• Caracas (Venezuela)

Siete Días

Al instante

Leyes migratorias a favor de los venezolanos están bloqueadas

En junio la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos bloqueó las iniciativas del presidente Barack Obama que podría beneficiar a los inmigrantes 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En octubre de 2015 se introdujo ante el Congreso estadounidense un proyecto llamado Ley para la Asistencia del Refugiado Venezolano, identificada como HR3744. Este recurso fue diseñado para otorgar la residencia permanente a aquellos venezolanos que llegaron antes de 1 de enero de 2013 y estimaban que se beneficiarían 90.000 personas. El mecanismo excluye a quienes participaron en actos de represión e incluye a venezolanos con órdenes de deportación que no hayan cometido delitos.

El congresista republicano del Sur de Florida, Carlos Curbelo, quien presentó la propuesta, expresó entonces que los venezolanos han sufrido durante las dos últimas décadas los gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro: “No pueden regresar a Venezuela donde serían víctimas de la persecución y la opresión. Esta ley permitirá que estas personas se puedan incorporar a nuestra comunidad y aportar a este gran país”. Aclaró que con esto “no se abriría las puertas al asilo automático”. De ser aprobada los venezolanos tendrían hasta el 1 de enero de 2019 para presentar las solicitudes.

Para el director de Refugee Freedom Program, Julio Henríquez, la ley murió al nacer: “No tiene futuro. Está engavetada desde el año pasado”. En un artículo que publicó en el sitio web del organismo que representa, insistió en que no se aprobará: “En ninguna de las oficinas de congresistas en el Subcomité Judicial sobre Inmigración y Seguridad en la Frontera, e incluso en algunas de las oficinas de los patrocinadores, recordaban el proyecto de ley. Tuvieron que investigar para siquiera dar una respuesta, lo que indica la poca o nula discusión interna que ha generado”. Manifestó que un congresista de alto rango político dijo que “por la manera como está redactada la ley, si se llegara a discutir, jamás sería aprobada porque es una solución excepcional que no está acorde con las soluciones migratorias que se han presentado para otros países en igual o peor situación que Venezuela”.

El presidente Barack Obama ha puesto en marcha planes para atender a los inmigrantes ilegales en suelo estadounidense. Henríquez menciona que los mismos no han aplicado para venezolanos: “Ninguna de estas acciones tienen un efecto para venezolanos. El grueso de la emigración de Venezuela se comenzó a sentir hace dos años”.

Sucede que estos programas presentan unas características y restricciones. Por ejemplo, la Acción Diferida para los llegados en la infancia, era para quienes entraron antes del 15 de junio de 2007 y que nacieron en o después de 16 de junio de 1986. Con su ampliación daba la oportunidad a más jóvenes de solicitarla y con menos restricciones: Los individuos calificaban si han vivido en Estados Unidos desde el 1 de enero de 2010, sin importar la edad actual. Henríquez concluye que no es imposible que algunos venezolanos se hayan beneficiado, pero la cantidad sería muy baja. En junio la Corte Suprema de Justicia bloqueó todas las acciones ejecutivas de Obama en el tema migratorio tras un empate técnico cuando fue votada. La Corte está compuesta por nueve magistrados, pero en febrero uno de sus miembros falleció: “Cuando se reemplace al quinto juez, en el futuro se podría debatir. Pero depende de quién resulte electo presidente de Estados Unidos. Por ahora nadie puede aplicar a este beneficio”, sostiene Henríquez.