• Caracas (Venezuela)

Siete Días

Al instante

Caracas sin vicios ni basura

 Un dron puede costar 1,5 millones de bolívares

Un dron puede costar 1,5 millones de bolívares

Las productoras audiovisuales que ofrecen el servicio de drones se han multiplicado en el país. La versatilidad de los equipos los hace más útiles que una grúa 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Gustavo Maccio encontró un nicho de mercado gracias a su dron. El primero que tuvo lo compró hace un año con la idea de tomar fotografías desde el aire. Con el tiempo vio una oportunidad de negocios y ahora trabaja con Drone Tricolor haciendo tomas aéreas para productoras audiovisuales. “Es muchísimo más versátil que una cámara desde una grúa porque no tiene limitaciones de altura. El límite son las nubes; y permite movilizarse porque es muy portátil”. Opina que para volar estos equipos sí deberían existir ciertas regulaciones, comenzando porque los pilotos deberían estar certificados. “No es solo volarlos. Hay que entender la programación del equipo y tener sentido de orientación. En Venezuela la gente aprende a utilizarlos por ensayo y error o viendo tutoriales de adiestramiento en Internet”. Agrega que la mayoría de quienes los usan en el país lo hacen con fines recreativos.

Maroun el Asmar, director de DroneCcs, señala entre los beneficios del drone que se puede mostrar Caracas desde arriba “sin los vicios, ni la basura”. Coincide en la necesidad de que quienes los manejan cuenten con una licencia y opina que se deberían crear escuelas que enseñen a pilotarlos: “Si tienes un dron y lo chocas a más de 30 metros de alto, es muy probable que lo pierdas”. Incluso, si el aparato choca contra un pájaro se puede perder.

 

Plan de vuelo. Un dron puede costar 1,5 millones de bolívares, si se adquiere en el país. Si se compra fuera el rango se precios se amplía según sus características. Se pueden conseguir desde 50 dólares, aunque hay compañías que pueden personalizar el equipo de acuerdo con los requerimientos del usuario y en estos casos su precio puede ascender hasta los 20.000 dólares, explica Ramón Sayegh de Vector Dragonfly. “Hay equipos que pueden ser manejados hasta por dos o tres personas a la vez”, dice.

Sayegh señala que dependiendo de las características pueden ser más rápidos, revisar en tiempo real lo que se graba, no hacer ruido e incluso contar con cámara térmica, lo que facilitaría, por ejemplo, el trabajo de los rescatistas o los vuelos nocturnos. “Hay equipos que se elevan 500 metros de altura y pueden alejarse del control remoto hasta un radio de 5 kilómetros si no hay interferencias”. El manejo del dron se realiza con la ayuda de una tableta que indica cuánto se tiene de batería, la intensidad de la señal, la distancia a la que está el aparato y la altura, entre otros aspectos. “Funciona como una caja negra, que muestra el historial y las horas de vuelo”.