los heraldos negros que nos manda la muerte”.

‹¿Se arrepiente?

‹Yo pecador me confieso

‹¿Una ideología?

‹No totalitaria.

‹¿Un líder?

‹El hombre libre.

‹¿Burgués o revolucionario?

‹Nada de eso, todo lo contrario.

‹¿Digiere las críticas?

‹Con Festal o Pankreosil.

‹¿Una exclamación ante el espejo?

‹Gracias a la vida.

‹¿Una nostalgia?

‹La que está por venir.

‹¿Su mejor momento?

‹De madrugada.

‹¿Una constante?

‹Compartir.

‹¿Un recuerdo?

‹El instante.

‹¿Una esperanza?

‹Mis hijas.

‹¿El mayor misterio?

‹El acto creativo.

‹¿El público extraño?

‹Se hace conocido con el tiempo.

‹¿Han imitado su obra?

‹No hay imitación, sino malas copias.

‹¿Futurista?

‹No, contextualista.

‹¿El futuro del país?

‹Lo construimos todos.

‹¿Supera la ficción a la realidad?

‹La realidad no existe, es una ficción mental.

‹¿El arte de la revolución?

‹Hay revolución en el arte, pero nunca arte en la revolución.

‹¿Un artista revolucionario?

‹El maestro Jesús Soto, revolucionó la percepción con su obra. 

‹¿Un pintor famoso y a la vez amigo?

‹Aún lo estoy buscando.

‹¿Su musa?

‹Me abandonó y se metió a bachaquera.

‹¿Su pintor referencia?

‹Los dibujantes yanomamis.

‹¿Modesto?

‹Depende de dónde, cómo y cuándo.

‹¿Una pintura revolucionaria?

‹La pintura acrílica, revolucionó el arte.

‹¿El aroma y sabor de sus frescos?

‹Frescolita.

‹De solicitarle el proceso un mural...

‹Bien lejos.

‹¿Una obra que proyecte a un gobierno de proletarios?

‹La abundancia de largas colas y la escasez de productos.

‹Alfredo Boulton afirmaba que los artistas son “anormales”. ¿Cuál es su extrañeza?

‹Primera vez que me ensucio.

‹Si Vincent Van Gogh comía pintura amarilla… ‹Yo como mostaza, me encanta.

‹¿Su obra magna?

‹El Aula Magna. Y conste que no es mía.

‹Aparte de Feriado, ¿otro diseño célebre?

‹El libro objeto El lenguaje de los diablos.

‹¿La época de oro de la pintura venezolana?

‹Está por venir.

‹¿Y la del país?

‹Hipotecada a China.

‹¿Imaginó alguna vez esta encrucijada?

‹Sí, en Tejerías.

‹Luego de esta vida…

‹No hay otra oportunidad, como dijo el gran Simón Díaz.

‹¿Cómo imagina a Dios?

‹A imagen y semejanza del hombre, ya que Él creo al hombre a su imagen y semejanza.

‹Cara a cara, ¿qué le diría?

‹¡Qué hay de nuevo, viejo!

‹¿Cuál de sus pinturas se llevaría al cielo?

‹Depende de lo lejos que me lo pongan, la que menos pese.

‹¿Llora?

‹Con esta inflación quién no.

‹¿Hay alegría en el llanto?

‹Y también llanto en la alegría.

‹¿El presidente más amigo de los artistas?

‹Debe ser el presidente de la AVAP, Asociación Venezolana de Artistas Plásticos.

‹¿Realizaría un cuadro para la conciliación? 

‹Con una pluralidad de modos, de gentes y de rutas.

‹¿Imagina un artista plástico en Miraflores?

‹Ya lo hubo y nos dejó este desastre.

‹¿Unas pinceladas para el acontecer?

‹Quien intimida no puede ser respetado.

‹¿Un boceto del porvenir?

‹Un compromiso activo con la suerte del país.

‹¿Qué pasaría en Venezuela si las artes plásticas incomodasen al gobierno como lo han hecho las caricaturas y el periodismo?

‹La buena caricatura, el periodismo objetivo y el buen arte no son cómodos para ninguna revolución totalitaria. Aténgase a las consecuencias.