• Caracas (Venezuela)

Siete Días

Al instante

MUD necesita arrasar en cinco estados para dominar la Asamblea

En Anzoátegui, Bolívar, Nueva Esparta, Táchira y Zulia están los circuitos más reñidos | Foto William Dumont / Archivo

En Anzoátegui, Bolívar, Nueva Esparta, Táchira y Zulia están los circuitos más reñidos | Foto William Dumont / Archivo

La alianza opositora debe ganar 84% de los diputados que se reparten en Anzoátegui, Bolívar, Nueva Esparta, Táchira y Zulia debido a que son las entidades con más circuitos reñidos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Anzoátegui, Bolívar, Nueva Esparta, Táchira y Zulia. La posibilidad de que la MUD obtenga 84 diputados en las próximas elecciones, lo necesario para tener la mayoría parlamentaria, está completamente ligada al desempeño que tenga en esos estados. Si no logra por lo menos 84% de las 43 curules que se reparten allí, la oportunidad de dominar la Asamblea se dificultaría bastante.

Esas entidades federales son las que concentran mayor cantidad de circuitos reñidos, en los que la diferencia promedio de votación entre chavismo y oposición en los últimos 5 procesos no ha sido superior a 10 puntos. 27 de los 87 circuitos de las próximas elecciones parlamentarias, que reparten 37 diputados, son de ese tipo y 19 están en los 5 estados.

La MUD debe ganar los 13 circuitos que están en juego en territorios opositores, además de los 37 diputados de las circunscripciones reñidas y otros 7 parlamentarios en 48 territorios con tendencia histórica chavista. La historia electoral reciente indica que 8 de esos espacios rojos son más propensos a sorpresas debido a que la diferencia promedio del chavismo es inferior a 15 puntos. Se ubican 2 en Caracas, 2 en Barinas y 1 en Falcón, Miranda, Monagas y Yaracuy. Allí también se deben enfocar los esfuerzos para hacer posible la victoria.

Estas distorsiones están vigentes desde 2010, cuando se redujo el número de diputados por escoger de manera proporcional y se cambió el diseño de los circuitos de varios estados.

A continuación el reto que enfrenta la MUD en cada una de las regiones del país:

Región Los Llanos
Necesita ganar 22% de los diputados
En su objetivo de alcanzar la mayoría simple, la MUD necesita ganar 6 de los 27 diputados que se reparten en los 5 estados que integran la región: Apure, Barinas, Cojedes, Guárico y Portuguesa. Para hacerlo debe evitar que el PSUV la doble en votación en alguna de esas entidades, con el fin de asegurar la obtención de un diputado por lista en todos los sitios.

En principio eso suena sencillo, pero se debe considerar que los Llanos es la región más chavista del país, lo que se nota principalmente en Portuguesa, donde el oficialismo ha ganado las últimas cinco elecciones por una diferencia promedio de 38,6 puntos.

El Partido Socialismo y Libertad generó las divisiones más importantes en este territorio y podría perjudicar al chavismo. En Portuguesa, por ejemplo, postuló en el circuito 1 a Yoel Acosta Chirinos, uno de los personajes más cercanos a Chávez hasta el año 2000. Esto le podría ayudar a morder en las bases oficialistas.

De las 14 circunscripciones que tiene la región, la oposición solo debería ganar una. Se trata del circuito 2 de Barinas, que reparte un diputado y está compuesto por los municipios más cercanos a los Andes. El espacio tiene una leve inclinación histórica hacia el chavismo, pero Henrique Capriles lo ganó el 14 de abril de 2013.

El circuito 1 de Barinas es importante porque reparte tres diputados, pero es un espacio donde el chavismo tiene fortaleza. PSL lanzó aparte a Aldemaro Sanoja, un sindicalista de Unete, lo que podría dar una ayuda a la MUD.

Región Occidental
Necesita ganar 63% de los diputados
En Zulia hay varias divisiones, tanto en el chavismo como en la MUD. La antigua dirección de Bandera Roja hizo un pacto en algunos espacios con la organización de la ex candidata presidencial María Bolívar, que se postuló en la circunscripción 4, de tendencia histórica chavista pero donde la MUD logró ganar en 2010 por 2,98 puntos.

En el circuito 2, reñido, PSL lanzó como candidato a Frank Luna, secretario de la Federación Unitaria de Trabajadores del Petróleo. Marea Socialista presentó  cuadros en varios espacios y el MAS apoyó a chavistas en algunos circuitos y a opositores en otros.

En Falcón el MAS postuló en el circuito 3, el de la capital y uno de los reñidos que debe ganar la MUD, a Aldo Cermeño, ex dirigente copeyano que fue gobernador de ese estado entre 1989 y 1995.

Otro estado en el que hubo alianzas entre disidentes fue Lara. En el circuito 3, que reparte dos diputados y es históricamente el más opositor, entre el MAS y Electores Libres postularon a tres candidatos: el diputado Eduardo Gómez Sigala, el ex dirigente de la MUD Pedro Pablo Alcántara e Hisvet Fernández, profesora universitaria con un programa en la televisión local. En esta circunscripción las divisiones solo podrían causar derrotas si alguno de los disidentes acumula más del 15% de votos.

En Yaracuy la MUD debe concentrar sus esfuerzos en el circuito 2, que tiene una leve inclinación hacia el chavismo pero que Henrique Capriles casi logró voltear en las presidenciales de 2013.

Región Oriental
Necesita ganar 55,2% de los diputados
La región, integrada por Anzoátegui, Delta Amacuro, Monagas, Nueva Esparte y Sucre, representa uno de los principales retos para la MUD debido a que tiene dos de los estados en los que debe arrasar ganando todos los circuitos, lo cual logró ya en 2010. Esta vez la situación no será fácil porque  hay divisiones serias que podrían afectar a la oposición en todos los espacios reñidos.

En el caso de Anzoátegui el diputado Marcos Figueroa, que en mayo había perdido las primarias en el circuito 2, se lanzó como candidato en esa circunscripción con el apoyo de Dale, un partido regional. Este espacio es el más favorable para la oposición, pero el PSUV podría tener ahora opciones si Figueroa acumula por lo menos 10% de los votos.

En la circunscripción 3, donde se encuentra Barcelona y se eligen 2 parlamentarios, el MAS postuló al diputado Luis Edgardo Mata, ex militante de La Causa R, y Dale propuso a Veruska Padrón, coordinadora de Proyecto Venezuela que había perdido las primarias en mayo. Lo reñido de este circuito hace que perder más de 5 puntos pueda ser decisivo.

El circuito 1 de Nueva Esparta tiene ahora más importancia que nunca debido a que escoge dos diputados. Pastor Heydra, que quedó segundo en las primarias de mayo, planea lanzarse con el MAS si el TSJ no obliga a la MUD a incluirlo en su plancha. Cualquier pérdida de votos podría ser la diferencia entre ganar o perder.

En la circunscripción 1 de Monagas las divisiones ponen en peligro al chavismo. El MAS está lanzando a Ernesto Rojas, hijo de Numa Rojas, cuya división le costó al PSUV la Alcaldía de Maturín en 2013. Este es un espacio con tendencia chavista, pero la MUD tiene oportunidad si un tercero roba 20% de los votos a su adversario. Aquí se reparten tres diputados y sería muy importante para la oposición ganarlos todos, pues el lugar tiende a respaldar electoralmente al oficialismo.

Región Andina
Necesita ganar 61,1% de los diputados
Táchira y Mérida son las dos entidades de la región donde la MUD está obligada a obtener buenas votaciones, pues Trujillo tiene una tendencia histórica favorable al chavismo y el único de sus cuatro circuitos en el que se ve posible ganar es en el 2, en el cual hay divisiones regionales que podrían afectar al PSUV.

En las elecciones parlamentarias de 2010 Copei aportó 35% de los votos de la alianza unitaria en toda la región, por lo que una eventual separación de este partido podría ser muy riesgosa para las elecciones de diciembre. El problema sería mayor en Táchira, donde la tarjeta de la tolda verde fue la más votada de la oposición en esos comicios, con 51% del apoyo del bloque.

A ese peligro se suma que EL y MAS ya postularon por separado en Táchira y Mérida, y juntos en el caso del primer estado. Allí preside la lista Sergio Omar Calderón, ex dirigente copeyano que fue gobernador de la entidad federal entre 1999 y 2000 y quien también competirá en el circuito 4, uno reñido y donde la división pudiera ser peligrosa para la oposición. El circuito más difícil para la oposición es el 3, el único que no pudo ganar en 2010 y en el que cualquier votación que pierda por divisiones puede ser fatal.

En Mérida EL se alió con Gente Independiente, organización regional  presidida por Léster Rodríguez, ex alcalde de la MUD en la capital del estado. El chavismo también va dividido por candidatos de Marea Socialista y PSL.

Región Capital
Necesita ganar 38,6% de los diputados
Esta región, integrada por Caracas, Aragua, Carabobo, Miranda y Vargas, es la que más diputados tiene en todo el país, con 44. Sin embargo, también es el territorio donde opera mejor el ventajismo a favor del chavismo, pues 24 de los parlamentarios están ubicados en circuitos con tendencia histórica oficialista y solo 3 en lugares reñidos, por lo que los resultados están mayormente decididos antes de ir a votar. Del resto, 12 se reparten por lista y 5 están en lugares favorables para la oposición.

La MUD necesita ganar el circuito 2 de Caracas, integrado por parroquias como San Juan y el 23 de Enero, y donde tiene como candidato a Jorge Millán, actual concejal de Libertador y dirigente de Primero Justicia. Este es uno de los lugares en el que puede influir la situación de Copei, partido que inicialmente tenía esta candidatura. EL y Marea Socialista cuentan con  postulados propios aquí.

Hay dos circuitos con leve tendencia hacia el chavismo en los que la oposición debe intentar ganar: el 5 de Caracas y el 4 de Miranda. En este último PSL presentó la candidatura de la sindicalista Marcela Máspero, lo cual puede dividir los votos chavistas, pero la oposición también va fraccionada debido a que EL postuló a la dirigente estudiantil Sairam Rivas y a Gabriel Puerta Aponte, que fue candidato opositor en esta circunscripción en 2010. Dado que es un espacio pro oficialista, la MUD necesitaría votos de chavistas descontentos que podría acumular Máspero.

Región Sur
Necesita ganar 82% de los diputados
Esta es la que menos diputados reparte, solo 11: 8 en Bolívar y 3 en Amazonas. Sin embargo, es importante debido a que la MUD debe ganar todos los circuitos porque tienen tendencia histórica reñida.

La circunscripción más importante es la 2 de Bolívar, constituida por todo el municipio Caroní, la ciudad de Puerto Ordaz, y donde están en juego 3 parlamentarios. La única vez que la oposición pudo ganar este territorio fue en 2013, con Henrique Capriles, y lo hizo por 0,39 puntos. Sin embargo, ahora tiene a su favor que el chavismo marcha dividido luego de que PSL y otros partidos postularon a dos personajes cercanos a los sindicatos: Edwin Sambrano, abogado laboral, y Alejandro Álvarez, sindicalista de la Siderúrgica del Turbio. En esta circunscripción Marea Socialista postuló a la diputada suplente del PSUV Yumelis Viloria, lo que representa una división adicional para el chavismo.

El circuito 3 de Bolívar otorga un diputado y ha sido ganado por la MUD en tres de los últimos cinco procesos, mientras que en el 1 se reparten dos parlamentarios y la oposición los ha ganado en dos de las últimas cinco elecciones. En este espacio el MAS postula a una ex dirigente del PSUV, Inesita García.

En Amazonas la MUD necesita vencer en el único circuito que hay, el cual  ganó el chavismo en 2010 debido a la división con PPT. El liderazgo de Liborio Guarulla será importante, pues este estado tiende a inclinarse a la oposición en procesos regionales y hacia el oficialismo en nacionales. No hay divisiones de importancia más allá de una ocasionada por el MAS con dirigentes propios.

Lea también:
Las divisiones que amenazan con desarmar la mayoría