• Caracas (Venezuela)

Siete Días

Al instante

Pasos para defenderse

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Naremi Silva, abogada laboralista de la MUD, recomienda a los trabajadores que hayan sido despedidos sin justificación que recurran a la Inspectoría del Trabajo para exigir el reenganche, así como el pago de los salarios caídos.

El organismo fija días para atender a los afectados según su número de cédula de identidad. Allí se abrirá el caso a partir de la declaración que presente el empleado y una semana después podrá recoger su número de expediente. La instancia citará al patrono para hacer un acto de contestación, en el que se le pide reconocer que el demandante trabajaba en su plantilla, que fue despedido y que está amparado por la inamovilidad laboral, tal como lo establece el decreto N° 9.322 publicado en la Gaceta Oficial 40079, de fecha 27 de diciembre de 2012. Después comienza el procedimiento de consignar y evaluar las pruebas del caso, tras lo cual la inspectoría debe emitir una sentencia administrativa, un procedimiento que puede tardar entre 1 y 3 años.

Cuando el empleado no acepta el fallo de la inspectoría o quiere exigir el pago de cualquier concepto que considere que se le debe, o cuando el patrono no reconoce la sentencia, el demandante puede recurrir a tribunales laborales.  

Cuando una instancia pública despide a un funcionario de carrera debe abrirse un procedimiento administrativo según la normativa establecida en la Ley del Estatuto de la Función Pública. El funcionario debe ser notificado de las razones que justifican la apertura de un expediente y si no está de acuerdo, puede demandar ante un tribunal contencioso administrativo.