• Caracas (Venezuela)

Siete Días

Al instante

Ocio digital

La difusión de contenidos en tiempo real desde un servidor o streaming es una actividad que viene ganando adeptos para entretenimiento en el hogar, aún si todavía no existe una propuesta completa e integrada que facilite la experiencia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La difusión de contenidos en tiempo real desde un servidor o streaming es una actividad que viene ganando adeptos para entretenimiento en el hogar, aún si todavía no existe una propuesta completa e integrada que facilite la experiencia.

Pero es cada vez más común encontrar hogares que han optado por suscribirse a servicios como Netflix (casi 100 dólares al año) o Amazon Premium, que ofrecen una gran variedad de contenidos en streaming o usar dispositivos como Apple TV, o similares, para visualizar en el televisor los contenidos almacenados en un PC o disco duro externo. Incluso YouTube ofrece películas completas, además de documentales y videos de muy valioso contenido.

Probamos recientemente el dispositivo Chromecast, de Google, del tamaño de un Pendrive, que se coloca en uno de los conectores HDMI del televisor y que se conecta a la red wifi hogareña. Una vez conectado se puede transmitir contenido desde el portátil al televisor a través del  navegador Chrome, o bien desde la aplicación YouTube instalada en smartphones y tabletas Android o iOS.

Otra manera de escuchar música en casa es a través de aplicaciones como Tune in Radio, con centenares de emisoras locales y de todo el mundo, casi en cualquier género que deseemos explorar. La mayor especialización la encontramos en el servicio musical Pandora, aunque este requiere instalar en el PC o en el Smartphone una aplicación de VPN.

En el caso de Netflix la tendencia a ofrecer series originales ha resultado en excelentes producciones como House of Cards, Lilyhammer o la recién estrenada Marco Polo. Las series de Netflix tienen la particularidad de que se liberan todos los capítulos de la temporada desde el inicio.

Bits y bytes

Disco con chips

En varias oportunidades hemos abordado el tema de los discos “duros” de estado sólido, que no contienen partes móviles y que son mucho más rápidos que los discos duros convencionales. Hace un par de años, cuando comentamos sobre un disco SSD de 128 GB que instalamos en una portátil, el costo de ese modelo era de casi 400 dólares. En la actualidad un disco SSD de 240 GB cuesta en Amazon alrededor de 110 dólares, razón suficiente para emprender la mejor actualización que podemos hacer a la portátil.