• Caracas (Venezuela)

Siete Días

Al instante

“En Venezuela lo único que falta es que regulen la risa”

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

–¿Ríe menos hoy?

–¡Cómo no!.. Por la situación económica, por el futuro y el pasado.

–¿Es Venezuela una comedia?
–Más bien, una tragicomedia total, tipo Woody Allen. Si la hubiesen intentado escribir no les habría quedado tan bien.

–¿Un título?

–Masoquismo.

–¿Se ha vuelto más sarcástico?

–Como todos. O te deprimes o mueres, o te fortaleces.

–¿Se ha transformado el humor nacional?

–Y el del mundo. El humor es un don que refleja lo que pasa en el país. El comediante es crítico y observador.

–¿Ha sentido competencia del ámbito político?
–Más bien, lo contrario. Cuando un gobierno censura al comediante le da un peso político que no tenía en su estado natural. Cuesta callar a un comediante en Venezuela.

–¿Es el venezolano un comediante nato?

–Tiene buen sentido del humor; al menos mi público es muy exigente.

–¿La parte cómica de la revolución?

–Poca. El formato que tenía con Chávez era del típico comediante. Con Maduro hay cierta parte, tal vez más accidental. Deberían aprovechar tantos canales para fomentar el humor, al menos el de ellos, pero están peleados con el humor.

–¿Y de la oposición?

–Recae en casi todos los comediantes del país, que son de oposición.

–¿Por qué el gobierno no tolera el humor del adversario?

–En países desarrollados el presidente sale en papeles humorísticos. Obama sale en todos los sketch y él sabe que lo beneficia. El chavismo está tan mal que inspira al humorista.

–¿Tolerante?

–Para ser sincero, cada vez menos.

–¿Hace colas?

–Trato de no hacerlas. Cada vez es más complicado.

–¿Montaría un stand up comedy en la cola de un automercado?

–Uno romántico: amor en tiempos de cola.

–¿Traen cola sus shows?

–Sí, gracias a Dios… No tanto como el automercado, pues mis shows no son artículos de primera necesidad.

–¿Es Venezuela el país más feliz?

–Al menos para mí, no; no sé si para los demás.

–¿Una gracia convertida en morisqueta?

–Maduro.

–¿Se autocensura?

–Todos los días… Necesito trabajar.

–¿Ha hecho llorar tratando de hacer reír?

–Hasta ahora, no. De pronto dices algo y la gente se ofende.  

–¿Cómo drenar la crisis?
–Si encuentra usted la respuesta, confiésemela.

–¿Qué tal una misión risoterapia?

–No es mi estilo, aunque lo mejor sería cambiar de gobierno.

–¿Con humor de protesta?

–Mi obra es una buena forma de hacer crítica política.

–¿Qué tal un paro humorístico?

–No creo en paros humorísticos.

–¿Montaría un espectáculo para unir a la población?

–No tengo nada de culpa de esta polarización. No soy parte de un gobierno negligente sino del país.

–¿Y otro para desarmar de la risa a los colectivos?

–Habría que meterlos en un show, a ver qué pasa.

–¿Qué se fue con Radio Rochela?

–La tradición del humor en Venezuela.

–¿Entre el pan y el circo revolucionario?
–Prefiero el circo, aunque sea malo.

–¿Es bueno mofarse de la “tragicomedia”?

–Hay situaciones que de por sí dan risa. Pero no se puede utilizar la risa como evasión.

–¿Su referencia?

Zacharius Knight  ("ZachGalifianakis), actor y comediante estadounidense, 

–¿Y del humor latino?

–Hay unos muy buenos: Cantinflas y el Chavo; otros terribles, como algunos programas mayameros.

–¿El humor en comunismo?

–No existe porque no permite la libertad de expresión.

–Un país sin humor…

–No es un país.

–¿El drama del proceso?
–Ellos mismos.

–¿De la MUD?
–También ellos mismos.

–¿Dedicaría un talk show a la AN?

–Tal vez, si hubiesen canales por donde hacerlo.

–¿Se ríe de usted mismo?

–Sí, y no gano nada… Sólo pasa.

–¿Un comediante sin proponérselo?

–Otra vez, Chávez.

–Como comediante, ¿voto por él alguna vez?

–¡No!

–¿Mientras más crisis, más comedia?
–No. Depende del enfoque. Hay gobiernos buenos que también generan comedia. Hay comedias donde no hay crisis.

–¿Qué podrían aportar los comediantes al país en estos momentos?

–Si es comedia política, crítica. Ahora, fuera de cualquier trasfondo, risas.

–¿Qué tal un humorista de verdad en Miraflores?

–Ha habido intentos. Pudiera haberlo. No veo por qué no.

–¿Su candidato?

–Laureano Márquez pudiera parecer un presidente.

–¿Un mensaje de agradecimiento al gobierno por servir de inspiración?

–¡Nada! ..No quiero nada con esa gente.

–¿Y si le pidiera un montaje?

–Tampoco lo haría.

–¿Y a la oposición?
–Bueno, tampoco; la oposición está como la Vinotinto.

–¿La parte seria del humor?

–Todo lo que no ve la gente.  

–¿Prevé un desenlace tragicómico el 6-D?

–A todo se le puede dar un enfoque de humor, pero en este caso realmente no lo sé.

–¿Qué pasaría en Venezuela si también regulasen la risa?

–Es lo único que falta.