• Caracas (Venezuela)

Siete Días

Al instante

Karim Salanova: La diputada que sabe legislar con el Ejecutivo en contra

La dirigente de Primero Justicia comenta que la clave para poder trabajar ha sido el respeto

La dirigente de Primero Justicia comenta que la clave para poder trabajar ha sido el respeto

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Antes de convertirse en la llamada “diputada 112”, Karin Salanova era la presidenta del Concejo Municipal del municipio José Félix Ribas, donde se ubica la ciudad de La Victoria. Allí la oposición obtuvo 7 de 9 concejales en 2013, pero perdió la alcaldía, motivo por el cual la MUD terminó controlando el Poder Legislativo y el PSUV el Ejecutivo, la misma situación que ahora existe a escala nacional.

“Hemos respetado a los dirigentes electos del oficialismo y los hemos tratado como a cualquier otro concejal. Tampoco bloqueamos los recursos que son necesarios para resolver problemas, pues ese dinero es del pueblo y la gente nos escogió para solucionar y no para caernos a golpes con el alcalde”, explica Salanova.

La dirigente de Primero Justicia comenta que la clave para poder trabajar ha sido el respeto. A pesar de que hubo algunas confrontaciones cuando les tocó asumir sus puestos, posteriormente se han visto obligados a seguir adelante. “La relación es como la de los padres que están divorciados pero tienen hijos en común, tiene que haber un margen de tolerancia y la gente está obligada a hablarse. Creo que esta experiencia demuestra que en la Asamblea Nacional también puede haber diálogo. El cambio que nosotros buscamos es que las voces de todos se escuchen”, comenta.

Salanova triunfó por 82 votos en el circuito 3 de Aragua, uno de los más chavistas de la entidad y donde el PSUV tendía a ganar por una diferencia promedio de 20,9 puntos porcentuales. Por consiguiente, su victoria es reflejo de los mayores logros de la MUD en las elecciones del 6 de diciembre: el cuidado de los votos y el avance en zonas típicamente chavistas.

“La crisis del país fue el elemento que terminó de impulsar nuestra victoria. El estado Aragua ha sido muy golpeado en los últimos años. Por ejemplo, en Tejerías la gente tiene más de 13 años sin que se termine el hospital local, para lo cual se han invertido más de 300 millones de bolívares. En Tovar los productores están perdiendo sus cultivos debido a que no encuentran fertilizantes. La gente quiere un cambio”, afirma la diputada.

En esta circunscripción la MUD también se benefició por la competencia directa entre los candidatos. Salanova es conocida de la zona, al igual que lo era su rival, Rosa León. Sin embargo, la postulada chavista llevaba más de 10 años como alcaldesa o diputada, por lo que personificaba el continuismo. El TSj admitió esta semana un recurso que introdujo León para impugnar la elección en la que Salanova resultó ganadora. A las amenazas, la parlamentaria responde: “Aragua que era un estado pro oficialista esta vez no los acompañó, hubo un rechazo directo a Rosa León. Si repitieran la elección estamos seguros de que volveríamos a ganar”.

El reto de Salanova ahora es impulsar legislaciones que sirvan de base para políticas públicas que empiecen a mejorar la situación en Aragua. “Tengo en mente el impulso de una ley de producción que beneficie al pequeño, mediano y gran productor; también una ley de pensiones para proteger mejor a los viejitos; y apoyar la escritura de la ley candado para que los recursos venezolanos no puedan ser usados en otros países”, recalca la dirigente.

Lo único que lamenta Salanova sobre la próxima Asamblea es que el número de mujeres continúa siendo bajo. “La regla de paridad de género fue positiva. En el futuro se debe seguir aplicando, aunque anunciándola con mucho más tiempo antes de las postulaciones”, concluye.